El librero recomienda

Estudio 64

Nuestras vidas no serían iguales sin las librerías y sin los libreros. Por eso, este año, hemos querido que sean los protagonistas navideños de Verlanga. Cada día lectivo (hasta la víspera de Reyes), uno de ellos se asomará a nuestras páginas para recomendar un libro. No necesariamente tendrá que ser una novedad. La única condición es que no esté descatalogado. Esperemos que les sirva de ayuda cuando tengan que hacer un regalo.


Julio Antonio Blasco López y Javier Undiano Gregorio

Estudio 64 (abierta desde noviembre de 2014) recomienda:

Foto: Eva M. Rosúa.
Julio Antonio Blasco y Javier Undiano. Foto: Eva M. Rosúa.

Si yo fuese un libro, de José Jorge Letria y André Letria (Editorial Juventud)

La ladrona de sellos, de Txabi Arnal y Julio Antonio Blasco (Editorial Edelvives)

si yo«Si yo tuviese que elegir un libro, elegiría “Si yo fuese un libro”. Libro sencillo, discreto, prudente, reservado, modoso, mesurado e incluso sigiloso pero al mismo tiempo locuaz, imprudente, fisgón, impertinente y lleno de ideas, contenidos y hermosas imágenes producidas tanto por las propias ilustraciones como por los textos de José Jorge Letria. Metáforas, verdades, emoción… frases conmovedoras, esperanzadoras, imaginativas, llenas de verdad y de esperanza. Enseñanzas que aplicar, ideas que aprender y pensamientos que proyectar… para niños, jóvenes, adultos y mayores.

Puede ser un libro perfecto para finalizar el año y para comenzarlo puesto que están sus páginas llenas de buenos pensamientos y energías positivas.

‘Si yo fuese un libro, pediría a la gente que disfrutase de mí, que me mimase y reconociese todo el cariño que hay tras mis páginas: escritores, ilustradores, editores y libreros que han trabajado y seguirán poniendo su ilusión en su quehacer diario’».


ladrona sellos«Voy a aconsejar un libro que quizás os sorprenda y os parezca raro. ¿Por qué digo esto antes de decir el libro? Porque es un libro de Txabi Arnal y Julio Antonio Blasco, parte de Estudio 64 y de Símientes Editores.

El motivo de ser “el elegido” es porque lo he visto crecer, tanto el texto como las ilustraciones y tiene un significado muy especial para mi. Txabi Arnal, amigo desde hace años tras conocerlo en una presentación, nos suele enviar sus textos para que le demos su opinión, y es lo que ocurrió con “La Ladrona de sellos”, el libro seleccionado. Se trataba del texto que quería presentar al Segundo Premio Internacional de Álbum Ilustrado de Edelvives, con el requisito de que fuera Julio Antonio Blasco el ilustrador. No hizo falta animar mucho a Julio para que embarcarse en este proyecto.

Txabi nos iba proporcionando información acerca de los personajes, su evolución, sus aventuras y  sus desventuras. Los cambios mejoraban el texto día tras día, hasta que llegó el momento en el que estaba perfecto. “La ladrona de sellos” es un cuento infantil dirigido también a adultos, lo cual es intrínseco al estilo de Txabi Arnal, se nota que es profesor de Literatura Infantil y Didáctica de la Literatura en la Universidad del País Vasco: huye del típico cuento, empalagoso, algo muy presente en este tipo de literatura. La historia ya estaba, faltaban las imágenes…

Julio ya tenía uno de los personajes en su cabeza nada más recibir el primer esbozo del texto. Txabi tenía sus borradores, y Julio sus bocetos de Caperucita, porque no lo he dicho, pero este cuento es una continuidad al clásico Caperucita Roja, un “¿Qué hubiera pasado si..?”. Tras la construcción de la protagonista faltaba el co-protagonista, el lobo, siempre presente en el relato, pero que en este caso aparece ya avanzada la historia. Debía ser un lobo poco feroz, con buen corazón y bonachón, lo contrario al cuento clásico. Finalmente todos los personajes realizan su cometido habiendo momentos de risa y otros de melancolía, pero nunca de tristeza.

Para acabar diré, que el libro quedó finalista en el Segundo Premio Internacional de Álbum Ilustrado de Edelvives y tanto gustó que quisieron publicarlo, pero esta ya es otra historia.

Este es mi libro, mi selección personal, más que personal. Podría haber cogido un libro adulto, pero ¿quién dice que “La ladrona de sellos” no es un libro para adultos ? Afortunadamente, los libros infantiles atraen al público adulto gracias a sus ilustradores y escritores que realizan otro tipo de ilustración y texto, respectivamente. Por cierto, este libro tiene un plus en Estudio 64 porque puede ser firmado por el ilustrador al tener aquí su puesto de trabajo. ¿No es perfecto regalar un libro firmado por uno de sus autores?».