La Fundación Prada exhibe el arte de dos valencianos

IMG_0484

Fotografía: Nastivicious, WEorNOT (Nastivicious’ Temple #01), 2016. Ilustraciones en colaboracion con Ada Diez. Cortesía Nastivicious.

La Fundación Prada que promociona el arte contemporáneo de artistas internacionales, alberga (desde julio hasta septiembre) la instalación WEotNOT (una de las tres partes del proyecto colaborativo que se exhibe en la institución milanesa bajo el nombre de Template Temple of Tenacity T.T.T.). WEotNOT es el trabajo del colectivo Nastivicius, formado por Nástio Mosquito (Angola, 1981) y el valenciano Vic Pereiró (Puerto de Sagunto, 1971), junto a la ilustradora también valenciana, Ada Diez (Puerto de Sagunto, 1984).

La diseñadora de moda Miuccia Prada y su marido, Patrizio Bertelli, crearon en Milán en 1993, un poderoso (en tamaño y presupuesto) contenedor de arte contemporáneo, Fondazione Prada. Desde entonces la actividad frenética de la institución (un bello complejo en el que los viejos edificios, una destilería del 1910, interactúan con los de nueva planta, orquestado por el arquitecto Rem Koolhaas y que cuenta con la joya de un bar, Luce, diseñado por el director Wes Anderson), ha sido multidisciplinar: una cátedra de filosofía estética avalada por la fundación en una universidad de la ciudad, 12 proyectos cinematográficos (exhibidos en La Biennale, Tokyo o Nueva York), 38 publicaciones (que incluyen catálogos y libros de arquitectura), convenios internacionales, más de 24 muestras de artistas… Un sueño llevado a la práctica que superaría las expectativas de cualquier mecenas.

WEotNOT es el último trabajo del grupo Nastivicius y el primero en el que intervienen un espacio de estas características. Sus miembros, Nástio y Vic se conocieron en el 2007 cuando el valenciano produjo un proyecto documental llamado “Africall?” que le llevó a recorrer siete ciudades del continente africano. Vic Pereiró lo explica: “En cada ciudad un artista local nos mostraba en persona su particular universo creativo y su entorno, en Luanda el artista seleccionado fue Nástio. Algún tiempo después nos volvimos a encontrar en Barcelona donde Nástio residió unos meses y surgió la idea de realizar algún proyecto conjunto solo por diversión, y a partir de ese momento empezamos a colaborar progresivamente en proyectos muy diversos. En los dos últimos años es cuando Nastivicious ha empezado a tener una actividad importante”.

Fotografía: Nastivicious, WEorNOT (Nastivicious’ Temple #01), 2016. Ilustraciones en colaboracion con Ada Diez. Cortesía Nastivicious.

Nastivicious es un colectivo joven que aúna fundamentalmente los campos ilimitados de lenguaje de la imagen (vídeo instalaciones, vídeo arte… ) con una ideología muy clara, “el uso de recursos extraídos de la cultura popular en todas sus manifestaciones. Buscamos conectar a la gente con aquello que realmente importa en sus propias vidas. Buscamos huir del lado pretencioso del conocimiento, intentamos remirar la belleza, y sobretodo no nos tomamos demasiado en serio a nosotros mismos o a nuestra obra. Nos gusta reírnos de todo” detalla Vic Pereiró. Y añade la premisa fundamental: “nos tomamos el amor muy en serio, más que desde la perspectiva romántica o del sentimiento, como principio, esencia o punto de partida para casi todo”.

¿Y en qué consiste la obra WEotNOT ? Montada en el espacio de la institución llamado, Podium (todo un desafío ocupar sus vastas dimensiones), la instalación podría definirse como una templo desacralizado. Vic lo cuenta,“tomamos la catedral como punto de partida y reinterpretamos algunos de los elementos que las componen cómo el altar, púlpito, vidrieras, coro y bancos. Aunque si hubo una reflexión inicial acerca de para que fueron construidos esos templos y el lo que finalmente se convirtieron, no tenemos ningún interés en discursos críticos o politicos. La crítica no es nuestro objetivo, lo que nos mueve aquí es la celebración de la cultura popular, todo en esta obra viene de ahí”.

Un instalación colectiva en la que la recreación de las vidrieras de la ilustradora Ada Diez ha contribuido a su principal objetivo: el disfrute visual. “Desde que tenemos la capacidad de recordar, las imágenes han formado parte de la historia de la humanidad, han servido para acompañar o directamente narrar textos de cualquier ámbito, se realizaban de esta manera para educar al pueblo “llano”, ya que en su mayoría se trataba de un público analfabeto, además de tener un perfil decorativo. A través de distintos refranes tradicionales escogidos en distintas localizaciones de todo el planeta, se intentan retratar diferentes males endémicos de la sociedad ofreciendo la particular visión del amor de Nastivicious, artífice de la idea de la instalación al completo”, explica Ada Diez.

Fotografía: Nastivicious, WEorNOT (Nastivicious’ Temple #01), 2016. Ilustraciones en colaboracion con Ada Diez. Cortesía Nastivicious.

Una instalación no exenta de dificultades técnicas según detalla la propia ilustradora, “al tratarse de una obra de dimensiones gigantescas, como cualquier buen templo que se precie, y modelos formados por ventanales de más de 5 metros que rodean totalmente el habitáculo que contiene toda la instalación, la realización de las ilustraciones pasaron por distintas fases, desde el abocetado y dibujos finales a lápiz, a la traslación de los bocetos a formato vectorial a través del entintando y coloreado de forma digital. El uso de vinilos transparentes permite que la luz incida en las obras completando el efecto vidriera. Ha sido un duro trabajo, pero con un excelente resultado”.

Una reflexión satírica sobre la sociedad y la política en la que los proverbios o dichos populares, tan interiorizados, hacen reflexionar al espectador sobre el poder del lenguaje. Por ello preguntamos a Vic, si uno de los papeles del arte ha de ser el de motor de transformación social: “El arte debería ser un catalizador para despertar consciencias aletargadas o en desarrollo, pero considerarlo motor de cambio es algo que no veo. No creo que tenga tanto poder. El arte debería ser útil para la gente. Tengo serias dudas que el arte contemporáneo sea un motor de nada ahora mismo. En el presente no creo que el arte, la música, el cine, literatura, … puedan ayudar a ningún cambio en la sociedad. Sobre todo si nos dedicamos a repetir fórmulas obsoletas y amortizadas una y otra vez. Cada tiempo requiere de su propio lenguaje para avanzar o evolucionar y nosotros aún no hemos encontrado el nuestro. Pensadores, artistas, políticos, científicos… son los culpables del estado actual de las cosas, has secuestrado el conocimiento haciéndolo avanzar en la dirección equivocada en lugar de hacia el bien común”.

IMG_0517

Fotografía: Nastivicious, WEorNOT (Nastivicious’ Temple #01), 2016. Ilustraciones en colaboracion con Ada Diez. Cortesía Nastivicious.

Y en definitiva, la actividad creativa entendida como una vía de escape, argumenta Vic: “Yo entiendo la actividad creativa como mi única vía para compartir valores y maneras de entender este mundo, así como una terapia personal de desahogo. Muchos días me gustaría salir a la calle y gritar hasta no poder más, quemar unos cuantos cajeros automáticos, hacer pintadas malsonantes en edificios públicos o insultar a algún político cuando pasa con su coche oficial. Creo que es mucho más inteligente si dedico mi tiempo y energía en desarrollar propuestas y trabajos que puedan incidir en individuos de un modo más positivo y efectivo. Yo quiero transformar el mundo en el que vivo, por supuesto, pero también quiero que los Beatles se vuelvan a juntar para una gira… Me conformo con poder compartir la esperanza en que algo mejor es posible y que el inicio de todo cambio se encuentra dentro de cada uno de nosotros. Las guerras futuras serán libradas por un “ejercito de individuos” libres y con el amor como única arma”.

¿Y cómo ha sido trabajar con la Fundación Prada, una empresa cultural de envergadura?: “Todo este tipo de instituciones tienen sus cosas positivas y otras más discutibles, pero en nuestro caso la experiencia ha sido muy positiva. Nos ha permitido realizar un proyecto con unas dimensiones y requerimientos que, hoy en día, es muy complicado, sino imposible, realizar si no es bajo el paraguas de una institución como esta… y en España mucho más complicado” matiza Vic. Por cierto, ¿tuvistéis contacto con Miuccia Prada? “Si, Nástio se reunió con ella cuando el proyecto empezó. Ella está muy involucrada en todo lo relacionado con la Fondazione”.

Template Temple of Tenacity (T.T.T) se podrá visitar en la Fundación Prada hasta el 25 de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.