Lorena Ballesteros, 50% de Cartílago Ediciones.

Lorena Ballesteros y Salvador Ferrer se conocieron en un taller de escritura hará cinco años. Ella, licenciada en publicidad y RRPP. Él, diplomado en turismo. Lorena trabaja, actualmente, para ONG’S. Salvador de copy en una agencia. Los dos son valencianos y a los dos les encantan los libros. A sangre fría, de Truman Capote, es el favorito de ella. Todo bajo el sol, de Ana Penyas, es el nuevo preferido de él. Lorena y Salvador han puesto en marcha Cartílago Ediciones, que empieza su andadura con poesía visceral (Ántrax: Ovejas, úteros y jugos, de AK-ch8) y Marianela, de Pérez Galdós. Lorena responde nuestras preguntas.

¿Por qué Cartílago?

Cartílago nace de un día de paella y cervezas por El Carmen. Nace de una broma para después convertirse en algo muy serio. Nuestro trabajo, nuestra pasión. Somos cartílago como nuestras narices. Somos piel. Somos verdad, aunque seamos una editorial de ficción.

Nacéis con dos colecciones: una dedicada a autores nóveles y otra a clásicos. 

De momento, no tenemos colecciones como tal, sino más bien exploramos en torno a tres ejes de trabajo: descubrir autores nóveles con talento, rescatar obras clásicas que nos resulten relevantes por algo y traer títulos latinoamericanos que nos parece una lástima que aquí apenas conozcamos a pesar de hablar el mismo idioma en muchos sentidos.

Lo que no sois es una editorial de autoedición.

No, no somos una editorial de autoedición, pensamos que si algo es bueno merece que una editorial ponga a su disposición todos los medios y recursos posibles para impulsar esa obra. Somos una editorial al servicio del arte y no al revés.

El apartado de nóveles lo empezáis con la autora AK-ch8 y “Ántrax: Ovejas, úteros y jugos”.

AK-ch8 es muy especial. Primero te desconcierta y luego te engancha, te atrapa, téneis que leerla. Es poesía sin sentimentalismos. Es verdad, es desgarro, y a la vez da mucho gustito. La autora y yo nos conocimos en un taller de escritura creativa. Sabía que estaba escribiendo un libro y que quería publicarlo, le mostré a Salvador unos poemas y estuvimos de acuerdo en no dejarla escapar.

En el apartado de clásicos recuperáis “Marianela” de Benito Pérez Galdos.

Galdós fue el primer escritor español en dar protagonismo a las mujeres en sus libros. En principio, las reediciones serán de autoras y autores españoles, pero pronto nos encantaría poder sumergirnos en las traducciones cuando Cartílago haya rodado un poquito y podamos estar a la altura.

¿Qué criterios seguís a la hora de seleccionar los libros que editaréis? ¿Tenéis una hoja de ruta de lo que editaréis en este primer año?

Queremos autoras y autores o mejor dicho escrivientes, como a nosotros nos gusta llamarlos (escritor+superviviente), que nos hagan sentir, por su vida y por su obra, y siempre bajo nuestos principios de editorial sensible, contemporánea, subversiva y feminista. Este año tenemos previsto editar 5 libros. En verano sacaremos una nueva edición española de “Las voces y los ecos”, de la escritora cubana Aida Bahr y en campaña de invierno nos gustaría sacar otros dos libros más.

¿Cómo se vencen los miedos que surgen cuando se emprende una iniciativa en medio de una pandemia?

Las situaciones de crisis pueden ser oportunidades. La clave está en hacer mucho y pensar poco (se ríe). Proyectar en positivo y disfrutar el viaje, aprender, perseverar. La ilusión te mantiene en alerta constante y si luego tienes gente que te apoya, lo hace todo mucho más fácil.

¿Alguna editorial que hayáis tenido de referencia a la hora de poner en marcha el proyecto?

Somos muy fan de Anagrama. Un saludito desde aquí.

Cartílago tiene un hermano pequeño, #UESO.

#UESO es la publicación propia y mensual de Cartílago Ediciones. Con #UESO no se busca el lucro, sino el placer. Es un fanzine gratuito y colaborativo que nace de la necesidad de acercarnos e interactuar con la gente y del deseo de crear una red de artistas locales. Cada mes se distribuyen 100 ejemplares en distintos locales y librerías de Valencia. La dinámica es sencilla: se elige, previa encuesta en Instagram, una palabra que servirá de disparador para dos textos y dos representaciones gráficas. Desde aquí aprovechamos para hacer un llamamiento a escritores, poetas, periodistas, ilustradoras, fotógrafos y artistas de variedades para que nos escriban para participar.

Si tuvieras que definir Cartílago en un lema o en pocas palabras, ¿cuál sería?

Reivindicamos la lectura como ritual. El uso de marcapáginas, subrayar renglones y las notas al margen. Nos gustan los libros que se puedan oler y tocar. Sabemos que la industria digital está pegando fuerte, y aunque tampoco lo descartamos en un futuro, somos todavía unos románticos (se ríe).