La ciudad despierta

Una calle en València para Julio Bustamante

Foto: Daniel García-Sala.

1- Cada vez que vuelvo de Madrid lo hago con cierta envidia por las placas que adornan algunas de sus calles. En ellas se recogen recuerdos de la cultura popular, nombres propios del cine, de la música, de la literatura, de la televisión. Desde el típico aquí-vivió al relato de alguna anécdota curiosa. Un encuentro con la otra historia que mantiene viva una urbe. Busquen eso en València y su rígido callejero, que parece que tenga un palo como espina dorsal. València le debe  una calle a Julio Bustamante. Ya la pidió Manolo Tarancón hace tiempo en estas páginas. Estaría bien que la ciudad tomara alguna vez la iniciativa a la hora de reconocerle sus méritos. Y que lo hiciera con él presente. Sería una bonita manera de devolverle todo lo que sus canciones nos han regalado. Sobre todo, porque si hablamos de Bustamante, los homenajes (conciertos, discos, reediciones,…) siempre han llegado, primero, de fuera.

2- Jorge Pérez (Tórtel) coincidió con Bustamante en Maderita y son buenos amigos. Le pregunto por lo de la calle. “Julio ha dedicado tantas canciones y canciones a esta ciudad, desde la maravillosa Al sur del corazón a València no s’acaba mai, un himno en realidad, toda una declaración de amor, que creo que es de justicia poética que sea ahora esta ciudad la que le dedique una de sus calles a él”. Jorge, que acaba de publicar una canción (Pirámides) con Clara Vinyals (de Renaldo & Clara) y que irá entregando más cada dos o tres meses hasta que en verano del 2020 llegue, posiblemente, su nuevo álbum, tiene claro donde ubicaría y cómo sería la calle Julio Bustamante. “Una calle en Marxalenes o en el Carme, con un parque lleno de gatos, árboles donde uno pueda sentarse a gusto a su sombra, y por supuesto una fuente”.

3- Alfonso Moreira (del muy recomendable programa de radio Hard Cuore, y también detrás de Números Sueltos o el festival Avivament) no duda ni un instante. “Pues claro que Julio se merece una calle. Es un clásico vivo y debemos acostumbrarnos a celebrar las cosas, y los artistas, en vida”. ¿Dónde? “Hay una oportunidad coyuntural en la nueva zona urbanizable entre El Cabanyal y la playa. Aunque lo más normal sería buscar un hueco por su barrio: Zaidía y alrededores”. Le pregunto a Alfonso en qué medida cree que València está presente en sus canciones, intuyendo que su respuesta me va a gustar mucho, como así es: “Independientemen de las canciones que hacen referencia específica a determinados barrios de la ciudad o a la ciudad misma (València no s’acaba mai), creo que la música de Julio está impregnada de la València que nos gusta. De esa València, además, con la que muchos nos sentimos identificados en un lugar cuya identidad está permanentemente usurpada por colectivos con los que me cuesta reconocerme. Es el cantor de la València Negra a la que hacen referencia Mireia Vives y Borja Penalba en su último disco (la del Tulsa y Radio City, la de Ortifus i l’Ovidi en una foto del Flaco) y por eso debemos de celebrarlo sin falta”. ¿Empezamos a recoger firmas?