Diseño Pantallas

Ausias homenajea a la Línea Clara valenciana en sus carteles para La Cabina

El diseñador valenciano Ausias Pérez firma la imagen del Festival Internacional de Mediometrajes de València La Cabina (21-29 de noviembre) de este año. Un doble cartel protagonizado por los edificios de las dos principales sedes del certamen, el Rialto y La Nau.

Ausias, creador del artwork de artistas como Rosalía, Nathy Peluso o Los Chikos del Maíz, de la recién renovada imagen de La Mutant y el Teatre El Musical o de la cerveza Zeta, responde a nuestra preguntas.

¿Qué ha significado para ti realizar la imagen de La Cabina?

He seguido el festival desde hace unos años y ha sido una buena manera de aportar mi grano de arena a un proyecto donde ponen en alza el valor del diseño y le dan visibilidad, además de hacerlo con artistas locales.

¿Cómo surgió la idea del doble cartel y del protagonismo en ambos de sendos edificios /sedes del festival?

La idea inicial era utilizar la arquitectura como eje de la imagen del festival, al haber dos sedes tuve que dividir el cartel en dos partes y encontrar una estructura coincidente entre ambas, la noche fue una solución para igualar el color de las dos edificios.

Ausias Pérez.

¿Qué quieres transmitir con la imagen diseñada?

A parte de la comunicar un festival de cine y lo que ello conlleva, el cartel tiene una segunda capa a nivel formal y cromático, donde he intentado traer de nuevo al 2019, actualizada por un entorno digital, la que para mí fue la época dorada de la ilustración valenciana: La Línea Clara.

¿Qué factores tuviste en cuenta a la hora de diseñar la imagen (que se trataba de un festival de cine, su relación con la ciudad, que debe ser algo que la gente debe asociar enseguida con La Cabina nada más verlo,…)?

Uno de los objetivos cuando hago un  proyecto como este, donde el cartel es un icono en sí mismo, es que el público quiera coleccionar el cartel. El uso de edificios de la ciudad hace que tenga un carácter popular y que la gente lo identifique como propio, a mucha gente le encanta la idea de llevarse un trocito de la Filmoteca o de Espai Verd a su casa.

¿Cómo ha sido el proceso creativo?  ¿Fue la primera idea que tuviste o tuviste que aparcar algunas otras porque no te acababan de convencer o eran irrealizables?

La organización me propuso trabajar un homenaje a las sedes por mis trabajos anteriores relacionados con la arquitectura, fue sencillo desde ese punto. Diseñamos un sistema modular basado en las partes de la Filmoteca y de ahí deconstruimos La Nau para adaptarla al mismo sistema.

¿Qué papel (más allá del informativo) desarrolla la tipografía en la imagen y por qué la has elegido así?

Por el mismo motivo que la ilustración transporta los pósters de Valencia en los 80’s hasta ahora, la tipografía está elegida en el mismo sentido. Aunque forma parte de un movimiento anterior, está elegida por su carácter geométrico y retrofuturista en consonancia con el dibujo. En este caso no he intentado ser innovador con la tipo, simplemente quería aportar otro ingrediente para crear esta atmósfera que me recuerda a las imágenes que me rodeaban en la infancia y que echo de menos en la ciudad, los cómics de Daniel Torres, Micharmut, carteles de Joan Verdú y Miguel Calatayud, etc.

¿Pesaba la responsabilidad del encargo viendo la nómina de los que te han precedido (César Sebastián, Cachetejack, Escif, Paula Bonet, Carla Fuentes, Luis Demano, Jorge Lawerta, Estudio Menta, Julia Valencia, Mireia Pérez o Gloria Vilches)?

Siempre es un placer compartir line up con viejos amigos como Escif, Lawerta o las Cachete. Celebro que La Cabina ponga en valor a los artistas locales, espero que sea un precedente para muchos más festivales.