Petit Mal. Foto: Paco Morillas.

Petit Mal publicó su primer disco, Finlandia, en 2005. Tres años después editó el ep Me conoces bien. Y como si le hiciera un guiño a su propio nombre llegó la ausencia. Pasaron dos lustros desde su ópera prima y varios músicos valencianos recrearon aquel trabajo en Visiones finlandesas. A rebufo de ese homenaje volvió a la actividad y en 2019 vio la luz Andar sobre hielo frágil. Para noviembre de este año se anuncia un nuevo álbum, Páramo, del que ya se ha adelantado “Otro sábado”. Suso Giménez es la mano que mece las canciones de Petit Mal. En esta ocasión lo hace rodeado de Anna Sanz de Galdeano, Gilberto Aubán, Juanma García, Juan Luis Salmerón, Roberto Timón, Dani Cardona, Sergio Renovell y Xavo Giménez. “Este es uno de los temas gestados durante los meses de confinamiento, ensayando cada vez que las circunstancias lo permitían con el bajista Juanma García. Toda una suerte que el destino nos hiciera residir a dos casas de distancia”, cuenta Giménez. En la canción aparece el verso “Vagamos perdidos por este páramo” del que salió el título del disco, que hace referencia a “esa sensación de que nuestro destino ya no nos pertenecía, de que estábamos a merced de los acontecimientos”. “Otro sábado” rezuma aires country con el brío y la luminosidad de su lugar de gestación. Apuntan que el resto del disco es bastante versátil. Ganas de comprobarlo.

Pepe Cantó considera que 2020 fue el año más malo de su vida y no solo por la pandemia. Superado todo con éxito absoluto, nos explica que se le “vino a la cabeza la idea de esos instantes cortos, tal vez milisegundos, que te asaltan de repente, en cualquier momento y lugar, inundándote de vida y felicidad. Momentos arcanos e inefables que te acompañan y dan sentido a la vida”. Así nació su nueva composición, “De los instances felices”, un chute de endorfinas que se desea eterno, de una belleza inmensa, la canción que necesitábamos. En ella, la voz acaba convertida en un instrumento más que nos guía por los recovecos sonoros del tema. “Fui probando instrumentos en la melodía y me di cuenta de que la voz le sentaba bien, pues como instrumento tiene mucho más dramatismo que cualquier otro. En principio estaba destinado a que lo cantase algún o alguna vocalista que no fuese yo, sigue dándome mucha vergüenza mi voz, pero me di cuenta que era tan íntimo que me apetecía cantar yo, como si tuviese celos de que otra voz se apropiase de mis sentimientos”. Cantó la compuso, tocó todos los instrumentos, produjo y mezcló. La idea es que forme parte de un próximo ep digital (que dé continuidad a sus dos estupendos trabajos De aquí para allá (2014) y Vida (2016)). “La conformación de un larga duración, y además físico, que sería mi ilusión, en un futuro, va a depender de cosas que ya no puedo controlar, pues la industria de la música grabada está en un momento de cambios y muy malherida”. Cruzamos los dedos para que se acabe también esa otra pandemia.

Ciberchico es la primera referencia del sello valenciano @cero.en.conducta. Su canción “Boing!” es el single de adelanto de lo que será su ep Mariposa, que se publicará digitalmente en breve. Un tema que nació, según nos explica él mismo, “una tarde, cuando siento que tengo que hacer una canción superpop y trap a partes iguales antes de que se ponga de moda el género”.”Boing!” cuenta con la participación de Leftee (los dos son miembros del colectivo musical Toxic Pop), “la grabamos en su estudio, la mezcló, la masterizó, acabó la base y le gustó tanto que decidió colaborar en ella y hacer un verso en la parte final. Ha aportado mucho. “Boing!” no sería lo que es si Leftee no hubiera estado”. Ciberchico debutó con el ep Flor a principios del año pasado. Luego llegaron un Lp (Polaroid) y una colaboración con Daniel Daniel (“Tren a Madrid”). Ahora es el turno de “Boing!”, “para mí es la fusión perfecta entre glitchcore, trap e hyperpop”. La canción cuenta con videoclip dirigido por Mark Yareham, con estilismo de Mariola, de Disruptive Pattern, “que intentó ser lo más vanguardista posible. Todo lo que engloba la canción y el videoclip tiene un aura avantgarde que caracteriza a la misma”.