“Off Season” (Henning Beckhoff).

Se acabó la Sección Oficial de La Cabina. Ayer se pudieron ver los tres últimos mediometrajes a competición. Una variopinta galería de seres humanos de lo más dispares fueron desfilando por la gran pantalla. Pero, ¿qué dirían ellos desde la misma si miraran al frente y vieran a toda la gente observándoles, fijamente, con una mascarilla en la cara? El ser humano es infinito y sorprendente y eso no hay pandemia ni películas que lo detengan.

Una cinta que arranca sonando At the Bottom of the Ocean, de Ezra Furman, solo puede ser buena. Si se tiene ese buen gusto para seleccionar la canción que abre el telón, este no puede desaparecer de golpe. Y así es. Hot Summer, del coreano (del Sur) Hojeong Kim, indaga en el microcosmos de dos aspirantes a escritores, para hablar de las relaciones humanas (amistad, envidia, humillación…). Al cineasta no le interesa lo que se sale del perímetro argumental que establece, ni siquiera qué une a Boko y Seung-hyun, personajes principales. La realidad que rezuma el mediometraje, cuando comen, cuando improvisan karaoke en casa, cuando escriben, cuando notan la decepción pincharles el estómago, es el mejor aliado para contar una historia que engloba muchas verdades de nuestro día a día.

Mords-Les, dirigida por Benoît Delépine y Gustave Kervern, son treinta y cinco minutos de maravillosa locura, un delirio fílmico con un mensaje tan rotundo como su puesta en escena. Brigitte Fontaine da vida a Diogenia, que se levanta de su tumba después de 20.000 años y vuelve a su Morlaix natal. Una especie de zombie sin filtro que arrasa allá por donde va, sea un cementerio, el recreo de un colegio, un mercadillo o el campo donde pacen unas vacas. Su personaje arremete contra todo, en una crítica feroz, donde no hay término medio, y en la que un esqueleto puede convertirse en el contertulio mudo ideal. Fontaine, con más aire terrenal que de performance, sin desdeñar los insultos, señala (sí, vale, de manera hiperbólica) algunos de los males de nuestra sociedad como el esclavismo tecnológico, al tiempo que se alinea con los que se saltan las normas. Todo eclosiona, como no podía ser de otra forma, en un final desorbitado, que tal vez sería más correcto decir fuera de órbita.

El alemán Henning Beckhoff da una lección muy interesante sobre el uso de la belleza en el cine en su película Off Season. Se vale de ella para filmar el desmoronamiento de un matrimonio. Están a punto de ser padres, y él le regala a ella unas vacaciones sorpresa en Sicilia. Que algo no carbura se intuye desde casi el primer instante, pero la cinta no tiene prisa en contarnos la descomposición. En una suerte de comparación botánica abandona a sus personajes para que se vayan pudriendo. Pero regalando al espectador encanto en lugar de mugre emocional. Hasta en los momentos de cierta violencia ocurre. Es también un film liberador, que acaba reivindicando las cosas pequeñas y rompe barreras frente a los desconocidos (bailando, visitando a sus familias, comiendo…) apostando por las relaciones personales y cercanas en oposición a la opulencia y el postureo, porque al fin y al cabo, todo lo que necesitamos es amor, o cariño, y eso no se encuentra en un hotel lujoso o en una comida con estupendas vistas.

Con estas tres producciones, La Cabina cierra la Sección Oficial de una edición marcada más por su alto nivel y los sold out que por la amenaza del covid. La cultura ha vuelto a ganar. Ahora solo falta saber el veredicto del jurado el próximo viernes. Nosotros no nos hemos podido resistir a elegir a nuestros favoritos:

Mejor Mediometraje Sección Oficial: My World in Yours

Mejor Dirección: Jenifer Malmqvist (My World in Yours)

Mejor interpretación principal: Ex aequo Hanine Smith y Amina Szecsödy Olsson (My World in Yours)

Mejor interpretación de reparto: Murat Erkek (An arabian night)

Mejor Dirección de arte: The Withering

Mejor Banda Sonora: Odil Bright y Hans Laguna (Aloma i Mila)

Mejor Diseño de Producción: The Withering

Mejor Guión: Arkadij Khaet y Merle Teresa Kirchhoff  (Masel Tov Cocktail)

Mejor Fotografía: Florian Brückner (Lychen 92)

 

La Cabina en Verlanga:

La Cabina Día 3. La ficción superando a la realidad

La Cabina Día 2. El fuego purifica (o no)

La Cabina Día 1. Dos en la carretera… de la vida

Fashion Films valencianos desde el front row de La Cabina

Los imprescindibles de La Cabina por Las Entendidas

Guía exprés del Festival La Cabina

Todo sobre Amalgama, el off del festival La Cabina

Almodóvar inaugura La Cabina con “La voz humana”

Gondry, Berlanga y Bong Joon-ho en los Inèdits de La Cabina

Capricornio Uno, restos de un tiempo que siguen aquí

La Cabina: las 12 películas de su Sección Oficial

Así es el cartel de La Cabina