Exposiciones

Una exposición que celebra los derechos humanos

Artículo 7. Luis Demano.

1948 empezó con el asesinato de Mahatma Gandhi y terminó con la aprobación por parte de la ONU de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El año pasado se cumplió su setenta aniversario y dados los inciertos y agitados tiempos que estamos viviendo cualquier celebración de la misma se antoja necesaria. Creadors valencians pels drets humans (La Nau, hasta el 24 de febrero) así lo hace. Una exposición comisariada por Boke Bazán, con quien a continuación mantenemos una charla, en la que cada uno de los treinta artículos de la declaración son recreados por ilustradores y diseñadores locales.

Lina VilaDani NebotMariscalCarmen García GordilloCristina Durán y Miguel Á. Giner BouDídac BallesterLuis DemanoVicent RamonRosa DeltoroCachetejackDiego MirPablo AuladellGimeno GràficPau Sanz i VilaClara-Iris RamosAjubelYinsenNuria RiazaLawertaBelén SegarraPaco Roca, Mar Hernández MalotaNúria TamaritIbán RamónMarta AnteloCento YusteMaría HerrerosCalpurnioJuárezCasanovaSento Llobell consiguen, parafraseando el texto de Álvaro Pons en el estupendo catálogo de la muestra, que el simbolismo gráfico se alce «como herramienta de reflexión sobre la humanidad y sus problemas, pero también sobre sus grandezas y virtudes».

Artículo 21. Paco Roca.

¿Cómo surge la idea de la exposición?

Boke Bazán- La exposición la plantean Chelo Vives y Vicente Sancho, de Amnistía Internacional CV, en equipo con La Nau, el Centre Cultural de la Universitat de València, y la colaboración del Ajuntament de València, con motivo de los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Hay un antecedente directo, en 2005, cuando Amnitía Internacional España organizó en La Nau la muestra de carteles titulada La letra y la imagen de los derechos humanos con autores y difusión a nivel nacional, entre los cuales participaron los valencianos Pepe Gimeno, Dani Nebot y Mariscal, también presentes en esta convocatoria.

¿Qué criterios seguiste a la hora de seleccionar a los participantes y el reparto de los artículos entre ellos?

Dado que la iniciativa surge aquí en València, el primer planteamiento es que fueran autores valencianos, de origen o residentes, de las tres provincias del País Valencià, y de diferentes generaciones. Además, por supuesto, de plantear una lista paritaria. La exposición anterior que hemos mencionado por ejemplo sólo contaba con dos autoras. La mayor dificultad -y esto he de confesar que me resultó durísimo- fue seleccionar sólo a 30 entre tantísima gente de nivel y no poder incluir a ciertas personas a las que sigo y admiro. En cualquier caso considero que estas 30 representan a un colectivo muy bien avenido.

Los artículos los asigné teniendo en cuenta los estilos de los autores. Estuvimos muy en contacto durante el proceso con el objetivo de que la exposición funcione como un todo en cuanto a variedad formal y conceptual además de su función individual respecto al articulado.

En la exposición además de ilustradores también se incluyan diseñadores.

Tanto la ilustración como el diseño, la fotografía, pintura o escultura son a mi modo de ver disciplinas aptas para simbolizar, metaforizar, comunicar… por lo tanto no veo diseñadores o ilustradoras sino creadores visuales, con magníficas trayectorias profesionales y de compromiso social, que han sabido asociar a cada artículo de los Derechos Humanos imágenes bellas, llamativas, inteligentes, sensibles, evocadoras, provocadoras y por supuesto de la más alta calidad.

Artículo 23. Núria Tamarit.

¿Satisfecho con el resultado final?

Totalmente. Desde Antonio Ariño (vicerrector de cultura de la UV) y su equipo de exposiciones de La Nau, Esteban Beltrán (director de AI España) y su gente en Valencia, las y los 30 artistas, Paco Mora (producción), hasta los medios de comunicación han aportado su mejor onda; esa energía tan positiva ha impregnado todo el proyecto. La exposición ha tenido una difusión extraordinaria, comentarios muy chulos y está funcionando realmente bien. La lista para la itinerancia sigue aumentando.

¿Cómo definirías la exposición desde el punto de vista creativo?

El posicionamiento del proyecto, lejos de reiterar o enfatizar las imágenes tan a veces crudas de la vulneración de los derechos humanos, y del discurso  tradicional de ilustraciones lacrimógenas y de denuncia, es precisamente lo contrario; el mensaje y la visión es positiva.

Sí, efectivamente los derechos se vulneran a diario, sin embargo la carta que acaba de cumplir 70 años, y que a día de hoy tiene tanta vigencia, es una referencia, una columna vital en la evolución social, ya que por primera vez se reconocen internacionalmente derechos tan básicos como el de igualdad, libertad de pensamiento o expresión. Celebramos esta efeméride y su contenido como el manifiesto supranacional más importante en mi opinión.

La exposición encuentra su mejor aliado y proyección en el maravilloso catálogo que se ha editado.

Además del comisariariado, en NocionesUnidas hemos tenido la suerte de realizar el diseño expositivo así como la gráfica y los catálogos en equipo con Pentagraf. Nos pareció interesante la idea de carpeta que recopila además del cuaderno con los textos de Arancha Vicario, Ariño y Álvaro Pons, las ilustraciones en láminas con un tamaño considerable que permita un uso individual como por ejemplo para enmarcarte las que más te gusten. Así mismo la labor didáctica la incrementamos puesto que puede funcionar como un catálogo al uso y también como originales para ser expuestos por ejemplo en un centro educativo sin necesidad de infraestructuras o inversión económica.