1- ¿Qué tiene en común Moondog, Alice Coltrane y Lola Flores más allá de la inmensidad de su arte? Bien sencillo, son las primeras referencias de Bossa Nova, un proyecto valenciano de tote bags con mucho gusto y mucho groove. Detrás están Cristina Pérez (dirección de arte y comunicación), Jussi Folch (selecciona los artistas y diseña las totes bags) y Lanevera Ediciones (estampación y control de calidad del producto). Nos cuentan que “son pequeños homenajes, sobrios y elegantes, con el fin de reivindicar a figuras del mundo de la música que merecen ser resaltadas constantemente”.  ¿Y cómo son esas tote bags? “Son de algodón 100% crudo, las tintas de la estampación son ecológicas con base al agua y están estampadas a mano. Las tiradas son pequeñas y no van numeradas, la idea es no hacer muchas de un mismo personaje, y así poder tener un punto de exclusividad”. Cada una cuesta 12€. A la hora de elegir a los artistas lo tienen bien claro,”es bastante fácil, tiene que molar tanto la música como la persona”.

2- Aclarado el presente de Bossa Nova, le damos a la tecla de rebobinar. Nos detenemos, le damos al play y aparece en pantalla Jussi. Sí, Jussi es el mismo que toca en Aullido Atómico o Chavalán, pero en este viaje al pasado aún no lo hace, es más joven. Ya le gusta la música, las bellas artes, la impresión y se pinta sus propias camisetas de los grupos que le gustan. “Como no tenía suficiente dinero para comprarme las originales que veía en revistas como Tipo, me compraba camisetas lisas del mercadillo y las pintaba a pincel, rotulador o plantilla y spray, ¡auténticas aberraciones técnicas! Desde entonces, siempre que puedo intento relacionar lo que hago como artista gráfico o diseñador, con el mundo de la música y los personajes que de ahí salen”. Avanzamos en la historia con un invitado de lujo, José Monje Cruz “Hace cosa de dos años estaba probando a estampar una foto de Camarón sobre textil, con un nivel de detalle y degradados muy finos y me pareció llegar a un nivel de perfección en el estampado realmente alto. Lucía mi estampa muy orgulloso. Durante ese trabajo de investigación había escuchado mucho a Camarón, entonces me di cuenta de que me había acercado más a él, si cabe, al mismo tiempo que había conseguido sacar un producto elegante y atemporal”. Entonces no lo sabía, pero la semilla de Bossa Nova ya estaba plantada en su cabeza.

3- Empezábamos preguntándonos qué unía a Moondog, Alice Coltrane y Lola Flores más allá de lo estrictamente musical. Jussi confiesa que “ha salido de forma totalmente casual, pero el nexo de unión es la espiritualidad que desprenden, cada personaje a su manera. Molan a rabiar, a todos quieres llevarlos en una tote bag. Hay algunos personajes más sesudos, que no conocerá mucha gente, nos gusta la mezcla con otros que conocerá todo el mundo. Con todos te gustaría hablar un rato y que te contaran anécdotas de sus vidas”. En Bossa Nova no hay un planning estrictamente cerrado de producción, van sacando cosas cuando quieren. Sun Ra será el próximo, “la alta gama de la experimentación jazzística. Pionero en incorporar moogs e instrumentos más electrónicos en el jazz, además de anteponer la filosofía en sus canciones, la ciencia ficción y crear una puesta en escena bastante delirante. Todo esto hace de él un personaje a redescubrir constantemente”. Cuatro tote bags, cuatro hitazos.