Música Una a una

Una a una: “Vol” (Vol)

Foto: Araceli Calabuig.

Grupo de música en valenciano donde el pop rock y el indie están presente, así como el paso del tiempo. Así se definen Vol en su facebook. Tal vez habría que añadir su querencia por el folk y se cerraría el círculo. Seis canciones componen su primer disco, un ep en el que palpitan las horas escuchando sus colecciones de favoritas. De procedencia diversa (Vallada, Alboraia, Xàtiva y La Llosa), también sus canciones muestran un sanísimo eclecticismo. Vol son Werner Van Dixhoorn como guitarra solista, Kike Serrano al bajo, Miguel Ángel Pérez a la batería y Ulisses Calabuig i Ortiz como voz, guitarra acústica y eléctrica, y también encargado de analizar para Verlanga, tema a tema, su ópera prima. Le cedemos la palabra.

Yo llevo relativamente poco tiempo tocando comparado con todos los de mi edad (55 años), que están ya con los dedos llenos de callos de tocar y tocar o el culo pelado como se suele decir. Mi experiencia comenzó como terapia regenerativa e ilusión de juventud de formar parte de una banda de rock and roll. De repente se dieron las circunstancias de poder quedar con gente, sin mayor pretensión que la de estar un rato juntos y aprender a tocar la guitarra.

Al principio quedábamos en casa de un amigo, con su hermano, pero poco a poco fue creciendo el interés por tocar en vivo y se fue sumando más gente. Principalmente hacíamos versiones de todo tipo: The Beatles, Supertramp, Antonio Vega, Los Secretos,…. Llegamos a hacer canciones originales de uno de los miembros y nosa lían bolos por pubs, bares, … Pero esto duro poco ya que el autor de los temas fue dependiendo más de otras cosas que de nosotros. De ahí pasamos a hacer solo versiones de los años 80 como Radio Futura, La Frontera, The Cure, Inmaculate Fools, Loquillo,… Todo esto desemboco en tocar para cumpleañeros y fiestas. En ese contexto es cuando me dije que estaba cansado de esta historia y quería tomar otro camino, no tenia muy claro cual, pero desde luego que por donde íbamos era evidente que no, esto fue en noviembre de 2015. En ese momento tenía montones de ideas por la cabeza pero ninguna sobre cómo empezar mi nuevo proyecto y encima solo.

Ya con anterioridad por mi cuenta estaba trabajando con un montón de bocetos de melodías, progresión de acordes y letras en castellano, pero un día componiendo en casa empecé a improvisar sobre una armonía y de repente me salió parte de la letra de Busque un camí en valenciano y empecé a tirar del hilo y, poco a poco, terminé mi primera canción. No sé cuanto tiempo me llevo, pero decidí que me era más fácil improvisar sobre mi lengua materna, me sentía más a gusto y me decanté por ésta lengua como medio para comunicarme.

Al principio de abandonar mi grupo anterior, Sombras en color, al compartir local con ellos (ya que tenia allí parte de mi material), su guitarrista, Werner, me acompañaba de vez en cuando e íbamos perfilando temas originales como versiones y pensé que un dúo sería lo ideal. Yo no había cantado en la vida y como guitarrista era simplemente correct, nada más, por tanto todo era nuevo, excitante, desafiante y con mucho mucho miedo que aún llevo dentro.

Estuvimos un tiempo así hasta que Migue, batería de la antigua formación, vino un día a ver lo que hacíamos y estuvimos tocando los tres, nos gustó la sinergia que estaba surgiendo y a partir de ahí ya nos convertimos en trío. Es cuando nace el nombre de Vol, tres letras. Una palabra polisémica que tiene diferente significado igual que lo pensamos cada uno de nosotros, pero que de momento nos une para hacer que este proyecto funcione. Seguimos trabajando en temas míos, donde los demás aportaban ideas, y con versiones. hasta que un día Kike, bajista también de mi antiguo grupo, vino a un ensayo con Migue. Hablamos, tocamos y ya tenía banda y por lo tanto proyecto en marcha.

Paralelamente, a principios de 2016, quedé con Paco Morillas, al que conocí cuando compré mi primera guitarra en Bosco donde él trabajaba. Ahí nació nuestra amistad, después reforzada a base de ir a conciertos cuando estaba de técnico en Matisse. Como digo, un día me armé de valor, fui a su estudio y le canté con la guitarra dos temas (en ese momento no estaba la banda al completo), Busque un camí y Brigada XV. Para mi sorpresa le gustaron y eso me llenó de ilusión, ganas y confianza.

Pero la vida de cada uno del grupo no ha sido fácil, quedarse sin trabajo, cambiar de ocupación, las familias, horarios, traslado de casa,…. Todo eso ha provocado que nuestro ritmo de ensayos y trabajo sea muy dilatado. Prueba de ello es que el año pasado, en julio, invitamos a Paco a que viniese a nuestro local para que escuchara los 6 temas que teníamos para grabar y nos comentó “Esto está para meterse en el estudio”. Después de aquello intentamos grabar nuestra propia maqueta (ya que todos no teníamos trabajo), pero no era lo que buscábamos y al final decidimos en abril de este año ir al estudio, cuando él pensaba que ya no lo haríamos.

Respecto a la grabación queríamos que fuese de la mayor calidad posible, sabíamos lo que no queríamos pero no tenia muy claro hasta dónde podríamos llegar. Había una premisa que Paco quería, y es que el grupo sonase como somos. Fue un experiencia emocionante, de aprendizaje, de unión del grupo y de crecimiento tanto personal como de la banda. Hemos trabajado súper a gusto. Y el final, a mí personalmente, así como a los demás nos ha dado más de lo que esperábamos.

1- Busque un camí

Fue como una declaración de intenciones de por donde quería que transitaran las letras de mis canciones. Ha sido mi primera cançoneta. Empecé a trabajar sobre una armonía determinada y de forma espontánea comencé a colocar la letras con melodía de una forma muy improvisada y sacando de dentro todo lo que en ese momento mi contexto me llevaba o arrastraba. La búsqueda de un camino, una salida de dónde estaba o me encontraba, en relación al trabajo que veía que se desvanecía de un proyecto de estudio de diseño que tenía con otro compañero. La crisis se lo llevó por delante o a la mierda directamente. También la situación del Cole 103, donde iba mi hija, la escuela de los barracones (que aún están), con una lucha estéril que llevábamos a cabo desde la presidencia del AMPA, cuando la mayoría aplastante del anterior gobierno nos ignoraba, mangoneaba y derrochaba a sus anchas. La canción resume un poco mi estado de ánimo, la hice como desahogo personal, sin pensar que llegaría hasta aquí. Es un aspecto reivindicativo que creo que en en aquel momento era necesario y pienso que ahora mucho más.

2- Brigada XV

Fue un ejercicio de aprendizaje para ver como podría cambiarla totalmente. Escuché una adaptación al castellano en el programa de Javi Pérez, El Club de Amigos del Crimen, cantada en directo por el amigo Pablo R. Maronda y me gusto mucho. Después hice lo propio con G Guthrie y T. Seeger, leí sobre las brigadas internacionales y la aportación que hicieron en la guerra civil y dado que estábamos en ese momento empezando con Vol, propuse que esta versión no tuviese nada que ver con la original y darle un carácter propio. El resultado es nuestra Brigada XV, un ejercicio de electrificar lo acústico, donde ya cada uno de los miembros de la banda empieza a proponer, sugerir y materializar ideas. Y por otro lado, también quería dar visibilidad a una parte de la historia de este país que algunos continúan empeñados en que siga olvidada en las cunetas.

3- Vola

Este tema nació a partir de un concepto que era utilizar tres acordes para hacer una canción. Estaba trabajando en ello y cuando tuve la armonía ya en bucle se sentó mi hija delante de mí, me miró y espontáneamente salió la primera estrofa con algunas ideas más. En ese momento estaba con la grabadora puesta y ese fue el germen de esta canción. Tenia letra para dar y tomar, ya que un padre qué puede decir de su hija, pero la banda hizo restar o contener la letra y colocar algunos acordes de más. Nacida desde la visceralidad, el sentimiento, es un canto al deseo de libertad y felicidad.

4- Es millor el silenci

Es una historia de desamor, de desgarro, de olvido. De haberlo entregado todo sin pedir nada a cambio y no conseguir lo que da sentido a tu vida. Pero que una vez superado y olvidado después de mucho tiempo, dolor, lágrima y vicio desatado, vuelve creyendo que vas a comer en su mano y te plantas para decir basta ya, que de todo lo que había solo queda eso, el silencio de las palabras y preguntas que nunca se contestaron.

5- De nou

En principio era un instrumental que pretendíamos incorporar al repertorio, pero en uno de los ensayos empecé a improvisar con la voz sensaciones que me transmitía la canción y a articular frases con un sentido positivo de creer en las personas y su capacidad de cambiar las cosas, y decidimos desarrollar esta idea de esperanza sobre el potencial del cada persona de poder influir, cambiar y mejorar su entorno más próximo, trabajo, vecinos, amigos, familia, etc. Y de no esperar a que otros hagan lo que cada persona debe hacer.

6- Puc aconseguir-ho ara

La otra versión del EP es de The Smiths, es un sueño o un propósito, es un grupo que me encanta y lo sigo escuchando. Esta canción en concreto es Please Please Please Let Me Get What I Want, siempre he soñado que algún día la llegaría a tocar, la propuse a la banda y poco a poco hemos perfilado esta versión. Es un reto y al mismo tiempo un trabajo interno del grupo así como un ataque de nostalgia. La adaptación de la letra es muy libre por mi parte. En relación a esta insisto en que la adaptación muy libre lo que buscaba es afirmar o confirmar que nunca es tarde para conseguir aquello que se sueña o se desea. La constancia, perseverancia y trabajo son palabras que ayudan a alcanzar las metas y que me parece que en este momento están es desuso. Es como una canción rehabilitadora de autosugestión de convencimiento poder seguir y alcanzar tus sueños.