“Vigor Mortis” (Otra Danza). Foto: Germán Antón.

El festival Dansa València, cancelado el pasado mes de marzo por la pandemia y que se celebra del 7 al 15 de noviembre en diversos espacios de la ciudad, emerge impulsando la actualidad de la danza tanto nacional como valenciana. “Se subraya la creación y el diálogo creativo entre los diferentes territorios del Estado español. De hecho, es la edición con mayor número de comunidades autonómicas representadas” apunta Mar Jiménez, directora del certamen.

En esta edición, las singularidades territoriales se convierten en el eje temático donde circunscribir una diversidad de formas de expresión. “La danza es universal, ciertamente, porque está protagonizada por el cuerpo y el movimiento, pero los territorios de origen introducen ópticas diversas, singulares. Una nueva articulación del movimiento y las identidades. Queremos (re)pensar la territorialidad con el movimiento”, señala Jiménez.

En la programación seleccionada para esta edición se presentan referentes consolidados como La Veronal con su original pieza Fukuoka; LAVA-Compañía de Danza con un programa doble Bending the walls y Beyond, toda una exploración a sobre el mundo de las restricciones y limitaciones dirigidas respectivamente por Fernando Magadán y La Intrusa; y Olga Pericet con Un cuerpo infinito, donde la bailarina y coreógrafa flamenca ha querido crear en este espectáculo un universo en torno a la figura de Carmen Amaya, una de las más grandes bailaoras de flamenco de la historia.

“Dosis de paraíso” (Sharon Fridman).

Jiménez destaca los tres ejes clave que suponen este año una novedad en el desarrollo del festival. En primer lugar, el protagonismo de la diversidad identitaria de los montajes, convirtiéndola en el eje temático que conducirá la gran diversidad de formas de expresión y ópticas diversas que introducen los territorios de origen, con montajes como el de Janet Novás con Mercedes Peón, o el de Olga Pericet. Una segunda vertical temática es la presentación de una muestra representativa de la cartografía del ecosistema coreográfico valenciano con montajes de Marcos Morau, Titoyaya Dansa, OtraDanza, Fil d’Arena, Ángela Verdugo entre otros. Y por último con “Moviments Urbans” el festival en esta edición se transforma en un espacio más abierto, colectivo y de ciudad. Moviments Urbans, una propuesta de la Delegació d’Acció Cultural de l’Ajuntament de València, es un paseo para redescubrir la ciudad desde la danza de Fil d’Arena, Ertza, Mariantònia Oliver, Colectivo La Majara, y Dunatacà, entre otras.

Asimismo, Dansa València presenta una programación expandida que da espacio a la formación, reflexión y experimentación. Los coreógrafos Marcos Moraou, Sharon Fridman y Manuel Liñán desarrollarán clases abiertas. La Asociación Valenciana de Empresas de Danza (AVED) junto con el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) estructuran ‘Missió Inversa’, una iniciativa destinada a fomentar la presencia de las empresas valencianas de danza en el mercado exterior. Además, La Granja del IVC, invita a la comunidad a participar de las investigaciones, metodologías y reflexiones que está desarrollando junto con los creadores y profesionales.