El Festival La Cabina (del 10 al 20 de noviembre) ya tiene cartel para la edición de este año, obra de Ada Diez.”Cuando se me ofreció la posibilidad de ser la autora del cartel sentí una conexión inmediata con el encargo, ya que es un festival que he vivido como espectadora desde sus inicios, compartiendo su filosofía a la hora de querer mostrar la cultura y ponerla en el lugar que le corresponde. Además, apostando no solo por un formato poco habitual, sino por la destreza de los ilustradores como cartelistas”.

Para Diez, un cartel no sólo debe llamar la atención, sino que “debe ser un reflejo de lo que se está viviendo socialmente y establecer conexiones entre el evento y quien participe de él”, porque “los carteles (y el cine) ilustran historias”. A este respecto, confiesa que, desde el principio, se sintió interesada en trabajar con la idea de “la ventana”, “la pantalla”, “el espacio” y en “cómo vemos y consumimos cine”, ya que, durante el confinamiento, “estos conceptos, junto al cómo se proyecta y el cómo se comunica, tomaron un mayor significado”.

La ilustradora explica que el cartel rompe la cuarta pared para hacer cómplice al espectador, representado en la figura central, dándole importancia a las miradas que conducen la narración al fondo de la obra “basado en la gran variedad de mediometrajes clásicos y contemporáneos”. Y, como no podía faltar, “los pequeños detalles basados en el tiempo, que son un imprescindible de este festival”.