“Fine Lines”. Foto: Tilo Stengel.

Dansa València 2020 (del 28 de marzo al 5 de abril en diversos espacios de la ciudad) acogerá el trabajo de 29 compañías, de las que 14 son valencianas y 15 del resto de España. Cuenta con 44 representaciones, 9 nueve espectáculos de calle y 3 estrenos absolutos, entre los que destaca Fine lines de Roser López Espinosa, una producción del Mercat de les Flors; o el trabajo de Christine Cloux y Jorge Picó.

Durante los nueve días de duración, la programación de Dansa València “pretende ser abierta a todos los públicos y convertir a la ciudad en el punto de encuentro del sector escénico donde se subraya la creación y el diálogo creativo entre los diferentes territorios del Estado”, según palabras de Mar Jiménez, la directora del festival.

Diversidad identitaria, radiografía valenciana y experimentación serán, según Jiménez, los tres ejes clave en el desarrollo del festival: “En primer lugar, el protagonismo de la diversidad identitaria de los montajes, convirtiéndola en el eje temático que conducirá la gran diversidad de formas de expresión y ópticas diversas que introducen los territorios de origen, con montajes como el de Janet Novás con Mercedes Peón, o el de Olga Pericet”.

Una segunda vertical temática es la presentación de una muestra representativa de la cartografía del ecosistema coreográfico valenciano con montajes de Marcos Morau, Titoyaya Dansa, OtraDanza, Fil d’Arena y Ángela Verdugo, entre otros.

Y por último con Moviments Urbans, el festival se transforma en un espacio más abierto, colectivo y de ciudad. Moviments Urbans es un paseo para redescubrir la ciudad desde la danza de Fil d’Arena, Ertza, Mariantònia Oliver, Colectivo Lamajara, y Dunatacà, entre otras.

Asimismo, Dansa València presenta una programación expandida que da espacio a la formación, la reflexión y la experimentación. Los coreógrafos Sharon Fridman y Roser López Espinosa desarrollarán clases abiertas. La Asociación Valenciana de Empresas de Danza (AVED), junto con el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), estructuran Missió Inversa, una iniciativa destinada a fomentar la presencia de las empresas valencianas de danza en el mercado exterior. Además, La Granja del IVC invita a la comunidad a participar de las investigaciones, metodologías y reflexiones que está desarrollando junto con los creadores y profesionales.

Dansa València se expandirá por diferentes espacios de la ciudad y contará con los teatros Principal y Rialto, la Sala Matilde Salvador, Carme Teatre, Espai Inestable, Teatre El Musical, La Mutant, el Centre del Carme Cultura Contemporània, y este año se suma la sala Martí i Soler del Palau de les Arts.