Toni Aura

Foto: Beatriz Llamas.

Foto: Beatriz Llamas.

Soy Toni Aura, algunos amigos me llaman Troni. En casa siempre estuvo presente la música ya fuera académica o auditivamente. Alrededor de 1994 comencé a comprar mi propia música en discos Amsterdam. Entonces tenía acné en la cara y no me afeitaba, hoy tengo canas, barba y el acné ha desaparecido.

Bastantes años después, alrededor de 2006, comencé el programa de radio “Interfase”, en la UPV TV. En la actualidad sigo haciendo el programa y ya van 262 emisiones. Entre 2005 y 2008 surgió nueva ola de bandas en la ciudad y alrededores: Salchicha-Estrategia Lo Capto!, Shake, Mentat, Zener, Wau y los Argghs, Alozeau, Le Jonathan Reilly, Zanussi, etc. La descomposición de esta hornada de grupos no pareció grave porque dio paso a unas formaciones todavía más consistentes, algunas de las cuales perduran hasta nuestros días. Me refiero a Negro, Alberto Montero, Venereans, Caballo Trípode, Las Rodilleras, Tumba Swing o Betunizer. Realmente fue una reorganización de las piezas del tablero, hubo intercambio de músicos; nuevos nombres y nuevos sonidos. Muchas de estas bandas las entrevisté en Interfase.

En 2007, comencé a montar conciertos en solitario, y desde 2008 y durante casi dos años con mi amigo Edu. Creo recordar que fue en 2010 cuando nació La Residencia. Todos estamos de acuerdo en su valor significativo para las bandas de Valencia. El paso que dio Orxata Negra significó el fin de la dictadura de la salas en esta ciudad. Todos sabíamos que la mayoría de las bandas locales no podían cumplir los requisitos que exigían en las salas convencionales, que gustara el estilo de la banda al propietario de la sala, que pagara unos 250-300€ de alquiler, que metiera a un número elevado de público, etc. Desde entonces los grupos de Valencia tienen un espacio en el que tocar con un sonido de calidad y han salido nuevas formaciones como Disparo, Siesta!, Acapvlco, Teletexto, Carmonas, Aullido Atómico, Cuello, Antiguo Régimen, MKM, Lefty Wankers, Noisegg, Tercer Sol, Retraseres, … Desde entonces nuestra escena subterránea se retroalimenta y está en reciclaje constante. Gente de todas las edades monta bandas nuevas constantemente.

En 2012, siete amigos fundamos la promotora La Cúpula del Trueno. Nos apetecía traer propuestas distintas a los escenarios de Valencia. En 2014 somos cuatro (Nick, Jona, Rul y yo) en la promotora. Sigue gustándonos producir conciertos de bandas arriesgadas y con un sonido personal en nuestra ciudad. Podría hablaros más de La Cúpula del Trueno, proyectos futuros, de su historia, pero no me apetece. Si os parece bien lo dejamos para otra entrevista.

En 2013 participé junto a mi amigo Joni (Johnny) Contencioso en la coedición del debut de la banda valenciana Siesta!. Ambos nos conocemos desde hace años, tenemos la confianza suficiente para decirnos las cosas cara a cara. Quedamos satisfechos y meses después de publicar a Siesta!, fundé con Joni e Iván, de Burka For Everybody, la discográfica Verlag System. Buscábamos reflejarnos en Kranky Records, Editions Mego, RVNG o Constellation. Creemos que el país ya está preparado para tener una discográfica dedicada a proyectos musicales “distintos”. Hasta el momento llevamos tres referencias: We Are The Hunters, MKM y Dekatron II. Tenemos una ética de trabajo humilde y sólida. Estoy aprendiendo de la experiencia de Joni e Iván porque con su otra discográfica Burka For Everybody llevan cinco años publicando.

Estamos orgullosos de nuestras bandas y lo pasamos muy bien. Nos emocionamos cuando un melómano de otra ciudad escribe en una red social: “MKM es el mejor disco del año”, cuando un ilustrador marsellés nos pregunta por los diseños de Alonso Urbanos o Plástica, cuando dedican un monográfico a We Are The Hunters en un blog extranjero, cuando se habla de meter un tema en un cd de The Wire Magazine, cuando Iván plantea una nueva publicación o cuando Joni Contencioso nos muestra en su estudio su nuevo proyecto como Taq-i-bustan. En serio cuidamos hasta el último detalle buscando dar la máxima calidad al aficionado a la música. En realidad, si lo pensamos fríamente, no nos conoce nadie pero lo pasamos de puta madre.

Tanto en Interfase, La Cúpula del Trueno o Verlag System-Burka For Everybody nos apoyan nuestras parejas, familias y amigos que están en proyectos relacionados como Magazine-Llimera, Orxata Negra-La Residencia, 16 Toneladas, Monterey, Flexidiscos, Discos Amsterdam, Ultrasound, Eduardo Guillot, Tranquilo Música, bandas, etc. También gente de otras ciudades españolas y europeas. Son muchos conocidos y amigos para citarlos. Tenemos claro que el proyecto es nuestro, pero la gente próxima a nosotros es fundamental. Nos ayudan mucho más de lo que piensan. Creemos y hacemos escena en nuestra ciudad, pero, no nos engañemos, es importante la respuesta del público y hasta el momento, poco a poco, lo estamos consiguiendo. Hemos superado las barreras fronterizas aunque aún nos queda mucho camino por andar. Nuestro proyecto debe ser sólido y aún es frágil e inmaduro. Esta es mi opinión. Respecto a la escena, hemos de ayudarla a crecer y por ello ha de ser inclusiva y no exclusiva porque todos estamos en el mismo barco. En mi mente no existe discriminación alguna. Y sobre el debate de si existe o no existe una escena en Valencia… si no existe, ¿Porqué hay personas que debaten sobre este tema? No tiene sentido.

Respecto a la radio, la discográfica y la promotora, compensamos  nuestras limitaciones agudizando el ingenio y ampliando nuestros conocimientos. Nuestras ideas son nuestro valor añadido en un sector muy complicado. Creo que vamos a ganar, lo que no sé el qué ni cuando. Por ahora ya hemos vencido alguna batalla por eso estoy aquí hablando con vosotros.


Un disco:
Preguntarle a un melómano un disco es como buscar una aguja en un pajar. Os voy a dar varios nombres que han influido en la educación de mi oído: Robert Wyatt, Dieter Moebius, Hans-Joachim Roedelius, Trish Keenan y Johnny Contencioso (Joni Burka). Cualquier proyecto en el que estén inmersos estos músicos siempre tiene algo. Sus discos los odiarás o los amarás pero no te dejarán indiferente. A Joni lo incluyo por su trabajo subterráneo en Valencia. El disco “Gran Bola de Nieve” (BCore-Burka For Everybody), de Estrategia lo Capto!,  y el single de Salchicha se me antojan hoy como imprescindibles para entender la evolución de nuestra escena underground. De ahí salieron los hermanos Junquera y el propio Joni: Betunizer, Negro y Antiguo Régimen. Vale, alguno pensará que antes estuvo Le Jonathan Reilly y Balano. De acuerdo tenéis razón, pero estos tres músicos se juntaron en Estrategia lo Capto! y esto es así. Fin de la discusión.

Una película: Me gusta mucho el cine. Tampoco soy persona de una sola película, pero aquí me resulta más fácil. Nunca digo no a una película clásica de Luis García Berlanga. “El verdugo” me apasiona. Creo que ha retratado nuestra sociedad como nadie y en cierta forma hacía historia y antropología del Mediterráneo. Viajas a Italia o al sur de Francia y ves en la calle o el campo las películas de Berlanga.

Un libro: Reconozco que soy animal de ensayo. Sin embargo hay una obra de teatro, “Luces de Bohemia” de Ramón María del Valle-Inclán, que me impactó mucho en mis estudios de COU. Lo pasé pipa leyéndola. También soy ávido lector de novelas gráficas.

Una serie de tv: A día de hoy estoy enganchado a “House of Cards”, ansioso porque llegue la tercera temporada. Detesto a Frank Underwood, el personaje protagonista y el magnetismo que genera. Representa todo lo contrario a los valores en los que creo. Raymond Tusk es otro personaje que me provoca urticaria. Dan miedo porque ves, salvando las distancias, similitudes con nuestra sociedad y nuestros políticos.

Una serie de dibujos de tv: Siempre me gustó Hong Kong Phooey de Hanna-Barbera. De hecho, tengo una camiseta de este personaje. Recuerdo gratamente cuando mi padre me ponía películas de Hong Kong Phooey en el proyector de super 8. Eran tardes magníficas en la oscuridad, relajado y acompañado por mis padres. Maus, mi gato, se parece al de Hong Kong Phooey. Los dibujos de hoy no me gustan nada.

Una revista: Desde mi juventud, compro todos los meses la revista Rock de Lux. En casa es nuestra revista de baño. Ya sabes esa que siempre tienes a mano cuando estás sentado meditando ¡jajajaja! He pasado etapas de repulsión hacia ella pero sigue estando ahí. Voy dos veces al baño todos los días por lo que podría leerme dos números. Creo que en casa hay más gente que la lee, incluso invitados. Hay noches que no está en su sitio. En serio su editor puede estar tranquilo porque además la he visto en más baños.

Un icono sexual: Sin duda, mi mujer. Somos pareja desde hace más de diez años. Sabe lo que me gusta, como me gusta y cuando me gusta. En una mujer quiero que coincida lo físico y lo psicológico. Una personalidad también puede ser sexy y suelo sentirme atraído por mujeres cuya personalidad despierta mi curiosidad. Creo que mi pareja en este sentido es perfecta.

Una comida: Soy muy buen comedor y de paladar selecto. Hubiéramos terminado antes si os digo lo que no me gusta, pero voy a hacer un esfuerzo. Sin duda, cualquier plato de arroz hecho en una paella siempre apetece. Eso sí, es importante que esté bien hecho. Hace un par de meses me comí un arròs del senyoret en La Primitiva, un restaurante del puerto de Catarroja en L’Albufera, que estaba de cuidado. El arroz meloso con bogavante bien hecho también es la bomba. En algunas zonas portuarias de la provincia de Castellón lo hacen de miedo. También un buen arroz doméstico puede ser espectacular. Mi suegra hace un arroz abanda para chuparse los dedos y el rossejat de mi madre es brutal, de repetir fijo. Mi abuelo era jefe de cocina en el Hotel Astoria y decía que el truco de un buen arroz estaba en nuestra agua.

Un bar de Valencia: Cuando voy a Magazine Club me siento como en casa. Sus propietarios, Luis, Sergi y Jualma, siempre me lo dicen pero es que es verdad. Y la gente que trabaja allí, Bego, Alvarito, Julián, etc. Es un placer verlos. Además tienen el proyecto “Recopilata” que publican anualmente en vinilo y cd con bandas locales que les gustan. Su edición es anual y es espectacular. Si no lo tienes cómpratelo porque te va a gustar y así apoyas iniciativas de tu ciudad.

Me gusta mucho esta pregunta porque soy de la opinión de apoyar nuestro pequeño y mediano negocio. Cuando estuve en Copenhague o Amsterdam me entró una envidia sana. Es triste cuando hablas con gente de Ontinyent, Elda o Elx y te hablan de cómo muchas familias se quedaron sin ingresos, ni empleo. Eran zonas ricas y muy industrializadas. En la prensa y los libros lo llaman finamente deslocalización empresarial y destrucción del tejido industrial. La gente de a pie nos enteramos de sus consecuencias, preferimos llamarlo paro y pobreza. Por eso considero que hemos proteger nuestros negocios porque muchas personas dependen de estos ingresos y a su vez, por medio del sistema impositivo directo, renta-sociedades, o indirecto, i.v.a.-transmisiones patrimoniales, nuestro sistema social se mantiene.

Magazine es un claro ejemplo de actividad social en un barrio, combinando el ocio con la cultura. Participan en eventos para dinamizar su zona (sesiones, conciertos), han creado una asociación cultural llamada La Llimera, organizaron una fiesta de apoyo para un técnico de sonido muy querido en la ciudad. Encima te tomas unas birras a muy buen precio o un magaziner y escuchas música de puta madre. En serio me siento muy identificado con ellos y considero que a este tipo de negocios los tenemos que proteger y mimar.

Una calle de Valencia: Me gusta la calle Sagunto y las barriadas circundantes. La zona Morvedre, Zaidía y Marxalenes no deja de sorprenderme. Tenemos próximas zonas verdes como Los Jardines del Real, El parque de Marxalenes o el antiguo cauce del río. Es un auténtico pulmón verde para la ciudad. Disfruto viendo a los niños jugar en las anchas calles y los edificios bajos ampliamente iluminados. Es una zona con monumentos históricos, tiene próximos los conventos de la Trinitat , Carmelitas, San Miguel de los Reyes o las alquerías del XIV.  El barrio de Marxalenes además posee el edificio Bombas Gens, que es el único edificio de art nouveau en Valencia. Por desgracia, Bombas Gens se ha quemado dos veces en el último año ante la pasividad de los políticos. El último incendio fue dramático para los vecinos de Marxalenes. Esperemos que el consistorio municipal actúe de urgencia. Además en la calle Sagunto y alrededores es una zona tradicionalmente unida la música. Allí han vivido Concha Piquer, Nino Bravo y aún podemos encontrar en Morvedre a Malilla, batería de Antiguo Régimen (somos vecinos) o en Marxalenes a Juli Bustamante. Antes también eran vecinos nuestros Uke.

Disfrutamos como enanos en la fiesta de San Antonio Abad, el 17 de enero. Todos los años frente al colegio de Salesianos de la calle Sagunto desfilan cientos de animales de toda la provincia de Valencia y todo el vecindario sale a la calle. Es una fiesta espectacular y si tienes niños no dudes en traerlos para que vean caballos, perros, gatos, burros, ponis, tigres. El año que viene creo que cae en sábado por lo que la calle Sagunto va a ser un hervidero. Estamos en casa ansiosos porque llegue ese día.

Además mi pareja y yo, colaboramos activamente en la Asociación de Vecinos de Marxalenes y de Zaidía-Exposición, la protectora de animales y la parroquia de Sant Llàcer. Aportamos nuestro pequeño granito de arena. Creo en nuestro modelo distributivo y al contrario de determinada parte de la sociedad y partidos políticos, estoy orgulloso de que personas que viven en condiciones precarias en mi país reciban ayudas (detesto la palabra subsidio), tengan asistencia sanitaria o accedan a una enseñanza gratuita a costa de mis impuestos. Especialmente si es un territorio pobre al que se le puede ayudar a progresar. El bienestar de los que me rodean redunda en mi bienestar. Me parece de sentido común. Tanto mi mujer como yo tratamos de apoyar con nuestros impuestos y de diversas formas a nuestra sociedad y también al barrio. En definitiva me encanta la calle Sagunto y las calles adyacentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.