Música

Una a una: “Satèl·lits” (Gem)

Gem. Foto: Enric Alepuz.

Jugando con los títulos de dos de las canciones de su debut (Dent de lleó, 2017), se podría decir que Gema Vañó en su segundo álbum como Gem (Satèl·lits, 2019) no mira hacia atrás, aunque lo volvería a hacer. Se aleja de los postulados de cantautora de su ópera prima para abrazar cierto escapismo bailable de raigambre eléctrica y electrónica, sin renunciar a la crítica social ni romper con su pasado melódico. Las nuevas tecnologías son el eje sobre el que giran sus composiciones, alertando de sus peligros, pero mostrando también sus virtudes, sin adoctrinar. Pero mejor que sea ella la que nos descubra su trabajo:

1- Cables i circuits

Una chica se enamora de un robot cuando acompaña a una amiga a una conferencia de robótica. Está inspirada en la película Her, también en Ex-Machina y en un robot real que se llama Sofía. En realidad, habla de relaciones que acaban y de cómo buscan sustituir a una persona por otra, en este caso un robot que, a pesar de ser virtual, si “et fa sentir, és real”.

2- Ona Electromagnètica

Habla de las relaciones a distancia. En este caso, la tecnología facilita la historia. Es una de las primeras canciones del disco, es de esas que nace por inspiración y crece sola.

3- Inesborrables

Trata de hacer visibles a personas que han hecho grandes cosas por la tecnología y no las recordamos o se les ha intentado esconder. Como Alan Turing por ser homosexual o Ada Lovelace por vivir en un contexto machista. También tiene una visión positiva de la tecnología, que nos permite mejorar nuestras vidas en algunos aspectos de comunicación…

4- Juntes

Es una canción sobre cómo la amistad nos salva. De cómo siempre posponemos encontrarnos con las amigas por falta de tiempo porque siempre vamos corriendo.

5- Abraça’m fort

Cuando sientes que no formas parte de esta realidad es que estás borracha de sueños. Cuando todo te parece un ensayo de una obra que no empieza y, sumergida en dudas optas, por flotar. Abraça’m fort es una huida hacia las cosas sencillas, el universo el principio de todo.

6- Aïllats

Es una de esas reflexiones que haces en el tren camino a València, de cómo la sobre-conexión algunas veces nos acaba aislando. Tan cerca y tan lejos. Así es cómo la tecnología en lugar de acercarnos nos acaba aislando del mundo. Cómo escondemos el dolor y solo mostramos la parte feliz de nuestras vidas, fingiendo que siempre todo nos va bien.

7- Passatgers

Es una de las últimas canciones del disco. Al principio quería escribir sobre la relatividad del tiempo. No tenía conocimientos suficientes para hablar de ello obviamente, pero sí de la forma superficial como esta canción trata el tema. El tiempo es fugaz, vivimos un momento en el que todo es de consumo rápido, las relaciones, la música, todo. Por esta razón, Passatgers invita a hacer que sea breve, pero intenso, a pesar de la fugacidad de nuestros días.

8- Toxicitat

Esta canción habla de las relaciones tóxicas de pareja. Cogerle el móvil a tu pareja sin consentimiento es, sencillamente, ¡TÓXICO! Es considerar al otro o a la otra de tu propiedad. Sus bromas, movimientos, conversaciones, ideas, son PRIVADAS. Aborda el tema de la toxicidad en las relaciones con una música potente y una sonoridad más bailable para que el mensaje llegue con fuerza.

9- Reset: Res dura sempre?

RESET y los amores que acaban y te has de reconstruir y llorar y dudar y volver a llorar y renacer.

10- Por de la por

¿QUIÉN VIGILA AL VIGILANTE? Si hemos vendido la intimidad, ¡¡¡¿¿¿dónde están los límites???!!! “Satèl·lits que ens fan fotos des de l’espai,
constantment localitzats”. Esta canción nació porque quería hablar de cómo el Gran Hermano está ahora más vivo que nunca. Hemos cedido parte de nuestra intimidad a cambio de seguridad. Pero, realmente, ¿quién vigila al vigilante?