Escenarios

¿Qué es la danza?

«BAUM!».

El próximo lunes, 29 de abril, se celebra el Día Internacional de la Danza. En la Sala Russafa adelantan la celebración al fin de semana y durante tres días su programación se centrará en esta arte escénica. Una estupenda ocasión para acercarse a esta disciplina artística con montajes valencianos. Desde Verlanga hemos querido unirnos a esta conmemoración preguntando a los responsable artísticos de esas tres producciones qué es, precisamente, la danza para ellos.

BAUM! se podrá ver el viernes, 26 de abril. El espectáculo se presenta como una explosión de la vida interna de los bailarines, usando el techno, el dance y el hip hop como lenguaje corporal para sacar afuera los sentimientos, miedos y preocupaciones.

Un día después, el sábado, 27 de abril, estreno absoluto de Fobia. Una coreografía que trata de representar el miedo. Sobre las tablas, desfilan aversiones tan diversas como la homofobia, la claustrofobia, la xenofobia, el terror a las alturas, el pánico a la propia imagen o la acuafobia.

La Gala Did 2019- I am Free cerrará el domingo, 28 de abril, las celebraciones. Por cuarto año consecutivo, Eva Bertomeu Compañía de Danza promueve una jornada en la que muestra sus últimas creaciones con los egresados de EBC Danza y en la que participan destacados artistas invitados.

«BAUM!».

¿Qué es la danza?

Valentina Gorbalán (directora y coerógrafa de BAUM!)

¿Qué significa la danza para mí? Es una pregunta que viene a mi mente repetidas veces. Hubo un tiempo en el que creía saber dónde estaba. Reconocía lo que me rodeaba, me sentía fuerte. Sabía quiénes eran mis amigos y sabía dónde encontrarlos si quería buscarlos. El haber abandonado un país y haber crecido lejos de mi familia me hizo normalizar la distancia, pero no evitó que se convirtiese en una herida que nunca se termina de cerrar. Y el tiempo pasa muy deprisa, y a muchas personas que quiero se las ha llevado un viento violento.

Cuando pienso en todas estas cosas me doy cuenta del papel de la danza en mi vida. Es eso que va conmigo allá donde esté. Es la relación más íntima y cercana a mi propia esencia. Lo más parecido a los poros de mi piel. Es el canal con el que consigo conectar con el amor de todos los seres y todas las cosas que amo, y por el que sale todo lo que guardo y que a veces hasta ignoro. Es mi forma de tomar consciencia sobre muchas cosas, y también el medio para perderla y evadirme cuando lo necesito.

La danza tiene personalidad propia… Si no la trato bien, no me da lo que estoy esperando. A veces hasta me castiga, me frustra y me duele. Pero conectando con ella desde el corazón me devuelve sin duda todo eso que le ofrezco pero multiplicado por mil, volviéndose adictiva.

Sí. La danza también es una adicción, pero más que nada un salvavidas… Y por eso trabajo por acercarla a todos los seres que me rodean, a cada pequeño rinconcito del mundo.

Desde muy joven comencé a dedicarme a la docencia, y pude presenciar de cerca el proceso de cómo, tanto niños como adultos, descubrían ese “no sé qué” al bailar. Y yo descubrí que ese proceso de intercambio me hacía feliz.

De pronto, compartir, dar, y ver esas semillas crecer en los demás se había convertido en mi mayor pasión. Porque también algo crecía en mí cuando lo hacía.

De igual forma sucedió al iniciar el proyecto de mi compañía. Entendí más que nunca que, desde el escenario (teatro, calle, sala, o cuatro metros cuadrados del fondo de un bar) conseguíamos despertar algo en muchas de las personas que nos acompañaban. Llegábamos a su interior. Ellos tampoco sabían explicarlo con palabras, pero la gratitud hablaba por sí sola a través de sus miradas y del calor de sus aplausos.

Por eso la danza es un lenguaje, es una forma propia de comunicación. No solo del bailarín individualmente o hacia el exterior, sino también una comunicación del observador consigo mismo. Al presenciar la danza, las personas creamos un diálogo interno. No necesariamente consciente. Pero lo hacemos. De forma profunda. Por eso nos gusta concentramos en lugares oscuros e íntimos para bailar. Porque de alguna forma la danza nos conecta, nos libera y nos destapa.

Cuando me preguntan qué es la danza para mí, siempre contesto: Baila, y lo entenderás.

Eva Bertomeu.

Eva Bertomeu (Gala Did 2019-I am Free)

Para mí la danza es una necesidad, mientras bailo todo se organiza y encaja a la perfección. El poder del baile es tal, que consigo comunicarme con la danza mejor que con las palabras. En mi caso funciona como magia.

Considero que la danza es el vehículo de expresión más innato e intuitivo que existe. Hay comunicación a través de la danza si logramos tocar la sensibilidad del otro, si le alcanzamos, podemos erizarle la piel. Es inevitable.

A veces esa comunicación sucede y a veces no. A veces los pelos se ponen de punta y a veces no… Pero cuando sucede es inolvidable.

«Fobia».

Evelio Notario (Creador y director de Fobia)

La danza para mí es una forma de encontrarme. Es la combinación entre la conciencia corporal y las emociones que nos recorren todos los días. Es una forma de equilibrio entre lo que soy y lo que me gustaría ser. La danza puede ser una forma de vida, que entrelaza arte y salud física. Para mí, es la forma artística más natural, que brota del propio movimiento.