Discos Música

Al rico jugo tropicor

El Palacio de Linares_Fotos_Promo02-1
El Palacio de Linares se dieron a conocer con Himalaya, un ep para la colección New Adventures in Pop del sello Elefant. Cuatro canciones en las que parecía que Poch se hubiera aliado con The Feelies. Pop clásico que avanzaba, intencionadamente, a trompicones; letras que contaban historias imposibles que lindaban con el surrealismo; y un aire crooner que traía a la memoria colectiva a Roy Orbison.

El Palacio de Linares_portadaDe aquellas sesiones son también las cuatro canciones que ahora edita Discos de Paseo para su serie Tocadiscos. Y resulta curioso, porque si nadie nos hubiera informado, cabría pensar que son fruto de la evolución del grupo después de haberse fogueado con su primer vinilo, dado el acertado eclecticismo del que hacen gala. Abren con La casa es negra (que también da título al siete pulgadas), la canción más continuista con el trabajo anterior. Tejes es lo más parecido a Fernando Arrabal compartiendo sobremesa con Orange Juice, una letra capaz de desarmar a cualquiera (Tienes un jardín / lleno de higueras. / Tienes jardín, / tienes higueras, / higueras breveras, / y un olmo, / del Cáucaso) combinada con una deliciosa melodía de guitarras pop. En la cara B, Lo que me gusta hacer, una adaptación libre (genial la letra) de una canción de Ben Kweller, en clave country que haría las delicias de Los osos montañeses. Y para cerrar el sorpresón, Guanábana, ritmos tropicales desprejuiciados que debería convertirse ya en la canción del verano.

Por cierto, que los que tengáis el disco fisicamente os habréis percatado que las canciones han sido grabados a una velocidad distinta a la real. Por eso, en la web del sello explican que “tendréis que subir el pitch de vuestro tocadiscos, aproximadamente hasta unas 50 r.p.m.
Tras tratar este problema con el grupo, hemos decidido entre todos ofrecer un código digital de descarga para que aquellos que habéis comprado el single podáis al menos descargaros las canciones en MP3 y escucharlas con la calidad debida. Pedimos a todos disculpas en nuestro nombre y en el nombre del grupo, y os remitimos a los próximos días, en los que los que hayáis comprado el disco recibiréis por e-mail el código de descarga”.