rock

El viaje de los sonidos

Agonizaban, musicalmente, los años ochenta y en Valencia otro grupo volvía a adelantarse en el tiempo. Terminal Sur apostaban por fusionar el pop, la rumba o los ritmos magrebíes en un disco al que no le sobraba ni un arreglo ni una estrofa.

Los reyes del glam

Las canciones de Vamps eran (y son, para qué engañarnos) irresistibles. Esa mezcla perfecta entre punk y glam, de estribillos adictivos, se tradujo en un fantástico disco a finales de los ochenta. José Vicente Ferrando (guitarra y voz del grupo) viaja hasta entonces para recordar todo lo que envolvió a la formación de la banda y a la grabación del álbum.

El músico de dibujos animados

Como si The Clash hubieran surgido en los años cincuenta. Como si Bob Dylan se hubiera levantado un día con la voz de Darren Hayman. Como si John Lennon hubiera cambiado al Maharishi Mahesh Yogi por la discografía de Violent Femmes. Así es Ezra Furman.

Tote King no se acaba nunca

Tote King ha vuelto y tiene ganas de que todo el mundo se entere. “78”, como el año en que nació, es el título de su nuevo disco. De nuevo, letras cuidadas, dardos llenos de crítica mordaz, referencias culturales y cierta obsesión por captar el momento.

La elegancia de la tristeza

En el punto exacto entre la epicidad y la melancolía, entre el rock de guitarras y la psicodelia emergente, entre la tristeza sónica y las luminosas melodías. Justo ahí se sitúan Lost River Bastards, grupo valenciano que anda enfrascado en la grabación de su segundo disco, “First II”, continuación de las tres canciones que dieron lugar a “First”.

Asco, angustia y fuego

Guillermo Artés ya avisa de sus intenciones desde la portada, transmutado en una especie de Walter White. No ha cambiado de vida tan drásticamente como el protagonista de “Breaking Bad”, pero su música sí. El pop o el folk de anteriores aventuras ha dado paso a un furioso rock and roll de enérgica base blues bautizado como Pentatronika. “Fuego” se llama el primer artefacto.

Cuando la distancia no es el olvido

“Una ciutat invisible” es el segundo disco de Tardor, once descargas de rock nervioso de guitarras, con cierto aire épico y algún que otro guiño pop. ¿The Killers a la valenciana? Sería demasiado reduccionista. Canciones como “Ontàrio” o “Vint-i-set” les ponen muy delante en la pole position.

Pómulos, mandíbulas y corazones contentos

Lanuca (Ángela Bonet) tiene nuevo disco, “Gran Mandíbula”. Un álbum de siete temas que, como se puede leer en su contraportada, “está dedicado a todos los que sondean el abismo al menos dos veces al día”.

Canciones que hacen revivir

Second Coming ya llevan casi veinte años juntos. Grabando canciones, dejándose la piel en los conciertos, rindiendo tributos a sus héroes musicales y derribando límites estúpidos todo ese tiempo. Nunca han ocultado su querencia por el revival mod británico, pero eso sí sin renunciar a otros sonidos como el brit pop o las melodías de origen mancuniano.

La lógica del amor

Sons of Bill son el secreto mejor guardado de Estados Unidos. Cuatro discos les contemplan. Pero, discos discos. Como se entendían antes. Sin rellenos que esquivar. “Love and logic” (cuatro estrellas sobre cinco en The Guardian) es su más reciente ejemplo. Una obra maestra.

Es difícil olvidar que él lo hizo primero

Sólo le he dado una vez en mi vida un disco a un dj para que pinchara una canción. Fue hace treinta años y fue un domingo por la tarde. Los domingos por la tarde de la adolescencia de instituto tenían esa calma viscosa de un gazpacho casero dejado reposar.

Cargando

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Septiembre suena…

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Newsletter




* Campo obligatorio

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD