Etiqueta: Nirvana

Música, Una a una

Una a una: “I Declare War” (Mad Robot)

Dos discos grandes (“Blacklisted” y “I Declare War”) llevan ya Mad Robot a sus espaldas. Una declarada querencia por el rock alternativo de los 90 y las melodías pegajosas y tarareables son su prinicipal seña de identidad. Su cantante y guitarrista, Mike Grau, disecciona el segundo de sus álbumes.

Los discos infinitos, Música

Más allá del indie

Aquí también pasaron cosas en los noventa, aunque por unas u otras razones siempre haya quedado minimizado respecto a la oferta que existía en otras zonas del país. Big Score fueron de lo mejor que ocurrió. La intensidad de sus canciones no estaba reñida con melodías frescas y adherentes. Su cantante, Vicente Martínez, recuerda la grabación de su único disco grande.

Conversaciones, Libros, Música

El indie se ha ido para siempre

“Pequeño circo. Historia oral del indie en España” (Contra Ediciones), es un voluminoso, y muy entretenido, libro firmado por el periodista Nando Cruz, que documenta lo ocurrido en la llamada escena alternativa entre 1988 y 1998. Cruz intenta arrojar luz sobre una escena que como cualquier otra quiso romper lazos con la anterior, en su caso la Movida.

Generación LasNaves

Acapvlco

La música llega a Generación LasNaves. Distorsión, melodía y pedales es la fórmula que emplean Acapvlco para facturar canciones con el apellido hit pegado a la espalda. Son un trío, pero pronto serán cuatro. Tienen muy claro lo que quieren hacer. La prisa no va con ellos. En su bandcamp, definen su sonido como grunge playero.

Discos, Música

Chicos fiesteros

“Acidez house” es el cuarto disco de Las Ruinas. 14 canciones impregnadas de melodías con nervio, que raramente traspasan los tres minutos por corte, abonadas al pop de oleaje oscuro.

Conversaciones, Música

Mad Robot: la ecuación perfecta

Melodías contagiosas + estribillos pegajosos + cambios de ritmo sincopados. Mad Robot, como algún loco científico de esas películas de ciencia ficción y horror que tanto les gustan, han encontrado la fórmula perfecta y parecen dispuestos a propagar el virus. Bienvenidos sean.