Puro producto en Askua

Askua

Askua es un restaurante de autores, así en plural. A Ricardo Gadea, su propietario gastrónomo, le gusta citar a los responsables de las materias primas de sus platos. Por escrito, la certificación llega a la mesa. El proveedor de quesos es Manglano. De carnes Luismi Garayar de San Sebastián. Desde allí también vienen las cocochas. El jamón es de Joselito. Las anchoas de Rafa López de Valencia…

Y hay más referentes en su carta. Las adictivas bravas homenaje al Bar Ricardo. Cortadas en daditos para asegurar una cocción perfecta. Las patatas confitadas reposan sobre una salsa con guindilla de donde el pan no quiere salir. Una sola licencia de autocita se permite: ensaladilla rusa versión Askua. Lustrosa y delicada.

Las carnes son un punto fuerte. Desde el 94, carne roja y brasa arrimándose. El rabo de toro deshilachado podría llamarse del senyoret. El único esfuerzo sería olvidarlo. El tuétano a la brasa con ensalada de cítricos es una caña con tamaño de brontosaurio que podría echar para atrás pero que esconde un manjar. La untuosidad grasa combina a la perfección con la frescura de la ensalada de cebolla roja, cilantro y alcaparras que cumple su misión de desengrasar. No importaría que hubiera más.

El único pero, la sobrecarga en los precios del servicio del pan y la bebida. Solitaria contrariedad en un templo del producto de calidad, al que volver para reencontrarse con sabores adheridos.

Askua
Calle Felipe María Marín, 4
46021  Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.