Música Una a una

Una a una: “I Declare War” (Mad Robot)

Dos discos grandes (“Blacklisted” y “I Declare War”) llevan ya Mad Robot a sus espaldas. Una declarada querencia por el rock alternativo de los 90 y las melodías pegajosas y tarareables son su prinicipal seña de identidad. Su cantante y guitarrista, Mike Grau, disecciona el segundo de sus álbumes, canción a canción.

Foto: Nacho Nácher.
Foto: Nacho Nácher.

“I Declare War” es un disco sencillo, como todo lo que hemos hecho, marcado por los problemas económicos debidos a la falta de trabajo. Grabamos las canciones en un pequeño estudio casero al que llamamos The Room (literalmente es una habitación).

Este disco lo grabamos a caballo entre una Tascam de 8 pistas y un ordenador, un par de micros baratos, un teclado ruinoso y poco más, es lo que hay. Siempre diseñamos nosotros el arte de los discos y hacemos pequeñas tiradas bajo nuestro sello Endoftheworld Records, que ahora también se ve apoyado por Borx Records, el sello que nuestro bajista ha creado para dar rienda a sus obsesiones.

Las canciones las vamos trabajando en el estudio, dándoles vueltas hasta que las tenemos listas y luego llamamos a algunos amigos para hacer colaboraciones. Nacho Nácher, de Perro Grande, nos ayudó a masterizarlo, y poco más puedo contar sobre este proceso. Nos hemos acostumbrado a funcionar de esta manera y estamos cómodos, nos permite hacer lo que queremos y como queremos, sin ningún control artístico, sin plazos, cuando está terminado se hace una pequeña tirada de cds y ya está.

Hay bandas que se van a grabar a importantes estudios, masterizaciones en USA y se gastan un montón de euros, luego la gente oye la música en un móvil o en un portátil y de ese disco no se venden ni tres copias para amortizar esa inversión; hay montones de ejemplos de bandas que hacen eso, tienen pasta y se la quieren gastar en eso, nosotros no tenemos dinero así que tenemos que tirar de ganas e imaginación para poner en circulación nuestras canciones. Es simplemente punk, por encima de etiquetas estilísticas es cultura punk, actitud.

disco-mad-robot

1.- Human Error

Habla de la frustración que siento a diario por el mundo en el que vivimos, el fracaso humano a todos los niveles, la muerte de la justicia, la incapacidad de los humanos para hacer algo bien, la caída de nuestra corrupta sociedad capitalista. 

Es un tema sencillo con acordes abiertos muy estilo Dinosaur Jr, ese tipo de guitarras con un solo final muy Mascis, bajo con distorsión y un arreglo de guitarra con una vieja Stratocaster y una reverberación muy surf.

2.- Big Cosmic Joke

Es como una canción con melodías vocales rollo años 60, melancolía de últimas horas de la tarde en los últimos días de verano, canción de amor inesperado, esas cosas que pasan en la vida cuando ya no lo esperas y te hacen volver a sentirte como un niño, recuperar la ilusión, ser capaz de todo, querer escapar con ella de esta mierda de mundo en una nave espacial.

3.- Go Extinct!

Incide en la necesidad de que desaparezca la raza humana, de un cataclismo para volver a empezar de cero o simplemente dejar de existir para no joder más las cosas, dejar este mundo sin hacer ruido. Es una canción de contrastes, base dura con instrumentación entrecortada y machacante, con unos estribillos repletos de voces y armonías.

4.- Kill The Mainstream

Es un alegato contra todo lo que nos venden como indie y no es más que música comercial. Habla de todas esas bandas que inundan las ciudades, carentes de personalidad, en una cruzada por parecerse al hype del momento, vendidos a la moda, cambiando de estilo en cada disco según lo que se lleve y apoyados por una prensa musical completamente vendida al amiguismo y a la promoción de los sellos y bandas que se publicitan en sus revistas.

Bandas que parecen ser la hostia en redes sociales, pero que son pura imagen vacía de contenido, discos encumbrados como obras maestras por pseudocríticos locales que nadie recordará pasado mañana. El tema está basado un riff con el que estuve un día entero, muy rollo “Bleach” de Nirvana. Fue divertido hacer chillar a Su y a Carol en la grabación de los estribillos.

5.- Screw You All

Es una canción compleja en cuanto a tempo y cambios de ritmo, habla de un antihéroe, de lo que se supone que deberíamos ser pero nunca seremos, del lado oscuro que todos tenemos, del mal que habita en todos nosotros. De esa persona que te quiere a ti con todos tus demonios, es como una canción de amor y de lo poco que importa el mundo.

Cristóbal Perpiñá, ex Seguridad Social, Club 430 y actualmente en Rice, grabó el solo final con una cerveza en mi casa, así de sencillo en un ratito.

6.- Hit Song

Es lo que su nombre indica, un hit single punk pop, dura instrumentalmente, pero tremendamente tarareable, como nos gusta a nosotros. Habla del mundillo de mierda del rock, de lo que disfruto de criticar este circo, de saber que aunque nuestra banda no tiene apenas repercusión, ciertas personas y críticos están siempre pendientes de lo que escribimos. Habla de hacer un disco de mierda, con un triángulo en la portada diseñado por un hipster, todos bien guapos en bonitas fotografías haciendo como que somos chicos malos, todos con bigote, todos siguiendo en redes sociales al hype de turno, sacando ediciones de 50 copias de cassette en USA, tocando en festivales gratis a las cinco de la tarde, comiéndole el ojete al periodista de turno para acceder a la revista de moda. La frase del principio es Ellen Ripley en “Aliens”.

7.- I Am A Fake

Habla del amor y la muerte, de la canción de la sirena que te arrastra a las profundidades del mar, de una despedida bajo la luz de la luna en una playa, del fin del mundo.

Es la canción más suave del disco, basada en guitarras y melodías surf, reverb de muelles a tope. Las guitarras las grabé con una Aria Pro II de semicaja que tenía desde los primeros Furious Planet y que le pillé a Coco y a Mario, de Silvania, hace mil años por cuatro duros.

8.- Witch Spell

Es una canción con cierta complejidad instrumental y que nos costó bastante tocar en el local. Habla de la muerte, de esperarla sentado en tu propia tumba, de ese momento final, en que el miedo a la muerte desaparece cuando descubres que lo que duele realmente es vivir.

9.- Death Of Criticism

Habla del deterioro y hundimiento de la crítica musical en los últimos años, de su venta a las discográficas y a las revistas, de cómo comprarles con entradas, discos, farlopa o con publicidad. De su falta de credibilidad, no van a ver bandas pero parecen saberlo todo, sólo se juntan con músicos de éxito, los músicos les siguen el rollo para que escriban sobre ellos a pesar de ponerlos a caldo. Habla de esas críticas de discos todas iguales, solo por rellenar el hueco, de que todos los discos son magníficos, obras maestras, ya que hay que quedar bien. Críticos hablando de hardcore cuando nunca han estado en esa movida y no saben de lo que hablan, gente que se apunta a lo que se lleva, y que les gusta ser ellos las estrellas del circo. Supuestos periodistas que no saben escribir, otros que escriben con pseudónimos en revistas locales y que todos sabemos quienes son, aunque nadie hable de ello, en fin, del circo del rock. La guitarra lleva una de esas afinaciones marcianas de Sonic Youth, por lo que me toca llevar una guitarra adrede para tocarla en directo.

10.- Unfuck The World

Habla de este mundo de corrupción generalizada, de huir de toda esta mierda que no tiene ningún remedio, de vomitar el pasado y declararle la guerra a toda la miseria que nos rodea, de escupirle en la cara a la clase política. De honestidad y de nunca hincar la rodilla, de morir matando.

El solo final es de Cristóbal Perpiñá, le grabé un par de tomas en las que hizo algunas variaciones. Luego a la hora de mezclar el tema tenía que decidir una de las dos y cual fue mi sorpresa cuando al poner los dos solos, uno en la izquierda y otro en la derecha se complementaban y jugaban entre ellos perfectamente, esto me gustó, le pregunté su opinión y a él también le gustó la idea.

11.- Problematic

Habla de las fiestas de pueblo en España, de lo insufribles que son, de un verano que fue una pesadilla soportando todo esto a diario. De la muerte de la cultura en manos de vírgenes, santos, procesiones y toros. De la violación de los hits más penosos del pop patrio perpetrados por esas orquestas que inundan las noches en los pueblos, de perros ladrando sin parar en los únicos momentos en los que esta gente duerme y le ponen pausa durante un rato a toda esmierda. Realmente odio toda esa supuesta “cultura” basada en la tortura animal y en lo más rancio de cada localidad.

12.- Ready Fot Death

Es un tema en el que me río de mí mismo, de preguntarme por qué sigo haciendo música y soportando gilipollas a estas alturas, de que precisamente todos estos gilipollas me animan a seguir por este camino. Nosotros hacemos canciones, creamos, tú sólo escribes mierda“. Hablo de morirme para alegría de muchos, de que hablen bien de mi obra después de muerto, de un tributo con bandas valencianas. Estoy muerto, enterradme bien porque aunque alimente a los gusanos desde allí seguiré riéndome de vuestra cara de gilipollas“. El solo final lo grabé con un Polychorus como el que usó Kurt Cobain en “In Utero“.

13.- I Declare War

Quise hacer un tema rollo “Bone Machine”, de los Pixies, basado en una batería atronadora, lenta, a la que acompaña una línea de bajo machacona y repetitiva, luego le fui metiendo guitarras. Por su estructura solo me cuadraba como primera o última del disco, y al final la dejé para terminar. Habla de las falsas amistades, de lo fácil que es hacer supuestos amigos y luego perderlos, de lo vacías que son las relaciones. De llevar toda la vida sabiendo que no encajas en ningún sitio, de esas amistades de barra interesadas con drogas y alcohol de por medio, de finales de noche solitarios haciendo balance y dándote cuenta de que estás absolutamente solo.

14.- Le Désobéissance Sociale

La hice para la banda sonora de un corto de Juan V. Briega, titulsdo “¿Jugamos?”. Quise hacer un tema synth pop, tipo Chvrches, y al final me salió una letra anti-clase política, habla de cortarles las cabezas a todos ellos, de su falta de moral, de la corrupción, de que no somos sólo números. La pusimos de bonus en el disco, está como un minuto después de que acaba. Como anécdota, el robot de la parte final dice “Fuck you all, we´re Mad Robot”.

 

Mad Robot en Verlanga: Entrevista.