Jorge Cabezas Montañana.

Jorge Cabezas Montañana es editor en Fuera de Ruta y librero en Somnis de Paper.

 

¿Somos los que leemos?

Sí, sin ninguna duda, Hay una frase de Fran Lebowitz que dice “Piensa antes de hablar. Lee antes de pensar”. Aunque suena muy manido, es así, leer nos hace pensar y ser críticos. Y creo que cada vez es más importante ante la avalancha de información y fake news que hoy en día nos llegan.

Un buen libro debe hacerte pensar y dejarte marca, si lo terminas y no te ha aportado nada, es como si no lo hubieras leído. Sin embargo, cuando lees un libro que te marca siempre te llevas un poquito contigo.

Un libro de tu infancia:

Pues tengo mala memoria, muy mala memoria, pero con esta pregunta me has hecho viajar a mi infancia. Sigo sin recordar un libro concreto, pero recuerdo una colección con mucho cariño, Los Libros de los Gnomos. Era una colección que te explicaba cómo vivían, sus relaciones sociales, sus amistades con los animales. Era como una enciclopedia de los Gnomos. Por cierto, no sé que fue de ellos, ni de los Gnomos.

Un libro de tu adolescencia:

Buff, tengo un gran recuerdo de Drácula, de Bram Stoker. Fue el primer libro que me hizo entrar de lleno en la historia dejando volar la imaginación y pasando incluso miedo en algunos momentos. Fue de esos libros que no querías parar de leer.

Un libro de tu juventud:

Relatos de un náufrago, de Gabriel García Márquez. Para mí fue ese libro que marcó la diferencia y me invitó a seguir leyendo en una edad que tienes muchas distracciones. Un relato estremecedor que al igual que Drácula te hacen que quieras leer más, porque si has descubierto este libro ¿cuántos más puedes descubrir?

Un libro actual:

Los últimos libros que más me han marcado han sido No digas nada, de Patrick Radden Keefe, una historia de Irlanda y del IRA Provisional, un ensayo con un trabajo increíble detrás. Otro libro que me ha gustado mucho es El peón, de Paco Cerdà, un libro que habla de una partida de ajedrez que jugaron en Estocolmo Arturito Pomar y Bobby Fischer, y mientras nos cuenta las vidas de ambos, en cada capítulo habla de un peón de algún movimiento, los anarquistas, el movimiento negro en EEUU… y de la importancia de estos. Algo más reciente, La anomalía, de Hervé Le Tellier, me tuvo muy enganchado un fin de semana, este libro nos cuenta qué pasaría si un avión aterrizara dos veces con las mismas personas en dos momentos distintos.

Un libro de siempre:

El corazón de las tinieblas. Era uno de esos clásicos que tenía pendientes y que disfruté mucho. Joseph Conrad nos deja claro lo gran novelista que era en este libro, donde además podemos disfrutar de una gran dosis de crítica contra la colonización europea.

Un libro por leer:

La verdad es que hay unos cuantos que me quedan por leer, pero al que le tengo muchas ganas y de este verano no pasa (ya lo tengo en casa) es Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano. Un libro que conocí durante la carrera con las lecturas de algunos fragmentos y desde entonces lo tengo pendiente.

Un libro que no pudiste acabar de leer:

Hay dos libros que no he podido terminar y me ha dado mucha rabia. Uno es Lectura fácil, de Cristina Morales ,y el otro la Divina comedia, de Dante. Aunque son dos libros completamente diferentes, son dos espinitas que tengo clavadas y que algún día tendré que retomar su lectura, pero no creo que sea en un futuro próximo.

Un libro que te gustaría haber editado:

Pues lo he citado antes, me hubiera encantado editar No digas nada, me encanta la historia de Irlanda y siempre ha despertado en mí un gran interés la historia del IRA. Tirando de clásicos me hubiera gustado mucho editar prácticamente cualquier libro de Eric Hobsbawm.

Un libro que te gustaría que existiera:

No sabría decirte, existen muchos libros que tengo ganas de leer y muchos que todavía no sé que quiero leer porque ignoro su existencia. Cuando termine mi lista de libros pendientes te diré cuál sería el libro que me gustaría que existiera.

3 cosas que te gustan más que leer:

3 cosas que me gustan más que leer… No sé si más, pero seguro que igual, un buen concierto de alguno de los grupos que me gustan y que hace mucho que no veo por la pandemia, alguna peli o serie, o una buena cerveza fría, si puede ser artesana mejor que mejor.