Cisco Fran en el escenario. Foto: B&F,.

Cuando Cisco Fran publicó con su nombre (al margen de La Gran Esperanza Blanca) su primer ep, Gigante, le entrevistamos en Verlanga. En una pregunta sobre la canción “Lonely on the road” nos contaba “Es una canción que toco y grabé con cejilla. Es porque soy muy “indie”. Cejilla e inglés es un cóctel “indie” infalible. Quiero que se me reconozca que fui “underground” e “indiependiente” antes de que todo se etiquetara como una góndola del Carrefour”. Ahora, su tercer trabajo se titula Indies. “Es divertido que me recuerdes esa respuesta, que había olvidado completamente, Lo es porque demuestra que lo que hace cuatro años parecía una “boutade” ahora es un hecho incontrovertible. Lo “indie” como etiqueta está agotado. Mi uso del término es claro e inequívoco, si “indie” ya es un término vacío de significado, yo puedo serlo también”.

Indies cuenta con la colaboración de un buen número de músicos valencianos (Néstor Mir; Rafa Adrián y Raúl Pruñonosa de Badlans; Lanuca; Los Radiadores y Santiago Penagos). “Compuse las canciones durante el confinamiento duro de la primavera de 2020. Quería grabar un disco con estas canciones pero no me apetecía que sonara a mí, a lo que ya había hecho con Gigante y Sultán (su segundo ep), así que se me ocurrió llamar a músicos amigos y que ellos le dieran su toque. Les mandé mis demos acústicas y ellos tuvieron libertad absoluta para darle forma a las canciones”.

Aunque el proyecto del disco se gestó durante el confimaniento, las grabaciones se realizaron este mismo 2021, cuando ya se habían rebajado algunas restricciones, había movilidad y se permitían las reuniones. “Las canciones están marcadas por hechos y situaciones del confinamiento, “Paseo en la noche” o “Todos rezan por el alma de Hank” no tienen tanto que ver con esa extraña situación, pero en general es cierto que el confinamiento las sobrevuela. Lo de que cada banda le diera su toque es algo que se me ocurrió a posteriori, no cuando las compuse”.

Precisamente “Paseo en la noche”, con Néstor Mir, abre el ep. Es, posiblemente con “Polen”, la que más se aleja de lo que ha sido hasta ahora su carrera, adentrándose en nuevos sonidos, una estimulante propuesta llena de riesgo que solventa con muy buena nota. “Para mí ha sido muy divertido ver como las canciones encajaban tan bien en las lecturas diferentes de cada artista. Mi intención siempre fue alejarme de mí mismo lo más posible. En algunos de estos temas creo que lo he logrado”.

“Todos rezan por el alma de Hank” (con los Badlands mencionados) y “Blues del virus” (cerrando el disco con Penagos) son, a priori, las que remiten a sonoridades más cercanas a los que nos tiene acostumbrados Cisco Fran. Ambas son una invitación al baile, a la celebración, una de las cosas de las que nos ha privado la covid. “”Blues del virus” fue la primera que compuse. Intenté darle una visión humorística de algo que ahora mismo ya no tiene ninguna gracia. Y “Todos rezan por el alma de Hank” es mi particular homenaje a la música country. Durante el confinamiento vi la serie documental Country Music, de Ken Burns, y me gustó tanto que la canción nació por sí misma, sin esfuerzo alguno. Son alegres y me alegro porque ahora mismo creo que todos queremos eso, pasarlo bien”.

En “Polen” su voz se ajusta a la perfección a la atmosfera que crea Lanuca, adquiriendo además un protagonismo mayor. Se intuye en este trabajo un mayor disfrute cantando, al tiempo que se supera el reto que supone en algunos pasajes. “Soy un cantante con limitaciones, pero quizá otros cantantes tengan muchas más que yo, así que no me asusta jugar con la voz en otros paisajes musicales. Me divierte ver que la voz empasta bien con texturas sónicas diferentes a las que suelo manejar. Quizá algún día haga un disco cantando siempre de esta manera, quizá entonces suene en Radio 3”.

“Nena” es una bomba con la mejor compañía imaginable, Los Radiadores. ¿Cuánto hay de autoregalo en esta canción? “Todo el disco lo es. Un autoregalo en toda regla. Que todos estos músicos pongan su talento al servicio de mis canciones y lo hagan de forma desinteresada, implicándose al máximo artística y personalmente es lo más parecido a un regalo que uno puede hacerse”.

Indies es el primer trabajo de Cisco Fran en el que no aparece fotografiado en la portada.”Cuando pensaba en la portada recordé la cubierta del disco Changing Horses, de Ben Kweller, y tuve claro que quería una como esa. Mi diseñador de cabecera, Víctor García (VikPamNox) hizo un excelente trabajo y a la vista está. Lo de aparecer o no en la foto ni lo valoré. Me encanta todo el diseño del cd”.

El disco está dedicado a Fernando Garcín, pero curiosamente no participa en el mismo. “El disco se lo dedico a él porque se lo merece. Siempre ha ido contracorriente y lo ha hecho durante lustros, demostrando que un poeta también puede cantar; él hizo “spoken word” antes de que el término se acuñara. Es un héroe en la línea de autenticidad que solo es atribuible a otros héroes como John Trudell, Harry Dean Stanton o Ferlinghetti. Es una vergüenza como sus últimos trabajos han sido repetidamente ignorados y su figura ninguneada. Es un artista vivo que sigue produciendo material interesantísimo, basta seguir su perfil de Facebook para comprobarlo. Y, por supuesto, no conozco a nadie a quien el término “indie”, el original, le encaje mejor”.