“Interior Design” (Michael Gondry).

Inèdits es el bocado delicatessen de La Cabina. Una sección que es una oportunidad de “ver mediometrajes de directores consagrados, que no gozaron de distribución y proyección en salas comerciales, por lo que son desconocidos para el gran público”. Este año, répoquer sin farol: Michel Gondry, Bong Joon-ho, Léos Carax, Sarah Maldoror y Juan Estelrich con guion de Luis García Berlanga y Rafael Azcona. Nombres que se unen a los de Orson Welles, Cecilia Bartolomé, Basilio Martín Patino, José Luis Cuerda, Naomi Kawase, François Truffaut o Martin Scorsese, de anteriores ediciones. Las sesiones de Inèdits se realizarán los días 18 y 19 de noviembre en La Filmoteca. Y este es el menú:

Interior Design (Michel Gondry, 2008)

El mediometraje de Michel Gondry (¡Olvídate de mí!, La espuma de los días) forma parte de la película Tokyo! que recoge tres capítulos que, también firman Bong Joon-ho y Léos Carax, y que se podrán ver en esta sección de La Cabina. Tres cineastas no japoneses acercándose a la capital nipona. Gondry adapta la novela gráfica Cecil y Jordan en Nueva York, de Gabrielle Bell, editada en nuestro país por La Cúpula. Presentada en el Festival de Sitges  de 2008, Interior Design nos presenta a “una joven pareja que intenta abrirse camino en Tokio. Mientras él tiene claro que quiere ser director de cine, ella se siente perdida”.

Merde (Léos Carax, 2008)

Otro de los mediometrajes que componían el film Tokyo!. Antecedente, de alguna manera de su obra posterior Holy Motors, Merde nos muestra a un Denis Lavant sembrando el caos de las calles de Tokio cada vez que emerge de las alcantarillas. El propio Carax (Los amantes del Pont-Neuf), afirmó en una entrevista que podía decirse que Merde era él, porque comparte con su protagonista su amor por la vida, pero no por las personas.

Shaking Tokyo (Bong Joon-ho, 2008)

El director de Parásitos fue la tercera pata de la película conjunta que se desarrolla en la capital japonesa. En Shaking Tokyo enfoca a “un hombre solitario, que se enfrenta al contacto humano cuando una repartidora de pizza se desploma en su puerta durante un terremoto”. Bong Joon-ho, como siempre, atraído, por esa realidad escondida de nuestro día a día. Para The New York Times, se trata de una “delicada historia de amor que explora el fenómeno de los hikikomori, jóvenes y en su mayoría hombres encerrados que se han retirado voluntariamente de la sociedad”.

Un postre para Constance (Sarah Maldoror, 1980)

Fallecida este año por el coronavirus, la cineasta Sarah Maldoror, francesa de origen antillano, será homenajeada por La Cabina en esta sección Inèdits. Para ello, han programado Un postre para Constance, una producción televisiva, en la que “dos barrenderos africanos encuentran un recetario clásico de cocina francesa, que estudian como divertimento hasta convertirse en verdaderos expertos y ganar el primer premio en un programa de televisión típico de la clase media francesa”.

Se vende un tranvía (Juan Esterlich, 1959)

Se vende un tranvía fue lo que hoy llamaríamos un piloto para una serie de televisión, Los pícaros, que nunca se llegó a realizar. Con guión de Luis García Berlanga y Rafael Azcona y un reparto maravilloso con José Luis López Vázquez, María Luisa Ponte, Chus Lampreave o José María Tasso (Berlanga también tien eun pequeño papel), fue dirigida por Juan Esterlich (El anacoreta). La cinta nos traslada al patio de una carcel, “donde uno de los presos cuenta cómo intentó colocar un tranvía a un rico e inculto agricultor”. Cuando fue rechazada por TVE, la película quedó olvidada, hasta que en 1980, y dentro de la programación de la I Mostra de València del Mediterrani fue rescatada por los organizadores del homenaje que se le dedicó al director valenciano dentro de la programación del festival.

 

La Cabina en Verlanga:

La Cabina: las 12 películas de su Sección Oficial

Así es el cartel de La Cabina