Rubén Blanco

Ruben Blanco

Me llamo Rubén Blanco, vivo en Valencia y comprar discos es una de mis mayores aberraciones.

Recientemente, así como quien no quiere la cosa, he “editado” un disco homenaje a Meteoro, grupo que en 1994 publicó, vía Spicnic, uno de mis discos favoritos de todos los tiempos: Chitty Chitty Big Bang.

En este homenaje, titulado Chitty Chitty Big Fan!, 10 grupos distintos han grabado, cada uno de ellos y de manera exclusiva para la ocasión, una de las canciones incluídas en el disco original del combo de Villarrobledo.

Los GinkasLos Urogallos (antes conocidos como TCR), La Monja Enana, Hidrogenesse, Los Caramelos (resucitados por el casi legendario Charlie Mysterio para la ocasión), Parade, Apenino (la mitad de mis añorados Dar Ful Ful), M.A.L (con Miguel de Fresones Rebeldes y Thy Surfin’ Eyes al frente), Lidia Damunt y Espanto. Si tuviera que decir cuáles son mis grupos españoles activos favoritos la lista no diferiría mucho de la de los participantes en este tributo. Decir que es un honor que hayan colaborado en este disco puede sonar rancio, pero es totalmente cierto.

Chitty Chitty Big Fan! es una edición limitada y casi artesanal de 250 unidades, de las que tan sólo 200 copias han salido a la venta. En un principio sólo se puede adquirir vía internet en la tienda online y se puede escuchar íntegramente en su página de bandcamp.


Un disco:
El primero de The Stone Roses. Porque fue el que me abrió la puerta a otras músicas más allá de las que radiaban las radiofórmulas (mi madre también agradeció que empezara a eliminar el negro de mi vestimenta). Anteriormente fue un Max Mix de noséquéaño que tenía el 21th Century Fox de Sigue Sigue Sputnik. En uno de estos cassettes también estaba el Geronimo’s Cadillac de Modern Talking, pero esto lo intento olvidar.

De aquí: Chitty Chitty Big Bang de Meteoro, por supuesto. Pero también Un Soplo en el Corazón de Family, o los dos primeros de La Buena Vida, o el Saudade de Le Mans. Y Una Semana en el Motor de un Autobús de Los Planetas, aunque sólo sea por La Playa.

Una película: Sed de Mal de Orson Welles. Aunque bien podría ser Reservoir Dogs. O Alien/Aliens. O Blade Runner. O …

Un libro: Rayuela si me pongo rancio. La Historia Interminable si tuviera que elegir un libro que me realmente me marcó.

Una serie de tv: Doctor en Alaska por calidad. Lost por la revolución que supuso y lo locos que nos poníamos todos cuando tocaba episodio.

Una serie de dibujos de tv: Hora de Aventuras. Es increíble esta serie, no recuerdo nada mejor. La disfruto casi más que mis hijos.

Una revista: Últimamente no leo revistas en papel. Hasta hace unos años compraba el Rockdelux, pero ahora me informo de todo lo que me interesa vía Internet, ya sea Twitter, Facebook o blogs.

Un icono sexual: Sofía Loren. Sin ninguna duda.

Una comida: Carne roja muy poco hecha. O una buena paella valenciana, de pollo y conejo. Y a leña, por favor.

Un bar de Valencia: No voy todo lo que me gustaría, pero las sardinas y las lleterolas de Casa Ángel (Purísima, 1) son lo más.

Una calle de Valencia: Calle de La Reina, quizás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.