“Esto no una exposición, es una celebración”. Lo dice el ilustrador valenciano Lawerta, que cumple una década haciendo lo que más le gusta, dibujar, sobre la muestra 10 años haciendo lo mismo que se puede visitar en Lanevera Gallery, hasta el próximo 22 de octubre. Sus paredes recogen algunas de sus obras más recientes, de trazo siempre reconocible, que al mismo tiempo capturan por lo que tienen de particular.

Color o poderoso blanco y negro, tamaños y técnicas diferentes, retratos y gente haciendo cosas. Un universo que se inspira en la realidad que nos rodea (café y prensa un domingo por la mañana, alguien comiendo noodles, o encima de un monopatín, o tomando el sol, o encendiendo un cigarro, o tocando un teclado, o mordiendo una fruta o con una cinta métrica en la mano), estampas en pausa, reconocibles, cercanas, que traspasan esa actividad corriente y proyectan muchas historias y vidas por contar.