Foto: Laura Couto.

Los datos no mienten y la representatividad de la mujer en los cargos en los cortometrajes de animación es muy baja. El gráfico que se puede ver al acceder a la web de MIA así lo atestigua. Las cifras son extensibles al resto de producciones. MIA son las siglas de Mujeres en la Industria de la Animación, una asociación sin ánimo de lucro, que nació en 2018, decidida “a romper el “techo de cristal” en una industria donde el 35% de los empleados son mujeres según el Libro Blanco de la Animación”. Ayer, su vicepresidenta, la productora valenciana Paloma Mora, presentó la entidad dentro del festival Cinema Jove.

¿Qué es MIA?

Paloma Mora: Es una asociación nacional, que tiene más de cien socias, mayoritariamente mujeres. Las asociadas son profesionales que trabajan en el ámbito de la animación, en diversas especialidades como la producción, la dirección, el guion, la animación 3D, storyboards… Se constituyó, oficialmente, hace dos años, pero realmente ya se estaba gestando un año antes, así que se puede afirmar que llevamos tres años trabajando. Yo era socia, pero reconozco que no muy activa. Cuando cambió la Junta Directiva, me propusieron la dirección, pero no podía asumirla y acepté la vicepresidencia.

¿Que acciones estáis realizando en este momento?

Destacaría dos proyectos especialmente. Por un lado, el informe MIA, en el que está trabajando un grupo de seis investigadoras, de diferentes Comunidades Autónomas, vinculadas a las universidades y a la animación. Están desarrollando un informe de análisis sobre las producciones de largometrajes, cortometrajes y series, que se estrenaron en 2020, analizando qué funciones han sido asumidas por mujeres en las jefaturas de equipo. Lo lidera Sara Álvarez, profesora de la Politécnica de València, y una referencia de la animación en València y a nivel nacional. Será un informe anual y se pretende presentarlo en septiembre en el Festival de San Sebastián.

El otro proyecto es MIA Anima 2021-22. Se trata de un programa de mentoría que estamos preparando para presentar las bases en septiembre. Consistirá en seleccionar seis proyectos (2 de cortos, 2 de largos y 2 series) y serán tutorizados, durante cuatro meses, por profesionales de la animación en varios ámbitos (producción, contenidos, marketing). El objetivo es que una vez pasados esos cuatro meses se puedan presentar los proyectos en un pitch donde invitaremos a plataformas, productoras, agentes de venta, televisiones…, para contarlos. De los seis se premiará uno de cada categoría, y se producirá el corto, así como teasers para el largometraje y la serie. Siempre hablamos de proyectos liderados por mujeres, en algún ámbito de la dirección, la producción o el guión, no hace falta en las tres, sí al menos en una de ellas. Es el único proyecto de mentoría específica de animación que existe. Se podrán presentar proyectos de España y Latinoamérica.

Además de vicepresidenta de MIA, eres presidenta de AVEPA (Asociación Valenciana de Empresas Productoras de Animación), y diriges las productoras TV ON Producciones y Admirable Films. Opinión formada y experta pues, para trazar una visión general del panorama de la mujer en el sector de la animación.

El panorama es complicado y desalentador. El objetivo del informe es justamente para eso, para demostrar la escasez de mujeres en los puestos relevantes en las producciones de animación.

Hay mucho talento, las producciones que se hacen recorren muchos festivales por el mundo, se reconoce la animación española a nivel internacional. Y a veces aquí se olvida. Hay una demanda brutal de contenidos de animación y para todos los targets. La animación da mucho trabajo y durante plazos más largos que las producciones de ficción, documental o entretenimiento porque son procesos más lentos.

¿Y si hablamos de la realidad valenciana?

Más o menos en líneas generales es lo mismo. Lo que a veces da pena es que mucha gente profesional de la animación se tenga que ir fuera, a producciones internacionales. El sector de la animación valenciana tiene una larga trayectoria y reconocimiento, Pablo Llorens, Pasozebra, Vicente Mallols, … Hay que valorar los proyectos que nacen y se desarrollan aquí y por otro lado poner en valor que muchos estudios de aquí están trabajando para producciones de fuera.