Foto: Aleksi Tappura (stockio).

Un año más, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha concedido los premios a los libros mejor editados y a las librerías que han destacado por su trayectoria o innovación. Aquí podéis consultar el listado. Leemos en la nota de prensa: “Son unos premios honoríficos que tienen como principal objetivo incentivar la producción de las empresas editoriales valencianas, en cualquiera de las dos lenguas oficiales, con iniciativas que propicien una mejora del libro valenciano, tanto en su aspecto técnico y formal como artístico, así como incentivar las iniciativas y actividades de los libreros valencianos que contribuyan a la difusión del libro y fomenten los hábitos de lectura”.

No se nos ocurre mejor manera de incentivarlo que convirtiendo estos premios honoríficos en unos premios con dotación económica. No se nos ocurre mejor manera de que contribuyan a la difusión del libro y fomenten los hábitos de lectura, que la entrega de los premios se haga en una gala retransmitida por À Punt (como ocurre con las de la música, el audiovisual o las artes escénicas) y no en un acto por la mañana al que solo acaban acudiendo familiares de los galardonados.