Alex Tarazón

ALEX TARAZON

Fotos: Eva M.Rosúa

Nombre: Alex Tarazón.
Edad: 25 años.
Lugar de nacimiento: Valencia.
Lugar de residencia: Valencia.
¿Cómo definirías tu actividad artística? Retrato gente famosa para hablar de temas que me interesan.

El talento de esta Generación Las Naves es inagotable. Alex Tarazón con una mano especialmente dotada para la ilustración auna sus dos pasiones: estrellas del Hollywood dorado y asesinos en serie, para dar trazo, color y emoción, a historias vividas. Las Naves ya tiene un polizón dispuesto a retratar biografías y lugares que merecen la pena ser contados/dibujados. Y la travesía apenas acaba de comenzar.

¿Los ilustradores sois niños que nunca habéis dejado de dibujar?

Yo creo que sí. Llevo dibujando desde pequeño, en cuanto llegaba de clase me ponía a dibujar. Lo utilizaba también como una forma de liberar ansiedad, de olvidarme del colegio que no me gustaba. Lo seguí haciendo con el paso de los años, era mi forma de evadirme. Con el tiempo descubres que va contigo, forma parte de ti, es algo muy personal.

Cuéntanos sobre tu formación artística.

Acabé el año pasado Bellas Artes. En mi familia no hay antecedentes, bueno mi padre sí que pinta, los domingos. Eso que en la carrera está muy denostado.

¿Cuándo y por qué decides que la ilustración es tu profesión?

Siempre he tenido claro que quería dedicarme a esto. Las asignaturas de Bellas Artes relacionadas con la ilustración me ayudaron a darme cuenta que era lo que quería hacer. El profesor David Heras, y su asignatura “Principios de la ilustración”, nos mostró las salidas que tenía lo que yo quería hacer: dibujar y poner dibujos en sitios.

Rotulador, tinta china, gouache, grafito, ¿qué te aporta cada material?

El material me da libertad. Puedo usar rotulador pero cuando me canso pinto con gouache y luego empleo el lápiz. Son materiales muy rápidos, el gouache seca pronto y puedes pintar encima, con los rotuladores hago la mancha de color y luego la línea… Me gusta la acuarela pero no tengo paciencia. Y apenas uso lo digital para escanear los dibujos y poco más.

¿A la hora de ilustrar tienes manías, rituales, …?

Me pongo música o películas de fondo que me sé de memoria como “To die for” (Todo por un sueño) con Nicole Kidman, o “Vestida para matar”. Me gustan las películas con gente que está un poco tronada. En general, el cine de asesinos. En cuanto a música, me gusta que sea tranquila. Ahora estoy escuchando el último disco de Tame Impala, también me gusta Michael Jackson, las listas de spotify de littleisdrawing porque ella tiene mucho gusto también para la música. ¡Parece que sea música que la haya hecho para dibujar!

¿Cómo es tu espacio de trabajo y el método que sigues para ilustrar?

Tener el espacio ordenado es el principio. Siempre llego, ordeno todo y luego ya me pongo. Mi mesa recibe mucha luz del sol, por ejemplo por la tarde y siento que no puedo desaprovechar esa luz. En cuanto al método, cuando voy a ilustrar un personaje o espacio, leo antes sobre ello. Me gusta informarme, a veces invierto más tiempo que en dibujarlo en sí. La lectura sobre el Hollywood clásico engancha porque te preguntas “¿cómo le pueden pasar tantas cosas a una persona?”, y no puedes parar de leer y dices “y ahora qué dibujo”. Veo películas, me gusta buscar fotos que tengan una luz especial…

Las ilustraciones son trazo y colores ¿realizas estudio previo sobre el tema de los colores?

Antes dibujaba a lápiz o con tinta, pero en lo que hago ahora sí que le estoy dando mucha importancia al color. Me fijo en la fotografía de Stephen Shore o de William Eggleston, con sus colores muy vivos que a veces incluyen tonos pastel. Esos colores son los que me gustan e intento sacar en mis ilustraciones. Empleo unos rotuladores Promarker que son como acuarela porque tienen base de alcohol y se diluyen un poco. Cuando uso gouache, mezclo y hago lo mismo, un estudio previo de la paleta de color que emplearé. Es algo necesario que a veces me da pereza y pienso que ojalá lo pudiera sacar con magia (risas), pero que es muy importante.

¿Cómo adquiere un ilustrador su estilo?

Llegas al estilo dibujando mucho. Casi todos los días, incluso desde antes de entrar al ballicher artístico o Bellas Artes. A mi me ayudó mucho una asignatura que tuve de anatomía en Bellas Artes. Aprendiendo a dibujar realista, luego pude ir buscando mi estilo, aplicando lo que más te llama la atención, plasmándolo según tu estilo. Pero lo primero fue aprender a dibujar bien. En cuanto a mi estilo, me dicen que se aproxima al cómic norteamericano underground. Me gustaría decir que sí, pero no han llegado a mis manos muchos cómics de pequeño, ahora sí que leo más. Me gusta por ejemplo como dibuja David Hockney, aunque sé que luego no tiene nada que ver, aunque sí que me fijo en él.

ALEX TARAZON 2

En tu última exposición de tu trabajo, “American surfaces”, retratas iconos y habitaciones de moteles ¿cómo surge la idea?

Vi la exposición de Stephen Shore en Madrid y me gustó su obra y su biografía personal. Su colección “American surfaces” son fotos de un viaje que hizo, de sus desayunos, de los hoteles por donde había pasado… Cosas que parecen banales pero que son el reflejo de una época vivida, de unos materiales que ahora han caído en desuso, en hoteles que aunque pequeños o humildes, tenían sus moquetas, sus cuadros, decoraciones barrocas… Comparé esos retratos de sus espacios con retratos de estrellas de Hollywood cuyas vidas también nos pueden parecer banales como Justin Bieber, que ya se ha quitado los calzoncillos, ya… (risas). O Michael Jackson… Intenté unir esas dos cosas: materiales de una época y estrellas que son estereotipos que también tienen su tiempo y su lugar. Y son reflejo de una sociedad que los acepta. Me gustaba esa comparación.

“Hollywood forever” es tu primer fanzine. En él unes dos de tus pasiones: celebridades y asesinos en serie.

El proyecto parte de un curso que hice con Puño en la EASD este verano. Se trataba de hacer un fanzine en una semana. Hice la mitad durante el curso, y luego continué hasta acabarlo. Me vino muy bien la presión del tiempo porque me hizo conectar dos ideas que, a priori de haber tenido más tiempo para pensar, igual no hubiera unido: Retratos de asesinos en serie, y al lado anécdotas de las historias de determinadas estrellas de Hollywood, que me sabía de memoria. A Puño le gustó la idea y me animó, y dije “si a Puño le gusta, es una buena idea” (risas). Poniendo el texto sobre el dato biográfico de la estrella, al lado de la ilustración del asesino, se producía una unión entre ellos, porque muchos de los asesinos o estrellas de Hollywood coinciden en las circunstancias de que han sido niños desantendidos, cuyos padres no han cuidado de ellos. Como el caso de Aileen Wuornos la prostituta que asesinaba a camioneros, o niños-actores como Natalie Wood con sus padres que eran su managers. ¡Me da más miedo un padre-manager que un asesino en serie! (risas). Natalie Wood se rompió el brazo rodando una película, tenía 9 años y era la protagonista. Su madre por miedo a que le quitarán el papel, no le llevó al hospital y siguió rodando. Esa cicatriz que se le quedó en la muñeca le avergonzó y la tapó toda su vida. Una hija que era el sustento de toda una familia… Historias grotescas del show business y el contrapunto del asesino. Dos figuras que solo pueden surgir en una sociedad tan brillante y oscura como la americana.

En tus ilustraciones hay actores, cantantes, portadas míticas de la revista Interview de los  90… ¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración?

Veo muchas películas, me gusta la parte oculta de las biografías oficiales, historias de gente que no tiene nada que perder y echa hacia delante de manera que nadie más lo haría, solo un loco. Como la película “Nightcrawler”, con Jake Gyllenhaal, que cuenta la vida de un paparazzi que pincha la radio de la policía y llega antes que nadie a la escena del crimen. Esto le lleva a manipular la escena para que los vídeos que le exige su jefa sean lo más impactantes posibles. Es como la mujer explotadora en la película “Network”. En cuanto a ilustradores, una de las que más me ha inspirado, y con quien he hecho workshops, es María Herreros. Ella también habla de temas que le interesan a través de personajes de la cultura popular. Hay cierto complejo en que usar figuras de personajes célebres es superficial, pero con ella conecté con que hay que reivindicar lo que te gusta. Hacerlo bien pero hacer lo que te mueve y te interesa. Si no hiciera eso, no estaría siendo sincero. Littleisdrawing también me gusta mucho. Me da mucho fuerza que en Valencia haya gente tan importante. Me gustan las ilustraciones de revistas de Leyendecker, que fue previo a Norman Rockell, pero que me gusta más porque era homosexual y hacía todos los anuncios de moda, de ropa para hombres, y los figurines que dibujaba eran supergays, era como… él es gay, sus maniquíes son gays y al que le guste esto es gay (risas). Me gusta esas historias de artistas homosexuales que trabajaban en un mundo que no les permitía expresarse abiertamente pero que aún así lo hacían.

¿Y lo próximo que ilustrarás?

Ahora estoy en un proyecto que es un libro que ha escrito Dr. Insermini, que tiene un blog de cine, sobre gánsteres homosexuales en la historia del cine. Es una figura muy llamativa porque surge en una época en la que ser homosexual no estaba permitido, ni mostrarlo en las películas. La figura del gánster homosexual es como lo más underground que había. Él ya ha escrito gran parte del libro y yo lo estoy ilustrando. Estoy también preparando una exposición sobre actores del Hollywood dorado que también eran homosexuales y que sí que podían vivir más o menos su sexualidad siendo estrellas, pero de cara al escaparate se veían obligados a mantener una imagen para poder seguir siendo estrellas, protegidos por los estudios mientras fueras rentable. Como es el caso de Rock Hudson que tenía a su estudio que controlaba a la prensa, hasta que dejo de dar dinero y vino su declive.

Su obra:

1 2 3 04 05 06 07 08 09

Un comentario

  1. Pingback: Grapas, chufas y puñetazos | Verlanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.