El Aprendiz

Cuatro placeres sin complicación

Hay que reivindicar el placer de los bocados sencillos sin más aderezo que una buena materia prima y algo de gracia en forma de aceite, o un buen condimento. Al igual que uno visita una ciudad atraído por un único monumento, a estos lugares valdría la pena acudir con burreras para catar ciertos tesoros de su carta. Ojo, no son hallazgos a precio de oro.

El turista solitario

El turista decide emular, a su manera, al protagonista de uno de sus cómics favoritos, y va a cenar a tres sitios a los que no ha ido nunca, alejados entre sí y para tomar únicamente una tapa en cada uno de ellos. Pasen y lean el resultado.

Cargando

PUBLICIDAD

Boletín


Empieza el fin de semana con una selección cultural que incluye noticias, fotografías, historias y mucho más.



* Campo obligatorio

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD