Música

The Long Ryders, no son la mejor banda del mundo ni falta que les hace

The Long Ryders. Foto: Henry Diltz.

The Long Ryders publicaron su primer Lp, Native Sons, en 1984. Aquel año también debutaron en formato grande Hoodoo Gurus, Everything but the Girl o The Smiths. Los estadounidenses nunca escondieron sus intenciones (ahí estaban la portada de su debut y Gene Clark, de The Byrds, cantando en un tema del mismo) y de ir a las neveras de Buffalo Springfield y The Clash quedaron enmarcados en los que se conoció como Nuevo Rock Americano. La etiqueta, como siempre, era lo de menos, lo que importaban eran las canciones. Y en sus dos siguientes discos en estudio (State Of Our Union (85) y Two-Fished Tales (87)) demostraron su habilidad para crearlas.

Ahora, tres décadas después, siguen con el mismo empeño y formación. Psychedelic Country Soul (2019) es tal cual lo que aventura su título. Con versión de Tom Petty, los coros de dos Bangles y mucho oficio, han entregado un disco que suena con la frescura y la rotundidad del que lleva muchos escenarios pisados. Vuelven a sonar eternos (All Aboard) e inspirados (If You Want To See Me Cry), inmediatos (Greenville) y enérgicos (What the Eagle Sees), crepusculares (Molly Somebody) y refrescantemente jóvenes (The Sound). Y por muchos años.

The Long Ryders actúan este jueves, 7 de noviembre, a partir de las 22h, en el Loco Club.