Escenarios

“Sexiland” en 3 actos

Foto: Luz Helena Sandino.

Sexiland (Teatro Círculo, del 24 al 27 de octubre) es, en palabras de sus responsables, “una obra de teatro documental con base autobiográfica que reflexiona sobre el mito del amor romántico y la pornografía, continuando con su producción estética donde confluyen varios lenguajes escénicos como la danza, el teatro y las nuevas tecnologías”.

Detrás de la obra se encuentran los creadores Carmen Meinhof, Natalia D’Annunzio y Mauro Molina, que “con Sexiland pretenden indagar escénicamente en qué medida nuestra personalidad está condicionada por el amor romántico y la pornografía en esta hipersexualizada sociedad”.

En Verlanga indagamos en la obra. En el antes, en el durante y en el resultado, de la mano de las cabezas pensantes del montaje.

Creación

(Carmen Meinhof) El sexo y su importancia en el momento actual nos permite indagar desde una perspectiva muy personal sobre un tema universal. Se vienen haciendo esfuerzos por revisar la idea del amor romántico, pero en la práctica el avance es bastante insignificante. Al mismo tiempo la revolución digital ha permitido que la pornografía esté más presente que nunca, imponiendo una idea hegemónica y violenta del sexo. Teníamos muchas preguntas y nos parecía un tema fascinante porque entendemos que estamos viviendo un punto de inflexión, que parece confundirse con liberación pero que por otra parte es muy ambiguo y contradictorio. En relación al proceso de gestación, hemos trabajado desde el principio de manera horizontal, hablando mucho y discutiendo, afinando y definiendo qué y cómo mostrar(-se) en escena.

Preparación

(Natalia D’Annunzio) El proceso se inició con la intención de que hablara el cuerpo. Empezamos desde la danza, hemos trabajado muchas sesiones donde el cuerpo era el protagonista escénico, y donde el extrañamiento, como recurso, estaba muy presente. El inicio de nuestra búsqueda es el cuerpo (cómo se mueve el cuerpo pornográfico, cómo se mueve el cuerpo romántico) y casi sin darnos cuenta, desde el cuerpo se fue derivando hacia lo performativo, hacia la acción. A diferencia de Paterland, el texto en Sexiland solo ha llegado al final. En este caso, se podría resumir que empezamos con el cuerpo que nos llevó a la acción y para aterrizarlo le pusimos texto. Asimismo la idea del extrañamiento, que ha estado tan presente desde el principio, nos ha dado mucha poética y ha contribuido a generar líneas de tensión en los personajes y en la estética de cada personaje en sí.

La obra

(Mauro Molina) Con Paterland, nuestra última producción, este colectivo inició un proceso de investigación sobre los mecanismos de lo documental en la escena contemporánea y su interacción con la representación en la danza y el teatro físico, las nuevas dramaturgias y su relación con las tecnologías, indagación que se expande en el tiempo y que abarca diferentes temáticas.

En Sexiland, concretamente, nos propusimos responder a una serie de preguntas directamente relacionadas con las transformaciones  que la revolución digital ha propiciado y que a la larga, han modificado socialmente muchos aspectos de la cotidianeidad como la frontera entre lo público y lo privado. En ese sentido hemos profundizado en este concepto lo privado es político, según Kate Millet, suscribiendo a esta afirmación para trabajar desde lo documental a nivel político y reivindicarlo como un elemento dramatúrgico determinante, construyendo ficción a partir de nuestra noción personal, antes a partir del “primer referente paterno” y ahora de “amor romántico” y “pornografía” para construir donde lo presumiblemente ficticio y lo aceptado como real crean una dinámica de controversia.

La fusión de lenguajes es otro de los puntos en común que tienen ambos procesos de creación explorando nuevas líneas de trabajo a partir de la interacción de la danza, el teatro físico y de texto, las prácticas performativas y la producción audiovisual. Por otra parte, el espacio de creación común entre artistas iberomericanos, ha fomentado la investigación y la reflexión sobre los procesos de trabajo de la escena local y sus múltiples significados y complejidades en torno a la teoría y la práctica de ambos continentes.