“Hostal España”.

Riesgo, experimentación, lenguajes cinematográficos al margen de lo que dicta la norma, … así define el propio festival La Cabina (del 10 al 20 de noviembre) a su estimulante sección Amalgama. Doce mediometrajes la componen este año y todos se podrán ver en La Nau. Aquí los tienes:

Hostal España (Chus Domínguez, Inma Álvarez y las trabajadoras y residentes del Hostal España)

Chus Domínguez cuenta las historias que nadie cuenta. Y siempre intenta ir más allá. Estableciendo conexiones entre el relato, sus protagonistas y algún agente externo. En Hostal España, proyecto del que forma parte el LAAV_ (Laboratorio de Antropología Audiovisual Experimental), nos sumergimos en la pensión que da título al mediometraje, ” un modesto y céntrico establecimiento situado en la ciudad de León ocupado por personas mayores, muchas de ellas procedentes del abandonado entorno rural. En sus estancias, pasillos y comedor, las estaciones se suceden sin pausa para una comunidad que ha sido invitada a grabar su cotidianidad y participar así en la creación de una película que dé cuenta de otra posible forma de vida en la llamada tercera edad”.

Domicílio incerto (Davi Mello, Deborah Perrotta)

Davi Mello y Deborah Perrotta son cineastas y viven, respectivamente, en Sao Paulo y Turín. En Domicílio incerto, inspirados en el cuento Las preocupaciones de un padre de familia, incluido en el libro Un médico rural, de Franz Kafka, intercambian cartas en vídeo. La correspondecia la realizaron entre abril y julio de este año, con la intención de reflexionar sobre el efecto del aislamiento y la inminencia de los recuerdos como olvido.

Revelaciones (Juan Soto Taborda)

Los recuerdos actúan como pivote de Revelaciones, del colombiano Juan Soto Taborda. Como él mismo cuenta, “llamé a mi madre para hacerle una pregunta y la conversación resultó tener la estructura de una posible película. Al juntar sus palabras con unos materiales en 16mm y unos carretes de fotos viejos que un amigo cubano me había pedido revelar, las imágenes empezaron a arder y su ignición propició preguntas sobre qué son los recuerdos, cómo se archivan y se preservan, y cuáles se esfuman sin dejar huella”.

Rouler (Laure Protat)

La francesa Laura Protat acompañó a su hermano de 16 años, Maxence, al skatepark de Antibes, en la Riviera francesa. Mientras uno practicaba con su amigos, con el monopatín, ella grababa lo que sucedía, con la intención de “tratar de plasmar el enigma de la metamorfosis adolescente y los deseos íntimos que expresa”. Y el resultado es Rouler.

Being Sascha (Manuel Gübeli)

El suizo Manuel Gübeli es el perfil perfecto para definir lo que es Amalgama en un nombre. Sus trabajos resumen a la perfección esa inquietud audiovisual que recoge esta sección de La Cabina. En Being Sascha nos acercamos a alguien que no siempre se llamo Sascha. Pero ahora sí. “Sascha no se identifica como hombre o como mujer, sino como trans no binario. Una historia sobre lo que significa vivir en una sociedad que no te esperaba. Un vistazo a una vida que nos permite cuestionar nuestras propias categorías. Y una película sobre lo que significa ser uno mismo”.

Tendre (Isabel Pagliai)

Tendre, en palabras de la web del festival se desarrolla durante “un caluroso día de verano junto a un pequeño lago. Mia le pide a Hugo de 15 años que le cuente su historia de amor con Chaïnes. A pesar de su desgana, los recuerdos afloran a la superficie: tardes pasadas a la orilla del lago tratando de seducirla, el miedo que siente al declarar su amor, el tormento provocado por esta chica exuberante pero reservada que nunca muestra sus emociones. Los momentos de placer todavía duelen: tardes de empujones, caricias y, a veces, incluso peleando entre sí. La alegría de gritar, de insultarnos, de sentirse vivos. Y alrededor, como un coro, Mia y sus hermanos, que estaban aprendiendo a pescar esa temporada…”.

Back to 2069 (Elise Florenty, Marcel Türkowsky)

Back to 2069 es uno de los quince estrenos nacionales de la programación de este año de La Cabina. Elise Florenty y Marcel Türkowsky optan en el film por superponer las dos realidades que vive el protagonista al llegar a la isla de Lemnos para intentar rehacer su vida. “Dos tramas trágicas le atraparán: una del pasado, la traición del argonauta Filoktitis; la otra del futuro, la guerra distópica del videojuego Altis”.

Homeland Gone (Laura Lavinia)

“Una locura”. Así calificó Laura Lavinia, en una entrevista, su experiencia rodando a pie de calle Homeland Gone, un documental sobre Líbano a partir de las manifestaciones que se produjeron a finales del año pasado. Autogestionado, estuvieron allí cerca de un mes, sin un preguión estavlecido, simplemente queriendo comprender su realidad y la de sus habitantes y el motivo del estallido social.

Mes voix (Sonia Franco)

Más de tres años le costó a Sonia Franco hacer Mes voix, desde que conoció a su protagonista y decidió rodar este documental. De hecho, antes como previa al mismo, realizó una pequeña creación sonora de seis minutos. ¿La sinopsis de Mes voix? “Anissa no tiene más que amor apasionado e incondicional por su abuela Takia. Divide sus días entre el teatro, donde comparte historias familiares en el escenario, las visitas a Takia en su pequeño apartamento suburbano, y su vida como una parisina de treinta años, una vida que no comparte con su abuela”.

Reconstitution d’une scene de chase (Patricia Allio)

Reconstitution d’une scène de chasse explora el viaje fantástico de una caza donde la presa es una mujer, desde sus orígenes literarios y pictóricos hasta la representación de la fantasía. Haciendo a un lado las visiones estereotipadas del BDSM, la película nos sumerge en una historia, contada desde tres puntos de vista, de este vínculo inusual y de esta experiencia vanguardista representada dentro del ámbito del consentimiento”.

Wanderers (Evgenia Alexandrova)

Wanderers se trata de uno de los tres estrenos mundiales que se podrán ver en La Cabina (los otros son Domicílio incerto y Revelaciones, ambos en esta sección Amalagama). “En algún lugar del desierto rojo de Utah se encuentra la Estación de Investigación del Desierto de Marte. Esta instalación análoga espacial alberga grupos de científicos, investigadores y entusiastas del espacio. Cinco extraños se confinan deliberadamente durante dos semanas para experimentar la “vida marciana”. Terminan cuestionando no solo el futuro de la humanidad y la exploración espacial, sino también sus propios miedos y sueños”.

48 shaot im abba (Gal Dor)

48 shaot im abba se podría traducir como 48 horas con papá. Son las que la propia directora de este documental, Gal Dor, pasa con su progenitor, encarcelado por un crimen del que poco se nos informará. Un tribunal le otorga un permiso, por dos días, fuera de la prisión siempre que tenga alguien que lo acompañe. Su hija acepta y se lo lleva a casa. “Gal teme que pueda terminar siendo como su padre y decide utilizar los “encarcelamientos” para aprender a evitarlo. Con el uso de vídeos archivados, sus vidas pasadas y actuales se revelan a medida que la cámara documenta el desarrollo de su relación”.

 

La Cabina en Verlanga:

Almodóvar inaugura La Cabina con “La voz humana”

Gondry, Berlanga y Bong Joon-ho en los Inèdits de La Cabina

Capricornio Uno, restos de un tiempo que siguen aquí

La Cabina: las 12 películas de su Sección Oficial

Así es el cartel de La Cabina