Música Pantallas

Así es el último videoclip de June’s Kaleidoscope por dentro

Brave Journey Into The English Sea es el último videoclip de June’s Kaleidoscope. En Verlanga nos contó que en esa canción se inspiró “mucho en I went to the store one day, de Father John Misty (…) escuché muchísimo su disco I love you, honeybear, también How big, how blue, how beautiful de Florence Welch, y Carrie & Lowell de Sufjan Stevens”.

El tema narra la historia de un viaje de redescubrimiento y, curiosamente, marca también el inicio de un cambio de registro en la compositora, que será palpable en su próximo trabajo.

El videoclip ha sido dirigido por la valenciana Laia Lluch (foto fija en Stockholm y, también, directora de clips para Bearoid y Bonaire), con quien nos adentramos en sus interioridades en cinco tomas:

🎬 Idea / guión

En cuanto al guión del videoclip partíamos de la idea principal que Arantxa (June’s Kaleidoscope) nos sugirió a partir de la historia, explicándonos lo que significaba para ella la canción.

Brave journey into the English sea parte de la premisa de que una mujer se tiene que despedir de sus “yoes” pasados que le han acompañado en diferentes momentos de su vida, para alcanzar la madurez.

A partir de aquí, junto a Arantxa Iranzo y la directora de arte, Celia Cuenca, empezamos a imaginarnos la historia de tres personajes femeninos, que en realidad son la misma persona.  Queríamos que cada una de ellas se diferenciase mediante el uso de tres colores en el vestuario. Cada color representa a cada uno de los personajes. El blanco de la pureza lo lleva June’s, luego aparecen los colores tierra/naranjas que representan lo más terrenal y el azul que hace referencia a la inocencia.

Como la canción era bastante larga, decidimos dividir el vídeo en tres partes, incluyendo también una intro mediante un vídeo casero grabado con una cámara casera analógica, en la que vemos cómo empieza el viaje de las tres chicas junto a un personaje masculino que aparece brevemente y que no volveremos a ver en el videoclip, aunque se hace referencia a él en la canción.

De esta manera dividimos la canción en tres capítulos donde se distinguen las diferentes localizaciones, historias y acciones del videoclip.

🎬  Preproducción

En cuanto a la producción del videoclip contamos con Chiara Torinos, pilar fundamental de este proyecto. Consiguió reunir a un equipo fantástico y unas localizaciones increíbles. El videoclip empezó a gestarse por parte de Arantxa muchos meses atrás, pero no fue hasta abril cuando empezó a coger realmente forma y entramos el resto del equipo.

Tuvimos, más o menos 2 meses de preproducción, en los que llevamos a cabo castings,  recolectamos el equipo, diseñamos el arte y localizamos los diferentes escenarios que aparecen en el videoclip como la casa, las  playas, acantilados, todo esto ubicado entre Dénia y Xàbia, en Alicante.

🎬  Rodaje

El rodaje tuvo lugar a finales de mayo y fueron 2 días intensos. Lo primero que rodamos fue la secuencia del barco y las imágenes subacuáticas, que aparecen al final del videoclip. Contamos con la ayuda de David Gaspar, especializado en este tipo de trabajos. Estas secuencias fueron muy duras, ya que aunque nos encontrabamos en el Mediterráneo a finales de mayo, hacía mucho frío. Grabamos en alta mar y el agua estaba realmente fría. Las chicas tenían que estar bastante tiempo dentro del agua y sufrimos bastante con esto, lo que nos llevó a sacrificar algún plano.

El primer día terminamos el rodaje con las imágenes del Cap de Sant Antoni en Xàbia, donde acabamos con un atardecer espectacular. Contamos con el trabajo de Aurora Canós en el vestuario, el maquillaje de Anna Moolins, la dirección de fotografía Celia Riera y Laura Arauz fue la ayudante de cámara.

El segundo día lo dedicamos entero a rodar en la casa en la cual usamos diferentes localizaciones de la misma. Estuvo lloviendo durante todo el día, así que tuvimos que cambiar algunas cosas del guión original e improvisar alguna secuencia. Junto a Celia Cuenca en la dirección de arte y Celia Riera, en la dirección de fotografía, conseguimos salvar las secuencias que no pudimos grabar por los contratiempos.

Aunque fue duro rodar bajo la lluvia que no cesaba (sobre todo en la secuencia de June tocando en el piano en la pérgola) tenemos que agradecer esa lluvia improvisada porque le dio el toque melancólico que la canción necesitaba.

En general el rodaje fue algo “mágico”, un equipo mayoritariamente femenino en el que algunas de nosotras ya nos conocíamos porque habíamos trabajado juntas anteriormente y otras chicas se encontraron ahí por primera vez como las actrices María Dolz y Samantha Brandez. Pero realmente conseguimos un ambiente muy bueno, que se asemejó mucho a una reunión entre amigas.

🎬  Montaje / postproducción

Estuvimos trabajando alrededor de un mes en el montaje y la postproducción hasta tener el master final. En un principio, las imágenes de la cámara analógica (las cuales grabé yo misma durante el rodaje con mi primera cámara de vídeo del año 2000, encontrada recientemente en una mudanza) solo iban a aparecer en la parte de la introducción al inicio del videoclip dónde presentábamos a las chicas recreando un roadtrip. Pero cuando estaba de pleno en el montaje me di cuenta que como había estado grabando durante el rodaje en algunas secuencias con esta cámara, podía meter estas imágenes para darle más realismo al videoclip y dinamismo al montaje. En cuanto al etalonaje contamos con Juan Hernando, que es colorista profesional y le dio el toque final para que todas las partes estuviesen equilibradas y darle un acabado tan importante como es el color.

🎬  Resultado final

Brave journey into the English Sea, realmente, ha sido un regalo. Desde la creación de la historia, hasta el buen ambiente en el rodaje, ha sido un auténtico placer formar parte de este proyecto. Ojalá podamos repetir el equipo y poder hacer más proyectos así, contando con mujeres talentosas con una sensibilidad increíble.