Viajar al extranjero sin salir de casa

Dada01

Librería Dadá.

Este turista tiene sus vicios y las revistas son uno de ellos. Me refiero a las de papel, no a los espectáculos con vedettes y vicetiples, aunque llegado el momento también podría ser. En Valencia si padeces esta enfermedad es obligado (y beneficioso para la salud) acudir a la consulta de la doctora Inma Pérez Burches, en la Librería Dadá (en el MuVIM), que siempre sabe que publicación recetarte. Para sobrellevar mejor el verano me pone en la mesa el número 6 de Cereal. Solo con olerla ya sé que es el mejor remedio posible.

Viajes y estilo de vida es el mantra que inspira a Cereal. A lo largo de estos números ha ido definiendo su personalidad e integrando otros aspectos, como la cuestión gastronómica (siempre desde un punto de vista particular, como aquel reportaje antológico del número 3 dedicado a los insectos comestibles en el que mezclaba hormigas con palomitas de maíz) que en sus inicios tenía más presencia y protagonismo. La comparación, a primera vista con Kinfolk es irremediable, aunque en realidad sea más por una cuestión formal y cierto parecido en su filosofía fundacional. Cereal ha sabido ir marcando las distancias y apostando por centrar sus contenidos en menos temas, pero más desarrollados.

Cereal 06 01

Rosa Park, su editora, vivió muchos años a caballo entre Singapur y Canadá, aunque ahora es Bristol su centro de operaciones. Desde la ciudad británica despliega su exquisita labor que culmina con cada número de la publicación. Coleccionista compulsiva de revistas, siempre quiso tener la suya propia. Aunque no deja de ser paradójico que encontrara la inspiración final en los libros, a los que reconoce homenajear con la composición de Cereal, en detalles como los capítulos que la conforman. También, el hecho de que su padre regentara un restaurante y una agencia de viajes, despertó en ella el interés por ambos temas.

Singapur y Canadá son, precisamente, dos de los protagonistas (las montañas de Brecon Beacons al sur de Gales, completan el menú) de esta sexta entrega. Curiosamente la elección de Vancouver como uno de esos contenidos entronca directamente con la filosofía de este Diario. Park, de alguna manera, reivindica en el editorial buscar en tu propia ciudad lo que anhelas de las que visitas. La capital norteamericana fue su casa durante unos años y, aunque no firme ninguno de los textos dedicados a ella, destaca el valor que supone la cercanía a la hora de recorrer o hacer turismo en un lugar.

Cereal 06 02

Un refrescante reportaje sobre los Gardens by the Bay (algo así como un espectacular parque temático de jardinería del país asiatico) abre este número, sirviendo a su vez de guía de los que nos encontraremos en las páginas sucesivas. Textos que combinan la información con aplicados conocimientos y opiniones personales; fotografías sensacionales; y el protagonismo de la arquitectura de la Naturaleza (humana o no) sobrevolando cada rincón de la revista.

Resultan, especialmente, estremecedoras las fotografías a doble página que hay en cada reportaje. Ante ellas, sólo cabe quedarse un buen rato observándolas sin nada mejor que hacer. El cuidado de Cereal en el aspecto visual alcanza su cenit en dos tipos de instantáneas totalmente opuestas, pero complementarias y necesarias para comprender su adn. Por un lado, la grandiosidad reposada con que Jeremy Koreski retrata la isla de Tofino. Y, por otro, la sencillez universal con que Line Klein (curiosa su pasión por los elementos en espacios cerrados) refleja unas plantas de interior.

Cereal 06 03

Dije al principio que se trata de una revista de viajes, pero que nadie espere guías al uso, recomendaciones sobre los lugares a visitar o consejos a la hora de buscar restaurante. Nada de eso. Pero detrás de esa renuncia no hay postureo ni cierto snobismo, sino todo lo contrario. Cereal busca el triple salto mortal y persigue lo más difícil, que con sus textos (pura literatura el de Richard Aslan) y fotografías (las de Rich Stapleton son la representación pura del verano), tengamos la sensación de conocer mejor el lugar en cuestión, despertando el apetito por viajar hasta allí o creyendo que ya lo hemos visitado.

Así que ya saben, si quieren hacer turismo por el extranjero sin salir de su propia ciudad, vayan a Dadá y saquen su propio billete, destino Cereal.

Logo_dadaMuVIM
Guillem de Castro 8. 46001 Valencia
Telf: (+34) 963 515 138
www.libreriadada.com

Un comentario

  1. Pingback: Una revista para escapar de lo cotidiano | Verlanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.