Los discos favoritos de Ana Béjar

Foto: Marine de Lafregeyre.

Foto: Marine de Lafregeyre.

Ana Béjar formó parte de uno de los grupos pioneros del indie patrio, Usura. La gente se tapaba los oídos y salía corriendo, le contaba a Nando Cruz en el libro “Pequeño circo” (Contra, 2015).  No es que se adelantaran a su tiempo, sino que lo hicieron a un país. Con sus siguientes proyectos, Orlando, TODO e ÍO, siguió explorando atmósferas, texturas y sonidos. Ahora llega el turno de defender sus nuevas canciones con su nombre y apellido. “The Good Man” (Luscinia, 2016) es un ep de cinco temas, tan introspectivo como expansivo. En ocasiones parece como si PJ Harvey estuviera al frente de unos REM ralentizados; también abraza las sonoridades del otro lado del charco en una especie de chamanismo musical; hay momentos, incluso, en los que se acerca a la dulzura quebrada de Nico; la figura del Nick Cave menos terrenal asoma por el fondo y, por supuesto, hay hueco para que Beth Gibbons le cante a la imaginación de David Lynch. Estos son sus discos favoritos:

“La Folie” (The Stranglers, 1981)

the_stranglers-la_folie_a

“Golden Brown” es surrealismo, imágenes, emociones, imaginación irracional, confusión. Cada cual podrá escuchar lo que quiera oír, no se puede pedir más de una canción. Pura magia.


“Forever Changes” (Love, 1967)

Love

“Alone Again Or” es una de mis favoritas, pero este disco es como una suite de temas donde todos se entrelazan, dependiendo unos de otros. Nos ha enseñado la fórmula perfecta para arreglar canciones pop rock, vistiéndolas con arreglos de psyco rock, clasicismo, folk, rock progresivo… La manera de escribir de Arthur Lee también es determinante, ya que pocas canciones tienen una estructura linear con estrofas o estribillos reconocibles, se repiten pocas frases y en ellas expresa diferentes preocupaciones o ansiedades respecto al mundo y la falta de amor, recordemos que allí estaba Vietnam como escenario de fondo. Uno de los mejores discos de la historia.


“Throwing Muses” (Throwing Muses, 1986)

Throwing Muses

Energía punk, melodías folkies, la voz de Kristin Hersh. Recuerdo lo que me impactó y las ganas que me transmitió para hacer ¡¡¡mi propia música!!!


“Gently, Down the Stream” (Come)

Come

Una banda que nunca ha sido lo suficientemente reconocida. Este es uno de sus discos más accesibles, aunque sigue siendo oscuro y disonante, marca de la casa. Blues rock, interpretado por un batería y bajista impecables y dos guitarristas en overdrive, caminando juntos por melodías complejas. No es de primera escucha, las canciones se revelan poco a poco… La voz y letras de Thalia Zedek, siempre al borde del corazón, al borde de la catarsis emocional. No me cansaré de oír “Recidivist”, cantada por Chris Brokaw. Los dos son muy potentes.

Canciones que me han marcado, directas al corazón, que me han acompañado a lo largo de los años y forman parte de lo que soy. Gracias a sus artífices sigo con fuerzas en esto de la música, porque la música alimenta la música.  Por eso me resulta difícil elegir, son tantas….

13th Floor Elevators, Buzzcocks, Captain Beefheart, Chico Buarque, Chris Bell, Clinic, Gene Vincent, John Lee Hooker, Karen Dalton, King Crimson, Leonard Cohen, Love, Low, Richard Thompson, Shellac, Smog, Songs: Ohia, The Stranglers, The Fall, The Gun Club, The Sound, Throwing Muses, Tom Waits….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.