Lola Bonet i Palop. Foto: Anabel Córcoles.

1- Le pregunto a Lola Bonet i Palop (València, 1983) si su padre tuvo mucha importancia en su trayectoria artística. Contesta que la tuvo, la tiene y la tendrá. Su padre era el poeta Josep Bonet, fallecido en enero de 2020, “la verdad es que me resulta imposible hablar en pasado”. Un texto suyo recibe al visitante a la exposición de su hija, La Catedral del Marbre (MuVIM, hasta el 30 de mayo). “Su influencia en mi trayectoria vital es absoluta. Mi padre ha sido mi mentor y maestro de vida. Yo pienso en él, conmigo, y veo un equipo, hemos sido confidentes, buenos amigos, aparte de padre e hija”. Cuenta que nunca les faltó una buena conversación, que todo ha sido aprendizaje, “no siempre agradable, pero la vida es eso. Es algo que también me enseña mi madre, la vida es tan bonita como dolorosa, pero mi padre me enseñó que el arte solo es arte si es un reflejo de la vida”.

2- Ese texto (“cada poco voy a ver mi expo y cada vez que lo leo me pongo a llorar”) resume a la perfección la muestra. Habla de la búsqueda de sentido, de la belleza, del caos, de la memoria… ¿Estaban esos aspectos presentes en su obra poética? “Por supuesto, ¿no es ese el transcurso / sentido de la vida? Está presente en todos. Eso es parte de lo que es vivir. El me dijo: xiqueta, has de viure i patiràs, has d’aprendre a tremolar però ja voràs què bonic tot plegat”. La Catedral del Marbre tardó cuatro años en levantarla (“fue un proceso muy lento, con mucha investigación y mucha dedicación”) y se ha convertido en su discurso artístico, construido precisamente junto a él. “Él lo negaría y me concedería a mí todo el protagonismo, pero no”.

Josep Bonet.

3- Lola abrió, poco más de dos meses después de la marcha de su padre, una cuenta en instagram como som_belo_. Subió tres fragmentos de una foto de él y una canción preciosa, Torneu-nos els diners. Fue en abril del año pasado. Ya no la ha vuelto a actualizar. belo nació como una necesidad, “componía llorando, luego me estanqué porque tuve que encargarme de mí, dejar de llorar tanto y tirar para adelante”, y está segura que lo retomará en un futuro, sin prisas. El nombre tiene detrás una historia familiar muy bonita y triste a la vez. Su padre llamaba belo (güelo) a su abuelo con el que tenía una relación muy especial, un condenado a muerte por el franquismo que se salvó de milagro, aunque falleció poco después de salir de prisión, “tenía cincuenta y tantos años pero parecía un viejo de ochenta de las palizas y el castigo recibido”. Gritando ese nombre lo encontró su madre, un día que se había perdido, en la puerta del cementerio. Lola compartía un sueño con su padre, hacerle abuelo, belo.”No he llegado a tiempo, pero cuando se fue hice unas canciones y pensé en llamar belo al proyecto. Yo he inventado un verbo, belar, que significa echar de menos desesperadamente, cuando no hay solución”.

4- Le pido que me defina la obra de su padre. Inédita y sublime, contesta. Le pregunto si ahora se ve reflejada en él de alguna manera. “Sí, en que no me gusta el ambiente artístico, me escondo como él, no por miedo, por autoestima”. Josep Bonet, incluido en la mítica antología “Carn fresca” en 1974, publicó en 1987 “Getsemaní” y renunció por voluntad propia a volver a editar otro poemario, que no a escribir. ¿Musicaras sus poemas alguna vez? “Lo hablé con Darío, de Nomembers, pero no pienso hacerlo. Mira, a mí me pasa una cosa, soy una pureta, creo que un buen poema ya lleva su música implícita”.

5- Aprovechando que sale su grupo Nomembers en la conversación, le pregunto por la situación actual de sus diversos proyectos musicales. “Nomembers estamos en pause. Pero no vamos a desaparecer, eso sí, vamos a tardar mucho porque somos slow slow slow y porque no queremos nada, sólo ir haciendo sin objetivos concretos”. ¿MAR? “Terminamos y fue una especie de baja atómica en mi vida. Aprendí millones de cosas y me dio muchas cosas buenas, pero necesitábamos todos dejarlo atrás, aunque nunca se sabe, las olas van y vienen. ¿The Obleans? No estamos bien de la cabeza y vamos a hacer siempre lo que nos de la gana, así que no sé qué decirte, el sábado pasado quedamos, nos pusimos ciegos y grabamos un sencillo con canciones que compusimos en el momento”. ¿Ape, Perry & Bonette? “Siempre vuelve por Navidad”.

La catedral del marbre. Foto: MuVIM.

La catedral del marbre. Foto: MuVIM.

La catedral del marbre. Foto: MuVIM.

La catedral del marbre. Foto: MuVIM.

La catedral del marbre. Foto: MuVIM.