Un vermut con...

Un vermut con Cohete Fernández

Mi nombre real es Alejandra, gallega de nacimiento, murciana de crecimiento, y valenciana de adopción. Ahora mismo estoy cuatro canas más cerca de la muerte, ayer nos dimos cuenta tomando un mojito, así que me pedí otro por si acaso llegaba ya. Tengo veintinueve años y no suelo fumar mucho, pero he fumado siete cigarros contestando a esta entrevista. Soy una persona cómica, curiosa, algo irónica y dramática. Colecciono cosas estúpidas como carteles raros escritos a mano en la calle (lecturas de futuro, visionarios que promulgan el apocalipsis, …) y  fotos antiguas de bizcos, monjas o de gente haciendo tonterías.

Me dedico al dibujo y concretamente al tatuaje. Mis dibujos son un poco igual que todo lo descrito ahí arriba, suelen ser situaciones algo surrealistas con tintes infantiles pero ácidos, y a menudo empleo la personificación de animales o monstruos. Siempre me ha gustado dibujar, siendo hija única en los noventa no había mucho más que hacer en casa, eso y hablar sola.

Soy defensora del lo-fi en todos los ámbitos de la vida, del DIY y del hijoputismo con amor.

Un disco: ¡Qué difícil!  Suelo consumir música como Colón conquistó América, exploro, aniquilo lo que encuentro y me quedo con lo que más me gusta. Así que suelo combinar todo en listas de reproducción que intento organizar coherentemente, pero la única coherencia que las rige es el sinsentido. También tengo la suerte de rodearme de gente que me descubre cosas increíbles, y la verdad no puedo elegir ni entre estilos musicales. Me motiva mucho encontrar discos con pocos números de reproducciones, por ejemplo el otro día me gustó muchísimo encontrar  New Wave Dance Music From South Africa (Shangaan Electro) y Harissa (Jabo)

Estos otros son algunos religiosos haciendo música: Everything – God Is Love 78 (Otis G Johnson) y Fire Of God’s Love (Sister Irene O’Connor)

Me sería imposible parar de recomendar música.

Una película: Si es un drama, A taste of honey, sin dudarlo. Si es comedia Los Tenenbaums por cómo trata una historia tan oscura y profunda de una manera tan divertida y colorida o Fantástico Sr. Fox porque habla de cómo uno crece y de la resistencia a llevar una vida adulta normativa.

Un libro: No porque sea el que más me haya gustado, sino porque lo recuerdo como un antes y después, En las cimas de la desesperación de Cioran, pero para algo más suave y divertido una novela gráfica, Fun Home.

Una serie de tv: The Get Down, Peaky Blinders y Juego de Tronos.

Una serie de dibujos de tv: Pepper Ann o Daria, ambas unas pringadas felices.

Una revista: No suelo consumir revistas, pero me encantan las portadas y artículos de las revistas porno de los 60. Tanto porno gay como heterosexual.

Un icono sexual: John Travolta en Grease, Cillian Murphy en Peaky Blinders, Johnny Depp en
Cry baby. Y si hablamos de mujeres Scarlett Johansson en Under the skin y Jane Birkin.

Una comida: ¡Difícil! Me encanta cocinar y comer de todo, pero si tuviera que destacar algo peculiar diría que soy pro casquería. Sesitos de cordero, lengua de ternera, manitas de cerdo,…

Un bar de València: Monterrey.

Una calle de València: Por curiosa, la calle Ruiseñor cuando todavía no estaba asfaltada. Por gastronomía, la calle Pelayo donde están los restaurantes chinos.