Moda

La moda cotidiana

DSC_0401
Foto: Eva M.Rosúa

Uke es moda sostenible en el tiempo y en el espacio. Para entendernos: si tuviéramos que encapsular ciertas prendas que explicaran a futuras generaciones como se entiende la moda de la cotidianidad, pero que a la vez que encandilaran a los descubridores de la cápsula, estas serían sin duda de Uke. Una firma que desde Valencia y con mucho esfuerzo, ya está conquistando el mundo. Y no exagero. Con Nancy Tarrasó y Álvaro Cano, tándem cerebro-creativo de Uke, analizamos la marca.

Uke nace con vocación de marca. ¿Qué línea separa las nociones de marca y diseñador? En definitiva, hablamos de prendas diseñadas originalmente por un equipo creativo.
Álvaro-
Queríamos contar algo a la gente. La relación de Nancy con el mundo de la moda nos hizo lanzarnos con una marca. Estuvimos reuniéndonos con gente del sector para asesorarnos.

Nancy- El concepto de marca contemporánea es relativamente nuevo. No somos una marca alta tipo Lanvin o Prada, ni tampoco baja tipo Zara. Hay un nicho de mercado como a mitad que es el high-end market, para un nivel adquisitivo medio-alto. Se trata de una mujer entre 30 y 50 años más o menos, que consume marca contemporánea. Es una mezcla entre moda-moda pero muy ponible. Lo que se ve en la pasarela, pero llevado a la calle. Por ejemplo, marcas que ahora están haciendo esto, junto a las que nosotros vendemos en tiendas son Kenzo, Carven, ACNE… Los compradores cuando van a París o Milán se encuentran una división de ferias: las hay de marcas contemporáneas, de Alta Costura…

A- No queríamos tanto una marca de autor, sino que su perfil fuera más bien,un concepto con una historia detrás, de la que derivara el diseño. De ahí el término que hemos acuñado de minimalismo soleado. Es por eso que elegimos el nombre de Uke, “semana” en noruego, como un guiño al diseño escandinavo, junto al toque soleado que viene de nuestra aportación personal. El toque español que Nancy y yo damos a la marca. Tendiendo claro eso, puede entrar más gente a aportar.

¿Cómo consigue una marca nueva generar confianza?
N-
Es muy difícil. Al principio, vernos a los dos jovencitos… La confianza se gana cumpliendo con las colecciones, sirviendo a tiempo. Porque primero te hacen un pedido pequeñito para probar, a ver que tal funcionas.

A- Para ello, ha sido fundamental la figura de nuestro patronista, Julio Martín-Corral, que lleva 25 años de experiencia en el sector y es el que se encarga de toda la parte técnica. Sabía de plazos, tiempos, confección, acabados de prendas… Es la tercera pata de Uke.

N- Nuestro tesoro. Además hace el control de calidad en los talleres, de todo el proceso de producción. Nos sugiere cosas. Y nosotros también le sugerimos. Es un proceso común.

¿Existe la división de funciones clásica entre vosotros: uno los números/otro la creación? Álvaro tu vienes del mundo de la empresa y tú Nancy eres licenciada en Publicidad.
A-
 Existe pero en cada uno de nosotros (risas). Yo he estudiado derecho y después hice un máster MBA de Empresa por la Universidad de Deusto. Eso es lo que me enseñó mucho de empresa y marketing. Pero no te sabría decir de dónde viene el diseño. Me ha gustado la moda como consumidor. Y estando al lado de Nancy, siempre me ha llamado la atención. Una vez que nos metimos, le dije a ella que quería estar en la parte creativa. Es un mundo que me apasiona porque es infinito. Por mi forma de ser no me iba tanto el tema administrativo.

N- Tenemos doble no, cuadruple identidad cada uno (risas). Yo estudié en el CEU y luego hice diferentes másteres en dirección de empresa, y otro en moda en la St. Martin´s. Luego estuve en Engloba dirigiendo un departamento de tendencias de mercado, moda, consumo… Analizando nuevos negocios para otras empresas, nos entraron ganas de hacerlo nosotros. La parte del business es fundamental. Diseñamos los dos al 50%, y nos complementamos muy bien; a él se le ocurre algo y lo ponemos en común, lo complementamos juntos. Como sólo somos tres personas (con el patronista) hay muchísimas funciones que hacer: comercial, prensa, comunicación, facturas, diseño…

A- De hecho no hacemos nada al 100%. Nada.

Sois multitarea.
A-
 Si nos dedicáramos sólo 100% al diseño… Es que hemos estado durante tres años vendiendo a Japón desde nuestra casa. Imagínate. El paso de establecernos en este estudio (en Gran vía Marqués del Turia), nos da la oportunidad de crear un equipo y empezar a delegar para dedicarnos plenamente a aquello en lo que aportamos valor.

N- Si tuviera todo el tiempo del mundo para diseñar podría darle mil vueltas a todo. Es en lo que estamos trabajando ahora: consolidar la marca y que sea aún mejor. Pero ya se sabe cómo son los inicios. Es que somos una marca muy joven, llevamos sólo cuatro años, desde el 2010. Para una marca, eso es muy poco tiempo.

Y en muy poco tiempo casi habéis conseguido hito por año: 2012 estar presentes en la tienda de Japón de Open Ceremony, 2013 showroom en Nueva York, 2014 candidatos al Who´s on next de Vogue España…
A- Lo de Open Ceremony fue un puntazo. Si me hubieran preguntado dónde me gustaría exponer mi marca, hubiéramos contestado que allí. La selección de marcas que hace es espectacular, estuvimos junto con Carven, Acne, Alexander Wang… Luego ellos han acabado siendo directores creativos de Kenzo. Nos dio tal subidón que nos eligieran.

N- La compradora de Open Ceremony Tokio vino a la Feria de París directa porque le enviamos un email (al igual que a varios compradores). Y vino a vernos, aunque no era a esa feria a la que solían ir en París (estábamos en la Tullerías en el centro) porque no era la top en la que por ejemplo, estamos ahora que es Tranoi (en la Bolsa de París). Todo ocurre en París en la misma semana: ferias, showrooms, desfiles… Imagina la competencia que hay. Es tan difícil atraer a los clientes. Vino, pasó, la vio, y de repente nos da la tarjetita y leemos los dos ¡Open Ceremony buyer! Teníamos además un estand enano y empezó a hacer una selección y escogió casi toda la colección. Quería decir que le gustaba mucho y quería representarla muy bien. Parecía muy emocionada, cuando los que estábamos emocionadísimos éramos nosotros. En la colección de FW 14 vino también, hizo una selección pero no la acabó confirmando.

¿Por qué?
N-
 Hemos tenido mala suerte. Justo ahora en Japón el consumo está mal, según nos cuentan los compradores.

A- Se está devaluando el yen, y el euro está muy caro para ellos. Hasta ahora había sido al revés. Esto hace, que vuelvan a comprar moda japonesa, local; para no pagar aranceles. El producto europeo les sale carísimo en este momento de su economía.

París, Japón, EEUU han sido y serán países importantes para Uke. ¿Por qué? (en una palabra)
N-
 París, la exposición.

A- Japón, el mercado internacional.

N- El mercado más fuerte, dónde más gusta Uke.

A- EEUU, la aspiración.

DSC_0440
Foto: Eva M.Rosúa

Pero el campamento base, ¿siempre en España, siempre en Valencia?
N-
 No nos cerramos tampoco.

A- Valencia es la caña. Si podemos cerrar el círculo y podemos vivir aquí sería perfecto. Pero eso ha implicado muchos esfuerzos y que esto sea mucho más difícil. Nosotros desde Valencia creando moda, sin duda estamos más alejados de este mundo en el que son tan importantes los contactos, estar próximos a los prescriptores…

Esa parte de la moda de relaciones públicas ¿cómo la lleváis?
N-
 Nos gusta más la parte del diseño, la creatividad, la empresa… Esa parte que es muy importante nos colea y además estando aquí en Valencia es más difícil. También por tiempo, porque eso también requiere tiempo. Pero de momento nos compensa vivir aquí.

Y os apoyáis en los showrooms, esas agencias de colocación de moda en otros países.
N-
 Sí, más o menos, el showroom es eso. Es un agente comercial que es el intermediario. Él expone tu colección y los compradores van al showroom a comprar. Los hay sólo para clientes franceses, italianos, españoles… Nosotros estamos en uno que está en Milán que es internacional, es decir, van de Estados Unidos hasta japoneses, pasando por rusos, indios… Estamos junto a Nº21, MSGM, Gianbattista Balli, Adam Lippes, Drome (que es una colección de piel muy bonita). Y luego un montón de italianas como Erika Cavallini, marcas coreanas… Un poco de todo. Aprendes mucho estando allí.

A- Es muy importante. Primero empiezas con las ferias, pero la idea es ir cogiendo a un agente que te cuide la marca en cada uno de los paises. La feria complementa, mucha gente va directamente a las ferias para descubrir algo nuevo que no se expone en los showrooms.

¿Funcionáis de este modo en España?
N-
 En España vendemos de momento nosotros y tenemos un showroom de comunicación en Madrid. En el press day se expone la colección que corresponda y todas las estilistas, directoras de moda… acuden a ver las colecciones nuevas para las producciones que van a hacer. Porque por ejemplo a mitad de diciembre, ya sale el número de enero de las revistas con prendas de verano.

¿En qué punto está el made in Spain?
A-
 A nivel de otros sectores sí que se valora, pero a nivel moda no. Ser una marca española no nos ha ayudado.

N- A nivel alimentación y calzado está valorado. Cuando explicamos que nuestra ropa está diseñada y confeccionada aquí, se valora que no esté hecha en China o en Turquía, por ejemplo. Pero no es un made in Italy o France.

A- Yo estoy muy contento con el tema de Delpozo. Ojalá le vaya bien en EEUU porque puede abrir una buena brecha por ahí. También Pedro del Hierro Madrid con Carmen March lo está haciendo muy bien vendiendo allí. A nivel moda low cost somos los número uno y en eso, sí que se valora muchísimo.

El manifiesto de marca, como has indicado, es un concepto que acuñáis: “minimalismo soleado”. Ropa que perdura en el armario. Me imagino que hay una vocación por hacer moda sin caducidad ante el paso de las temporadas.
N-
 El mass market (Zara…etc) va muy deprisa. Queremos que nuestra ropa sea versátil. Para el lunes, martes, miércoles… (de nuevo el término “uke”, “entresemana” en noruego). Que sea una compra inteligente que durante toda la semana te la puedas poner. Bien para ir a trabajar, o que por la noche le des un giro y con un clutch o un tacón, te vayas a un cóctel.

Vuestras señas de identidad son la simplicidad geométrica en las formas, los colores puros y los tejidos naturales.
A-
 Partimos del minimalismo. El inicio es una prenda muy básica y a partir de un patrón básico le damos nuestro toque personal desde la sencillez. Patrones fáciles de poner con un giro, una vuelta. A veces dejas que sea el propio cliente el que le dé ese giro a una prenda básica. Nos gusta ver cómo la combina.

N- A veces combinan prendas incluso de la propia colección y dices “ostras, mira qué chulo, no lo habíamos pensado”. La gente interactúa y eso es muy guay.

A- Acaba perfilando lo que es el diseño de la marca. Y eso nos gusta.

¿Hasta qué punto revisáis la Historia de la Moda, del vestir, para obtener inspiración en vuestras colecciones?
A-
 Nos gusta mucho. Tenemos como referentes a las actrices del Hollywood del esplendor, superelegantes. Nos encanta Mad Med, y su estética de los 50. Y esa evolución posterior a los 60. Es muy bonito revisar estas épocas.

N- Y también a actrices como Katharine Hepburn por su binomio entre masculino y femenino tan particular con tanta fuerza. O los años 40 y la estética deportiva del tenis, ese sport-chic muy elegante.

IMG_3238
Foto: Eva M.Rosúa

¿De dónde habéis partido para la colección de este otoño-invierno?
N-
 Lo hicimos por líneas de formas: la línea de los volantes, la de los cortes…

A- Por familias. Arrancamos con la idea de hacer abrigos para esta temporada con hombros más caídos, más relajados porque hasta ahora los habíamos hecho más estructurados. Pero les queríamos dar nuestro toque personal, para no ser un abrigo que se hubiera ya visto. Diseñamos lo que es una solapa con forma de corazón, y a partir de ahí se desarrollaron muchas prendas divertidas. Acabamos el concepto, cerrando con un detalle que es un pespunte en forma de corazón y un “I love you”. Luego había otra familia con un corte transversal que se desarrollaba en diferentes tipos de prendas.

N- Son detalles que igual no se perciben a primera vista pero que dan la homogeneidad a la colección.

Los referentes culturales de Uke son la vanguardia de principios del siglo XX, el minimalismo de los 90 y el diseño escandinavo. ¿Qué nombres propios destacaríais en estos tres periodos?
A-
 Todos los -ismos nos interesan en el proceso creativo. El cubismo nos inspira en la geometría del patronaje. Formas simples, encuadradas, con triángulos que rompen las simetrías. Parten del inicio de una forma. En cuanto al minimalismo de los 90, John Pawson el artífice de la arquitectura de las tiendas de Calvin Klein es un referente. O Jil Sander cuya revolución a nivel moda fue brutal. En cuanto al diseño escandinavo, Alvar Aalto.

N- Y aunque no somos una marca pop, nos interesa el pop-art. Es una educación visual que la tienes en la cabeza y deriva de alguna forma en los diseños. Porque no es que busquemos siempre el minimalismo, pero si que partimos de ahí. En cambio, la colección de verano tiene mogollón de color, no es para nada minimalista.

A- La balanza entre arte y moda la tienes que tener bien equilibrada. Muchas veces partes de una prenda básica y empiezas a ponerle por aquello del apellido “soleado” de nuestro manifiesto… Y el resultado ha sido más soleado que minimalista (risas) A veces ocurre que es la propia gente la que nos ha llevado ahí.

N- Sí, porque algunas prendas conunas formas geométricamente tampoco muy complicadas tipo Rei Kawakubo tenían difícil salida comercial. Ahora por lo que observamos en las marcas y las ferias, los prints están muy presentes. Nosotros, dentro de nuestro espíritu minimalista, intentamos también seguir esa tendencia que es lo que quiere el mercado. Y a la vez, es un reto para nosotros porque evolucionamos como marca. No vas a estar siempre haciendo lo mismo.

A- Aún así, seremos siempre mucho más minimalistas que el resto.

Y precisamente, en la colección de este otoño-invierno incluís por primera vez un estampado (de pájaros). ¿Lo habéis diseñado también vosotros? ¿Incluir estampados en una colección es más arriesgado?
N-
 Era la primera vez y nos ha costado muchísimo llegar a él. Es un estampado que va con nosotros, arty, dibujado a mano alzada… Buscando por Instagram inspiración y ilustradores, encontramos a una chica francesa, Prune Cirelli, que tenía ese trazo de acuarela que nos gustó mucho. Le dijimos los colores que queríamos y nos los hizo. Una vez diseñado y escaneado, lo enviamos a la tintorería de Italia que es donde nos hacen el tejido con las indicaciones de estampación (en este caso era all over porque queríamos que el motivo se repitiera por todo el tejido). Todos nuestros tejidos son italianos, franceses y japoneses. La piel y la confección se hacen en España. Y sí que es verdad que incluir estampados es arriesgado, pero luego nos hemos dado cuenta que a nivel prensa o ventas, ha funcionado muy bien. La gente identifica la marca.

A- Y en un momento como el que estamos, que llevamos cuatro años de querer posicionar la marca, de tener visibilidad, es un camino.

N- Han funcionado bien los pájaros, que pertenecen a la colección de este invierno. Pero ya hemos vendido la colección del próximo verano con estampado de peces de la misma ilustradora, y también ha funcionado bien.

IMG_3220
Foto: Eva M.Rosúa

El uso del tejido vaquero es muy típico en vuestras colecciones sean de verano o invierno.
A-
 El tema del denim era bastante retador para nosotros porque se había hecho todo en este mundo. Queríamos partir de nuestro manifesto, a ver que podíamos plantearnos con este tejido. Siempre queremos hacer un denim más arreglado, sin pespuntes, muy limpio. Aquí todas las marcas han hecho denim pero era un poco lo mismo.

Habéis además empleado otros tejidos como la rafia, viscosa, algodón… E incluso mezclas con resultados divertidos: organza-popelín. Esta experimentación en los tejidos es ya un trabajo en sí, ¿cómo la organizáis?
A-
 Es muy importante y cada vez le damos más importancia. Nosotros vamos siempre a la Feria de París Première Vision y es ahí donde empieza el trabajo de búsqueda. Nos vamos haciendo a los proveedores que más nos gustan. Ha sido un trabajo de cuatro años en el que vamos siempre mejorando. Nos gusta que si partimos de una prenda básica ese “toque soleado” lo dé el tejido con su textura, que sea especial. También hemos llegado nosotros a desarrollar nuestros tejidos como un plisado horizontal y vertical (con un entretelado que lo estabiliza) inspirado por el origami para la temporada AW13-14.

¿Tejido y forma son un binomio de estrecha relación cuando hablamos de diseñar una prenda?
A-
 Sí, siempre ha de casar mucho el patrón con el tejido que escoges. Es una de las cosas que hemos ido aprendiendo como fundamental. Puedes tener un tejido muy especial que como no aciertes el patrón, y viceversa.

Hay cierta desinformación sobre los tejidos sintéticos entre los consumidores que de entrada, los rechazan. Pero no todo el poliéster es el mismo poliéster.
A-
 Siempre queremos apostar por tejidos naturales pero cuando hemos querido introducir por ejemplo, el plisado, es importante ir al poliéster. Pierdes algo de tu esencia pero nos somos ni puristas, ni radicales. Y hay poliésteres increíbles que incluso son mucho más caros que los tejidos naturales. El que elegimos, entrelazado con tul a la hora de plisar, quedaba espectacular.

DSC_0461
Foto: Eva M.Rosúa

Nancy has dicho que “Las tendencias de mercado utilizadas desde otro enfoque se convierten en herramientas para la innovación”.
N-
 Nosotros estamos en constante contacto con las tendencias. Cuando vas por la calle por París, Milán, Madrid o en Valencia (menos); en las revistas, por internet… Pero si sigues la tendencia al pie de la letra, primero corres el riesgo de llegar tarde porque seguramente ya habrá pasado. Y segundo, que aparte tú tienes tu mundo interior que mezcla toda la información de músicas, películas, libros, arte gráfico, tejidos… Y hablamos mucho, muchísimo, para darle vueltas a las colecciones. Al final, todo eso es una coctelera.

A- El hecho de haber puesto el manifiesto del “minimalismo soleado”, es el traje o las costuras para saber qué somos. Por eso lo escribimos, para no ser una veleta de las tendencias. Tenemos claro que una marca ha de permanecer al menos diez años para que la lluvia fina al final vaya calando. El arranque ha sido muy duro.

N- Ha sido mucho esfuerzo, mucha inversión y mucho trabajo. Yo creo que no he trabajado más en mi vida. Además como somos pareja, estamos todo el día, y es muy difícil separar la hora de decir “ya no hablamos más de trabajo”.

¿Las tendencias se rastrean en la calle? ¿Son las mismas cambiadas de nombre: antes minimalismo ahora normcore ?
N-
 Realmente en los últimos años ¿qué hay nuevo, nuevo? Todo te recuerda a algo. Es un proceso largo el del dictado de las tendencias… Yo creo que la tendencia sí que surge en la calle, y sí que hay focos.

A- Hay focos en ciudades en las que se generan cosas que luego se ponen de moda. Nueva York, San Francisco… Una densidad de gente con una educación, cultura… Y luego un determinado momento lo propicia, como los grupos surgidos en Nueva York entorno al Upper West Side como Vampire Weekend.

N- Hay gente muy creativa, que no tiene que ver con el mundo de la moda y los ves como no sólo han combinado las prendas, sino su actitud. Una actitud también se puede convertir en una chispa de una colección.

A- Luego están también los artistas que por eso están ahí. Ellos mismos son unos genios como Alaïa a los que les fluye la creación.

Más frases vuestras: “Muchas marcas de autor hacen un gran show en pasarela pero detrás no hay industria, ni tiendas. Teníamos super claro que queríamos ser una empresa de moda. Hay que unir el show con la venta. Si no vendes no puedes seguir”
N-
 Esa frase va dirigida un poco al tema en España. Nos referimos a los diseñadores que desfilan muchas veces subvencionados y luego no producen, no generan empleo, ni industria.

A- Y no tienen la culpa los diseñadores, los que tienen la culpa son las administraciones de lo mal que gestionan las ayuda.

N- Nosotros hemos recibido alguna subvención o ayuda del ICEX o ACME para ir a París. No mucha, pero algo que siempre ayuda. A lo que nos referimos con la frase, es al show que se monta como escaparate, para que luego detrás, rasques y no encuentres nada. Dices ¡qué rabia que les den un dineral cuando el resto del año ni producen, ni generan empleo!

DSC_0455
Foto: Eva M.Rosúa

¿La pasarela es cada vez menos rentable?
A-
 A nivel España, yo creo que sí.

N- Da mucha imagen a nivel de consumidor final, la gente. Pero lo que son los compradores de tiendas multimarca (por ejemplo) que son nuestros compradores, no van a los desfiles. Va la famosa en la front row y prensa y tal. Pero inicialmente un desfile se supone que es para que acudan compradores a ver la colección y hacer los pedidos. La esencia debería ser ésta.

A- En París, Milán y Nueva York sí que está montado así. Son las plazas que pueden rentabilizar el hacer una pasarela porque allí es donde van los compradores.

Si tuvierais que elegir una pasarela para desfilar, ¿cuál sería?
N-
 Nosotros no queríamos desfilar desde el principio porque no era nuestra intención posicionarnos ahí. Pero si llegara el día, claro que nos gustaría desfilar. Un desfile es super bonito, es una manera de exponer tu colección mediante una música, un look, y una ambientación que te gusten. Es perfecto. Pero sin dar esa imagen de que se acaba el desfile y ya. Primero queremos consolidar la marca, que repitan los clientes, crecer aquí y luego ya veremos. Además el dinero que cuesta desfilar, preferimos invertirlo en una feria comercial como Tranoi París, que tiene prestigio, donde van las mejores tiendas de todo el mundo Barneys, Opening Ceremony…

A- Es que además las pasarelas coinciden justo con las campañas de venta en París, España. No sería tan poco fácil elegir. El rollo francés no es el nuestro, eso está claro… ¡Nueva York sería la caña!

N- Nueva York me parece muy pretencioso.

A- Me refiero, no en la gran pasarela oficial. Hay muchos círculos independientes en Nueva York que estarían muy bien. Nosotros tuvimos un agente allí durante un año, y es complicado, tienes que ir con más pulmón.

La participación en el concurso de Vogue España Who´s on Next en el que fuistéis seleccionados, otorga sin duda proyección, pero ¿se traduce en ventas?
A-
 Algo se traducirá. Lo que pasa es que aquí en España como está más complicado el tema… Pero Vogue es la revista a nivel moda de referencia. Claro que ayuda, nos sacaron un par de veces. Quedamos entre doce seleccionados, el último corte son los tres finalistas. Eso sí que te da mucha proyección y apoyo, con la entrevista personal y fotos; y un seguimiento durante un año.

¿Os volveríais a presentar como ha habido diseñadores que han repetido?
A-
 Sí, vamos a intentarlo otra vez.

La dotación del premio (100.000 €) en ¿qué la invertiríais?
A-
 Creemos que tenemos que cambiar un poco lo que ha sido nuestra distribución hasta ahora que nos hemos centrado en off-line y tienda multi-marca, showrooms y ferias. A partir de ahora, los recursos que entren en la empresa, los queremos dedicar a una tienda online. Nos gustaría ponerla en marcha si pudiera ser, para la campaña de Navidad. Va a ser un cambio importante para nosotros. Y si la cosa avanzara mucho, tener tienda física propia.

N- En la tienda propia es donde puedes tener toda la colección. Porque en tiendas multimarca, te cogen 10 ó 15 piezas máximo. Pero no son ni la mitad de todas las que componen la colección.

Si alguien de Valencia quiere comprar vuestras prendas, ¿vendría aquí?
A-
 Al final en Valencia nos salía mejor realizar ventas privadas que el pedido que nos pudiera hacer alguna tienda. Los viernes por la tarde abrimos al público de 17:00 a 21:00 aquí en Gran Vía (Gran Vía Marqués del Turia, 3, 1º). Además en Navidad vamos a hacer una venta especial de veinte días en la calle Pizarro. Lo están montando con mucho gusto, dos chicas de Valencia, Jul Konstruktion, que van a traer marcas de Madrid y Bilbao.

Uke no pierde el tiempo, ¿qué os deparará el 2015? ¿Quizás una línea de moda masculina?
N-
 El hito en el 2015 va a ser la tienda en internet. Será un salto importante.

A- A nivel diseño, le estamos dando un giro a la próxima campaña a la hora de trabajar la colección. Hasta ahora nuestras colecciones habían sido un total look que incluía todo tipo de prendas. Nos gustaría lanzar una pre-colección con un producto exclusivo, de edición limitada para la próxima campaña Otoño-Invierno 2015-16. Hemos visto que las tiendas multimarca aunque compran colecciones, van especificando y quieren comprar una marca de pantalones concreta, otra de zapatillas… Y ellos ya crean su propia multimarca.

¿Las pre-colecciones se imponen por esa avidez del consumidor?, aunque nos parezca que ya se va demasiado rápido.
A-
 Sí, cada vez tiene que haber más colecciones. Inditex ha cambiado los ritmos de la moda.

N- En París y Milán sí que hacen ferias de preview.

Por cierto, compartís nombre con un grupo musical también de Valencia.
A y N-
¡Claro que sí!

A- Hablamos al principio en el 2010.

N- Alguna vez hemos dicho, a ver si vamos a algún concierto o hacemos alguna colaboración. Y además de Valencia también, ¡es que es muy curioso! (risas).