Música

16 grupos valencianos (sin disco grande) que no te deberías perder

Calivvla. Foto: Katxo Bitxo.

Son valencianos y no tienen disco grande publicado aún (aunque algunos ya lo tienen grabado), ni falta que les hace. Eso es lo único que une a estas dieciséis bandas. Eso, y la calidad de su propuesta. Este artículo no quiere bautizar generación o movimiento alguno, simplemente reunir a un buen puñado de grupos cuyas canciones son estupendas. Y como siempre, seguramente, no están todos los que son, pero sí, y mil veces sí, son todos los que están. Y encantados estaremos de hacer una segunda parte si fuera necesario.

Los dieciséis grupos son, por riguroso orden alfabético: Cachorro, Calivvla, Capricornio Uno, Carlota, Finale, Hit Emocional, Lisasinson, Maluks, Mausoleo, Papada, Semana Santa, Triste y Gorda, Yobamochi, Ventura, Zaidía y Zapoi.

Cachorro

Cachorro. Dibujo: Adrián Bago.

Román Peiró (Los Picamato, The Clantons) arranca proyecto personal, Cachorro, con un EP digital con cuatro temazos de los que pellizcan, con la inestimable ayuda del músico David Abadía. Hay pop nuevaolero, está el Elvis más crooner de lamé, refrescante power pop (se declara fan de Velvet Crush o Matthew Sweet), luminoso sunshine pop, pero sobre todo un cum laude en melodías y actitud, conjugando muy bien enseñanzas de The Only Ones o Burning, y esa fascinante mezcla de chico de barrio, pero con elegancia.

Cachorro tiene más canciones compuestas y les irá dando salida poco a poco, aunque si hay algún sello interesado, escucha ofertas. En el EP le han acompañado, musicalmente, algunos amigos, pero por ahora no tiene banda, así que dará conciertos acústicos con su piano. El 14 de diciembre sin ir más lejos, en 16 Toneladas, compartiendo cartel con Llobarros, Las Víctimas Civiles y Mossen Bramit Morera i els Morts. La idea gráfica de Cachorro es del dibujante Adrián Bago. Y si a Román lo seguís en facebook podréis disfutar sus Cantamañanadas, versiones que hace al piano de, por ejemplo, Los Brincos o Todd Rundgren.

bandcamp | facebook


Calivvla

Calivvla. Foto: Katxo Bitxo.

Dijimos, en su día, que Calivvla hacían post-pop y seguimos pensando que es la mejor manera de definir las contagiosas melodías pop, con aires de himnos oscuros, que facturan. Tienen un EP digital de cuatro temas y un directo (versión de Parálisis Permanente incluida) en el que sus canciones se expanden a gran velocidad gracias a la rotunda confianza que han adquirido sobre el escenario. En uno de ellos, el de Novembre Negre, pusieron en pie el espectáculo Je Vous Aime, en el que tocaron su repertorio sobre una intervención visual que el artista Vic Pereiró creó a partir de la película Alphaville, de Jean Luc Godard.

Están planificando grabar su primer disco grande para la primera mitad de 2020, aunque no descartan sacar antes otro EP. Más cercano en el tiempo, está su debut en Madrid, el próximo 7 de diciembre, en el Café la Palma, junto a María Laín y afterparty con Jotapop, Retrovisor y Blutaski a los platos. En València, seguramente, se les podrá ver a principios de año, pero aún no quieren develar la fecha.

bandcamp | spotify | soundcloud | youtube | facebook | instagram | twitter


Capricornio Uno

Capricornio Uno. Foto: Pau Mon.

Capricornio Uno son Ángela Pascual y Jordi Sapena. Antes se hacían llamar Pink Frost, pero la coincidencia en el nombre con una banda de Chicago, les hizo rebautizarse como una película de ciencia fición de finales de los años setenta. La música de Capricornio Uno es la misma que la de Pink Frost (un proyecto que comenzó haciendo versiones de Yo la Tengo o Family, dos grupos muy presentes en sus composiciones propias), es decir sugerentes canciones de aires espaciales, una mezcla bien integrada de shoegaze y electrónica, con una marcada y deliciosa base pop.

Por ahora han adelantado el tema Tantas cosas, pero ya tienen grabadas diez canciones, que verán la luz en la primavera de 2020 en formato vinilo (en el sello Mont Ventoux), en lo que será su primer disco grande, Doble exposición, que ha sido producido por Paco Loco. Pero hasta entonces seguirán adelantando temas sueltos. El directo lo aplazan, por resultarles incompatible con su reciente maternidad, hasta que se publique su ópera prima, aunque este domingo, 1 de diciembre, harán una excepción y tocarán en la presentación del Mundial Cinema Risa Film, en el que además de los suyo habrá proyección de cortos y puchero.

spotify | facebook | instagram


Carlota

Carlota. Foto: Alexandre Zaragozà.

Carlota es Carlota Díaz y este verano publicó su primer EP con el sello Futuras Licenciadas, del que también forma parte. Cuatro canciones de pop lofi, que siguen la estela de aquel pop efervescente de finales de los noventa de bandas como Nosoträsh, Los Fresones Rebeldes, Heavenly, Vacaciones o los momentos menos punk de Helen Love. Esa música que el maestro Juan de Pablos tilda de recoleta y a la que la etiqueta bedroom pop le va perfecta. Letras sobre enamorarse, salir a bailar o ir a comprar trufas, que han tenido continuidad este mes con un tema nuevo, Dónde quedamos, adelanto de lo que está por venir.

Aunque por ahora se han manejado muy bien en formatos cortos, les encantaría un LP en un futuro próximo, pero sus obligaciones como estudiantes no les dejan el suficiente tiempo libre para prepararlo. A finales de año tienen previsto sacar un nuevo EP y también quieren grabar más canciones en 2020. Sobre tocar en directo, tienen dos fechas fuera de València: 14 de diciembre en Barcelona y el 21 del mismo mes en Murcia.

bandcamp | spotify | youtube | instagram


Finale

Finale.

Finale son una bomba, en el escenario y grabando canciones. Punk espasmódico, que no entiende de transiciones. Melodías pegajosas, coros chillones, old school a tope, alergia a los temas de más de tres minutos, y Nick Trampolino (The Obleans, Flipping Colors, Cuello) en sus filas. Acaban de cumplir un año y puedes escuchar una demo con cuatro disparos de pólvora esquizoide en su bandcamp. Otros dos más (no incluidos en la maqueta en cuestión) los puedes encontrar en el volumen 3 del recopilatorio Matado por la muerte, donde, por cierto, liberan su vena más post-funkoide.

Desde hace poco tienen grabado, mezclado y masterizado lo que será su primer LP, pero andan buscando un sello que lo edite. Mientras, siguen cocinando nuevos temas que saldrán cuando el disco grande ya esté publicado. También, entonces, volverán a tocar por València porque piensan que la han reventado en muy poco tiempo. A principios de diciembre, tienen gira por el Norte (cinco fechas en cinco días, del 4 al 8 de diciembre, en Bilbao, Logroño, Santander, Zaldibar y Zaragoza) y el 14 de diciembre, algo más cerca, en el Ocho y Medio de Alicante, con Triple Ente y Javato.

bandcamp | facebook | instagram


Hit Emocional

Hit Emocional. Foto: Lorena Muñoz.

Hit Emocional es la evolución, o la mutación, o la continuación, de Burning Chichi. Han cambiado de nombre y han cambiado de formación, pero siguen tocando su repertorio. Pop acelerado o punk melodioso y la frescura del freestyle, sonoridades que ahora, en la nueva etapa, quieren ampliar. En su bandcamp ya se pueden ir apreciando las novedades, porque sin perder lo que apuntábamos en la frase anterior, han ganado en músculo, en groove, e incluso en oscuridad. Siguen sonando frescas, pero ahora han añadido cemento bien filtrado a su set.

Siguen componiendo nuevos temas, explorando sonidos, dando prioridad a crear y disfrutar en el local de ensayo. Los conciertos vendrán después y no tienen claro si los acabarán grabando “a modo de colección personal, como el resultado de un proceso, como cuando enmarcas una pintura”. No les importa el formato, sobre todo ahora que digitalmente pueden desvincularse de todos ellos. Aunque andan encerradas puliendo y construyendo su nuevo sonido, el sábado, 7 de diciembre, debutarán como Hit Emocional encima del escenario de La Pérgola de La Marina, muy bien acompañadas en el cartel por Texxcoco.

bandcamp | instagram


Lisasinson

Lisasinson. Foto: Victoria Herranz.

Lisasinson nació como trío en la Facultad de Bellas Artes de València, para ampliar, después, la formación a cuatro. Su refrescante punk pop remite a bandas como Juniper Moon, Los Fresones Rebeldes, TCR o Aereolíneas Federales, de quien versionean Soy una punk, cambiando con ingenio el estribillo. Tienen un single digital, Barakaldo, editado por Elefant, y su propia legión de fans que corean sus canciones en primera fila en sus conciertos, como ocurrió en el pasado Truenorayo Fest, donde aprobaron con nota muy alta. Condensan con acierto todo lo que debería tener un grupo joven: desparpajo, buenas canciones y estribillos pegamento, lo que nos auguran estupendas sorpresas en el futuro.

Aunque les hace ilusión grabar un LP algún día, no tienen prisa, y les gusta la mecánica de ir publicando singles, y si es con videoclip chulo mucho mejor. Apuntan que 2020 será cañero para el grupo y que en esos planes València está presente, y tal vez toquen en Barakaldo. Elefant les publicará un mini-LP en su colección New Adventures in Pop. ¡La revolución amarilla ya está aquí!

spotify | youtube | facebook | instagram


Maluks

Maluks. Foto: Victoria Herranz.

Si hay una palabra que ha acabado perdiendo el norte de tanto utilizarse sin base es fusión. Lo mismo podría decirse de mestizaje. Con Maluks recuperan su significado original. Y, además, añaden el de identidad propia. Las canciones de Maluks buscan en la mezcla su esencia, huyen del conformismo y apuntan hacia la pista de baile y el cerebro. Para ello, meten en la coctelera, electrónica, música jamaicana, latina, dance hall, cumbia, dub, reggae, drum’n’bass, afrobeat, salsa, la música cubana,… lo agitan y gritan, con orgullo, Visca la cultura popular!

Maluks han ido publicando singles digitales, pero tienen previsto recopilarlos próximamente. Lo que no saben es si será en un EP o en LP. El formato de canción única les parece muy atractivo y dinámico para el público, además de permitirles cierta constancia. Sus planes de futuro pasan por seguir componiendo y actuando. En este sentido, tiene fecha en el Wah Wah para el 12 de diciembre, otra en Castelló un día después y despedirán casi el año (30 de diciembre) en el Festivern.

spotify | youtube | facebook | instagram | twitter


Mausoleo

Mausoleo. Foto: Pedro Vidal Martínez.

Mausoleo caminan por el lado más oscuro de la vida, musicalmente hablando, siguiendo una tradición local que ya estuvo presente en los años ochenta y que más recientemente han continuado bandas como Antiguo Régimen o La Plata. Su primer EP, Extraño (Discodrome Records/Polze de La Mort), ahonda en ese lirismo casi gótico, que por momentos les hermana con Décima Víctima o The Cure. Una suerte de post-punk pagano que suena sin fisuras, nada sorprendente para un grupo con integrantes de Acapvlco, La Bière Ganchosa o Los Bikini Girls.

Reconocen que el EP es un formato más directo y digerible, que permite compactar más el mensaje y la contundencia. Pero que con un disco grande pueden mostrar más cosas como grupo. Y grabar uno sería el siguiente paso natural de la banda. Quieren entrar al estudio a principios de 2020, pero antes harán gira de presentación de Extraño, con paradas en Madrid, Barcelona, Bilbao y València.

bandcamp | spotify | soundcloud | youtube | facebook | instagram


Papada

Papada. Foto: Sonia Díez.

Estrenamos en Verlanga su primera (y hasta ahora única) canción. Entonces dijimos que Papada barajaban la frialdad narcótica de la electrónica con adherentes ritmos funk y el resultado era como un escalofrío caliente, in crescendo, que lanzaba ondas con toneladas de groove espacial y te movía todo el cuerpo. Sin ínfulas, pero con personalidad, haciendo de la repetición y del sentido del humor crítico sendas señales para su gps. Y, también, que sus voces asaltaban los cielos, con un comando vaporoso y angelical en la mejor tradición soul, armado de sintetizadores. Como Lucius o Koop, barnizan el pasado por dentro, no simplemente para que luzca mejor, sino para que suene de manera personal.

Papada siguen enfrascadas grabando el que sera su primer EP, cuatro temas que esperan tener listos para enero de 2020. No entra en sus planes un LP, prefieren el formato single, que se adecúa perfectamente a sus tiempos y, también a los que vivimos, en los que creen que la gente ya no dedica el tiempo y cariño que merece un disco grande. Respecto a tocar en directo, depende del repertorio que, por ahora, no es muy extenso, aunque sí quieren empezar a subirse, en breve, a los escenarios.

bandcamp | instagram


Semana Santa

Semana Santa. Foto: Alexandre Zaragozà.

Parte de las primeras palabras escritas sobre Mausoleo se podrían aplicar a Semana Santa. En sus canciones hay querencia por los ritmos siniestros y oscuros, militancia post punk y buen aprendizaje de maestros como Joy Division, Parálisis Permanente o los primeros Gabinete Caligari. Pero, también, muestran devoción por aquella fórmula mágica de melodía + ruido, una especie de punk sideral en la onda de Pixies. Han versioneado a La Plata y entre sus filas está Roser Pérez, de Lisasinson.

Semana Santa que, hasta ahora, solo han publicado una canción en su bandcamp, acaban de grabar su primer EP. Y es en ese formato en el que quieren seguir dando sus siguientes pasos porque tienen la sensación de que para el disco grande aún les queda. Y en cuanto vea la luz este nuevo trabajo, quieren presentarlo en directo, y les hace especial ilusión tocar en València.

bandcamp | youtube | facebook | instagram


Triste y Gorda

Triste y Gorda. Foto: Andrea Casino.

Lourdes Casany (Polonio, Wallace, Dwomo, Sempere, Els Jóvens, Petit Mal, Rick Treffers, El Ser Humano, Blede y las mencionadas más arriba Papada) escribe la letra y la música de las canciones de Triste y Gorda. Unas preciosas y delicadas composiciones pop, de arreglos mimados y detalles que las engrandecen, que casi roza el chamber pop en modo acústico, que puede sonar contradictorio, pero no, y ahí está la magia, ahí y en la voz de la propia Lourdes. Con ella, en las dos canciones propias de su bandcamp, equipo de lujo: Jordi Sempere, Sandra Ferrer, y Ernest Aparici.

Triste y Gorda (que también tiene una inmensa versión de Roy Orbison a medias con Wallace) está a punto de publicar cuatro canciones nuevas. Para ella todos los formatos son válidos y si dispusiera de más tiempo le encantaría editar un disco grande. Pero ahora la necesidad es sacar a la luz esos nuevos temas para cerrar un ciclo “porque pertenecen a una época concreta y a un estado vital compartido en ellos”. Su idea es hacerlo antes de que acabe el año y llamarlo disco de 4 canciones.

bandcamp | youtube


Yobamochi

Yobamochi tienen casi veinte canciones en su bandcamp. Singles que han ido editando sin prisa y sin pausa, con ese lema tan fascinante que dice que el tecno es la jota de los robots. Parapetados en llamativos antifaces, el dúo más loco de la escena valenciana define su música como “Post Summer Songs” y cuando se imaginan una banda ideal piensan en Georgie Dann como letrista y cantante junto a Ian Curtis, a lo Pimpinela. Al bajo, al bajista de Can, Holger Czukay, al teclado a el teclista de Suicide, Martin Rev, a los coros a Azúcar Moreno y a la batería al baterista de Abba, Ola Brunkert. Todos con camisetas que pongan “We don’t play guitars”.

Cuando les hemos preguntado por si prefieren el formato EP o LP, nos han contado una descacharrante anécdota sobre los Grammy Latinos, Azúcar Moreno, Walter Benjamin y Shakira que algún día haremos pública, para después afirmar que les gustan ambas opciones, desvelar que han compuesto una ópera rock y rematar con que creen que “un single es un soltero-a parrandero-a, que una PL (Play List) es una pandilla de singles, y que un LP (el palíndromo) son canciones comprometidas entre ellas, donde pueden brillar algunos singles”. Y sobre lo que deparará el futuro: enseñar acto a acto la ópera rock y estrenarla en el 2020, recopilar todos los singles en dos volúmenes de grandes éxitos entre 2020 y 2021, grabar más singles, hacer conciertos y repartir amor enmascarado para todos.

bandcamp | youtube | facebook


Ventura

Ventura con Mike y Víctor, de La Gramola de Keith, después de grabar una Little Canyon Sessions en Little Canyon Studios. Foto: Fernando Brunet.

Judit Casado y Luis Martínez (que tantas alegrías nos dieron con Euro-Trash Girl) son el motor de Ventura, que cuenta con una formación de primera: Endika Martín, Jose Marco y Jorge Álvarez. Pop de poderosas guitarras, rock de infinitas melodías, el prodigioso talento vocal de Judit y el poderoso y minucioso armazón de su base instrumental. Una suma con nervio y corazón, de raigambre norteamericana. Por ahora, dos canciones en su bandcamp, una Little Canyon Session y un Acústico Gramolero. Suficiente para aventurar un futuro repertorio con temas que esconden hits de brazo en alto que giran alrededor de las relaciones personales. Pero sobre todo, el vuelo de un grupo que ahora mira de reojo a las que fueron sus influencias, y trazan sus propias piruetas sónicas.

Ventura van a seguir sacando canciones sueltas, de hecho tienen varias en cola para terminar de grabar, lo que les falta es tiempo. Les gustaría editar un álbum completo más adelante y en eso juegan con cierta ventaja, pues tienen la suerte de contar con su propio estudio (Little Canyon Studios). Cuando tengan más temas puede que hagan algún concierto, aunque no tienen ninguna prisa en ese sentido. “Veremos que nos depara el futuro!”, dicen.

bandcamp | spotify | youtube | facebook | instagram


Zaidía

Zaidía. Foto: Claudia Reig.

Zaidía empezaron respirando rock and roll por los cuatro costados, muy urbano, algo blues, incluso punk de vieja escuela, deudores de Extremoduro, en su primera maqueta. Después optaron por dotar de ampulosidad y velocidad a sus canciones. Echaron un poco el freno, en su tercera entrega, y acabaron primando las melodías frente a la urgencia. Con su último EP ya sonaban con la confianza absoluta para bajar las revoluciones por minuto, abandonar carreras pretéritas aceleradas hacia metas invisibles, disfrutar con el desarrollo de las canciones e incorporar esquirlas pop sin desvirtuar su propuesta. Porque Zaidía hacen rock and roll en el concepto más amplio y sugerente del término.

A Zaidía les gusta el formato EP porque permite ver cómo ha ido progresando el grupo, además por lo que tiene de directo y conciso. Pero después de unos cuantos, han optado por el LP que por su extensión les da la oportunidad de darle un sentido más global o desarrollarlo. A principios de 2020 publicarán su debut en largo, que está produciendo Iñaki Ariste, batería de la banda, en Millenia, estudios situados al lado de ese templo del buen comer que es Casa Mari. Cuando salga el álbum, volverán a a los escenarios.

bandcamp | spotify | youtube | facebook | instagram


Zapoi

Zapoi. Foto: Dani Fabra.

Zapoi es lo más parecido que tenemos en València a Teenage Fanclub. Pop adorable con intensas descargas instrumentales al que es imposible no seguirle el ritmo con la cabeza, improvisarle palmas, querer meterle coros y frotarse los ojos ante la suculenta dosis de adolescencia eterna que regalan. Letras que hablan de Yuri Gagarin, de resacas de grandes dimensiones, de fumar porros en la facultad y atrapar la juventud, de patinar sin parar. Zapoi es como en Rusia se denomina a las borracheras bestias que se cogen en poco tiempo. Ellos, a su manera, también invitan a la melopea, sustituyendo el alcohol por el power pop de alta graduación.

¿Publicarán Zapoi un disco algún día? Ellos contestan: “Somos tres tipos que rondan los 40, incluyendo un padre de tres criaturas, dos corredores de maratones y un vago redomado. Nos gustaría encontrar el tiempo para preparar un disco, pero hasta ahora la cosa ha dado para grabar cuatro canciones en el local de ensayo. Imaginamos que sería un disco largo, ya que nos ponemos. La verdad: no lo hemos reflexionado mucho”. Sobre poder verlos en directo, habrá que cruzar los dedos y confiar en que se alineen los astros.

bandcamp | soundcloud | youtube | facebook | instagram