El mercader de Venècia. Foto: Maria Alzamora.

Tres clásicos coinciden en la cartelera teatral de la semana, William Shakespeare, Oscar Wilde y Miguel Hernández. El primero de ellos en el Teatre Micalet. La compañía catalana Dau al Sec lleva a escena El mercader de Venècia, del 9 al 11 de abril. Una trama en la que se mezclan la usura, la riqueza, el odio recíproco entre sus personajes, la vulnerabilidad del extranjero o la utilización perversa de la ley. Una radiografía del alma humana que le valió a la actriz Mercè Managuerra el Premi Margarida Xirgu por el papel de Shylock.

Una versión libre de “El príncipe feliz” de Oscar Wilde es el punto de partida de Ala meua (Carme Teatre, 10 y 11 de abril), una adaptación para el público familiar a partir de seis años, sin palabras, utilizando el lenguaje de las sombras, los títeres y el clown gestual. David Durán y Maria Andrés firman su dramaturgia, además de encargarse de la interpretación, dirigidos por Núria Martin.

Miguel Hernández, si no me sacáis de aquí, me muero (Teatro Círculo, del 8 al 18 de abril) es el título del montaje creado, dirigido e interpretado por el ilicitano Gabriel Almagro. Una celebración de la figura y obra del poeta, un recuerdo a la persona que era. Un monólogo que es una visión subjetiva de su vida a partir de las confesiones que Gabriel / Miguel realiza desde el Reformatorio de Adultos de Alicante, en 1942, donde ha sido trasladado enfermo, donde le van a dejar morir.