Yo tardaré un poco más”. Foto: Josep Gresa.

“María tiene 21 años y es estudiante de Criminología y Arte Dramático. Ha traspasado el otro lado del espejo y sabe lo que es el miedo. Cuando la ficción se vuelve realidad, aterroriza”. Esta es la sinopsis de Yo tardaré un poco más. Un apieza escénica que “nos sumerge en la oscuridad de un cuento, de una confesión, de un juego divertido y terrible. ¿Cuál es la verdadera realidad? ¿Tu lado del espejo, o el mío?”.

“Yo tardaré un poco más” forma parte de la programación del Festival Cabanyal Íntim (que se celebra del 6 al 16 de mayo) y se podrá ver el próximo domingo, 9 de mayo, a partir de las 18.30h en el Teatre El Musical. María Guerra es la autora, la responsable de las coreografías y la única intérprete. María, como la protagonista de la obra, también estudia Arte Dramático y Criminología. Para saber si hay más coincidencias y conocer otros aspectos del montaje, hablamos con ella.

¿Cómo definirías (brevemente) “Yo tardaré un poco más” desde las tres funciones que desempeñas en la obra (autoría, coreografía, interpretación)?

“Yo tardaré un poco más” es un thriller psicológico. Es el primer texto que escribo y la primera obra profesional que voy a interpretar. Para mí es una oportunidad increíble y ha sido un apasionante proceso de aprendizaje y creación.

No podría desvincular la mirada desde una de las funciones que me preguntas, porque están intrínsecamente unidas. Creo que tiene una sola mirada: una obra que nos hace viajar por diferentes emociones y nos sumerge en la oscuridad de un cuento, de una confesión, de un juego divertido y terrible.

¿Cómo surge la obra, cuánto hay de autobiografía en la protagonista?

La idea surgió durante el confinamiento. Empezó siendo un ejercicio de la asignatura de Dramaturgia que estaba cursando en la Escuela del Actor. Nuestra profesora, Paula Llorens, nos propuso escribir una pieza teatral.

Además de estar estudiando Arte Dramático, también estoy en la carrera de Criminología. Me interesa y me fascina la complejidad de la mente de los criminales. Por este motivo, a la hora de empezar a escribir, decidí unir mis dos pasiones: las artes escénicas y el estudio de las mentes criminales.

En la dramaturgia se juega mucho con la realidad y la ficción. Hay muchas cosas que sí que forman parte de mi vida personal, sobre todo en la primera parte de la obra, pero hay otras muchas que no. Habrá que ver la obra para descifrarlo…

¿Llevaste a cabo algún tipo de documentación especial para la escritura de la obra?

Una vez tuve claro el tema sobre el que quería escribir, empecé a investigar sobre ello para poder tener la máxima información posible. Estuve documentándome, leyendo gran cantidad de libros, sobre todo del criminólogo Vicente Garrido. También vi bastantes documentales y películas acerca de la criminología y los distintos perfiles psicopáticos que nos podemos encontrar. Fue un proceso increíble porque aprendí y descubrí muchísimas cosas que me fascinaron y me ayudaron a escribir “Yo tardaré un poco más”.

Más adelante tuve una entrevista con Juan José Azor García, (decano del Colegio de Criminólogos de Valencia) y con una de las psicólogas del Centro Penitenciario de Castellón II para poder indagar más sobre estos perfiles y acabar de perfilar el texto, afinando más la psicología del personaje.

Firmas autoría, coreografías e interpretas, mientras que la dirección recae en Toni Agustí. ¿Necesidad de tener una mirada extra, imposibilidad de llegar a todo…? ¿Cómo ha sido el trabajo con él?

Creo que una mirada externa siempre es importante y necesaria en un proceso de creación artística. La verdad es que en ningún momento se me pasó por la cabeza la posibilidad de dirigir la obra, ya tenía bastante con escribirla, interpretarla y permitirme coreografiar unos sutiles, y muy breves, movimientos que aparecen en la obra.

¿Cómo ha sido el trabajo con él?

Cuando la productora (a+, Soluciones Culturales) me propuso a Toni Agustí como director, me pareció perfecto porque me gusta mucho su trabajo. En este caso, la dirección de Toni ha sido fascinante e imprescindible. Trabajar con él ha sido un placer, siempre había querido hacerlo. Es un autor, actor y director que me encanta. Era y soy su fan. He aprendido muchísimo con él. Toni tiene una particular visión del mundo cargada de poesía, que plasma en sus direcciones, genera atmósferas sorprendentes que te zambullen en su mundo. Es una persona que ayuda y crea equipo. Me ha hecho estar muy cómoda en cada momento. Él y Pablo Peris (ayudante de dirección) son dos pedazos de profesionales que agradezco haber tenido a mi lado, tanto en la dirección como en el asesoramiento del texto. Un viaje de ensueño.

¿Cómo conviven el teatro de texto y las coreografías en la obra?

Realmente hay muy poca coreografía, son algunos movimientos físicos que, humildemente, hemos coreografiado. Es más, es una obra donde la palabra, el silencio, la luz y el espacio sonoro generan un ritmo intrigante.

“Yo tardaré un poco más” es la primera propuesta escénica de la compañía LaMar.

La compañía LaMar está formada por Laura Marín y Mª Ángeles Marchirant de la empresa a+ Soluciones Culturales, que tras leer el texto decidieron apostar por él y producirlo. a+ ofrece cada año una beca a artistas emergentes para ayudarlos a adentrarse en el sector de las Artes Escénicas, acompañarlos y asesorarlos. Este año me han dado la oportunidad a mí, regalándome un proceso rodeado de grandes profesionales que me han hecho crecer y gracias a los cuáles “Yo tardaré un poco más” se ha convertido en una realidad. ¿O una ficción?…El domingo 9 en el TEM, podréis comprobarlo.